Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Claves









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Los medios

 Generar una versión PDF de: (Los medios

Conflicto Argentina-Uruguay
Los medios "operan" y la culpa es nuestra...
Artículo de Página/12 y comentario IRW
Por El Equipo
Publicado digitalmente: 22 de julio de 2005

Comentario IRW
Artículo de ’Página/12’

Equipo de Investigaciones 'Rodolfo Walsh'Comentario IRW

En el día de hoy el matutino Pagina/12, en palabras del colega Martín Piqué, citó al desconocido “Equipo de Investigaciones Rodolfo Walsh” como el motor de un conflico que hubiese parecido que casi lleva a la guerra a la Argentina y a Uruguay, por el diferendo de la planta papelera que amenaza con contaminar las costas entrerrianas y al Río Paraná.

El propio Piqué destaca que la noticia “pasó inadvertida para los medios argentinos”, aunque admite que “causó cierto revuelo en Uruguay”, extraño para ser desconocido el medio periodístico en cuestión.

El eje del asunto, ya que este espacio no pretende tener vedetismo alguno, ratifica todo lo publicado por haber sido cotejado por diversas fuentes de información.

“Según esa increíble versión, la hipótesis del eventual conflicto armado”, dice el matutino, por lo que cabe aclarar: El mismo cable de la Agencia ANCLA cita que se comunicó con el Ministerio de Defensa y los responsables de prensa y relaciones con medios del ministro José Pampuro desmintieron la versión.

El mismo cable cita que ANCLA se comunicó también con el Ministerio de Relaciones Exteriores, a cargo de Rafael Bielsa, donde afirmaron desconocer cualquier orden de alerta por parte del Estado Mayor Conjunto.

El diario lacayo de Clarín y Boletín Oficial del Gobierno de la Nación a partir de la asunción del presidente Néstor Kirchner, de todos modos admite que “La información de ese diario fue relativizada por oficiales de la Armada ante una consulta de Asociated Press (AP)”, esto quiere decir, que una de las agencias de noticias más grandes del planeta vieron la información vertida por la “ignota” agencia de noticias, y como todo periodista sabe, “relativizada” no quiere decir “desmentida” .

De haber sido desmentida, ANCLA hubiese comunicado al Equipo de Investigaciones Rodolfo Walsh su falta de responsabilidad en el tratamiento de la información.

Lo que podría hacer Martín Piqué, es comunicarse entonces con el General Gustavo Enrique Calvi Meydac, jefe del Comando del II Cuerpo del Ejército, cito en la ciudad santafesina de Rosario, donde llamativamente nadie atiende el teléfono a partir de hoy, y la explicación que da el Estado Mayor Conjunto es que “todo el personal se encuentra de licencia”.

Llamativamente, al “ignoto” Equipo de Investigaciones Rodolfo Walsh, salió a responderle el Financial Times, un diario de importancia sensiblemente mayor que Página/12, por la presencia de efectivos militares estadounidenses en el Paraguay, lo que suscitó posteriormente declaraciones del propio canciller Rafael Bielsa.

Resulta no menos llamativo, que ante el supuesto carácter disparatado de la información, la Cancillería uruguaya haya extremado las medidas de seguridad en los cruces desde Entre Ríos, certificado esta mañana por casi todos los medios radiales, entre ellos Del Plata y Rivadavia.

No sólo ello, sino que la información de un medio “ignoto” fue reproducida por La República y El Telégrafo, de la hermana República del Uruguay haciéndose eco de la noticia, por lo que cabría analizar que todos los medios, tanto el Financial Times, como La República, Asociated Press y El Paysandú, son irresponsables que no verifican la información, salvo Página/12, y particularmente Martín Piqué, que suele informarse con la seria página de internet de Seprin, vinculada al delarruista Fernando De Santibáñes, titular de la SIDE entre 1999-2001.

Si la información hubiese sido falsa y emitida por una “ignota” agencia de noticias, ¿por qué entonces reacciona la cancillería uruguaya?, y no contenta con la respuesta de la embajada argentina en Montevideo, en la tarde de hoy ¿por qué se reunieron con urgencia el canciller Rafael Bielsa y su par uruguayo Reinaldo Gargano?.

Gargano, a la salida de la reunión con Bielsa, dijo que el encuentro fue amistoso y “muy cuidadoso”.

Página/12 bien podría comunicarse con el General de Brigada Alejandro José Beverina, jefe del III Cuerpo del Ejército, “Ejército del Norte”, que aunque también aducen licencia de personal para atender a la prensa, se encuentra en estado de alerta ante los ejercicios militares de Estados Unidos en el sur del Paraguay.

ANCLA en ningún momento señaló que el Ejército Argentino haya movilizado tropas, sino que se habían puesto en estado de alerta intermedio, según fuentes consultadas en el Estado Mayor Conjunto.

El medio que dijo que Argentina había movilizado efectivamente tropas fue La República del Uruguay, como cita Infobae esta mañana.

El jefe de la V División de Gendarmería, de la provincia de Entre Ríos, Héctor González, desmintió la movilización de tropas de modo oficial o extraoficial. El punto que esta fuente cita no responde al Ejército, sino al Ministerio del Interior, a cargo de Aníbal Fernández.

Parece que para Martín Piqué, las únicas “gargantas profundas” válidas son las que usa el colega Miguel Bonasso, de quien siempre confiamos, no sólo por su actitud con la profesión, sino también por su historia de coherencia militante, y cualquier periodista que se dedica a la investigación bien sabe que el contacto con miembros de servicios de inteligencia está lejos de las fantasías y extrañezas.

Por ello, esta tarde el mismo miembro de Inteligencia Militar ratificó desde Entre Ríos, que el II y III cuerpo están en estado de alerta intermedio por disposiciones de un procedimiento normal, el primero para servir de apoyo ante cualquier inconveniente civil, cuestión que tuvo repercusión concreta por parte de las fuerzas de seguridad uruguayas que extremaron las medidas de precausión temiendo el ingreso de explosivos para afectar la construcción de la planta de celulosa.

La misma fuente señaló que el III Cuerpo no se movilizó sino que se encuentra también en estado de alerta, esto es, preventivo, ante la movilización de tropas estadounidenses en el sur del Paraguay.

Por otra parte, cuatro fuentes militares consultadas esta tarde por el Equipo de Investigaciones Rodolfo Walsh admitieron que, en caso de movilización, el Ejército argentino no tiene combustible para mantenerse en ese estado por más de tres días.

Hace dos semanas, Página/12 reportó el ejercicio naval realizado por la Armada Argentina en las costas de Mar del Plata como parte de un operativo para preservar los recursos pesqueros nacionales, cuando no hace falta conocer a ninguna fuente de inteligencia para advertir que si del mismo ejercicio participan cuatro unidades navales estadounidenses, el ejercicio está más relacionado a la posible llegada de George Bush a la Cumbre de las Américas en noviembre próximo, que a preservar la pesca de merluza y calamares.

La artera intencionalidad de Página/12 de endilgar a ANCLA y al Equipo de Investigaciones Rodolfo Walsh afirmaciones jamás hechas (reiteramos que lo dicho fue “estado de alerta” y no “movilización de tropas”) apunta a desprestigiar el trabajo del medio en cuestión. Lo dicho en el cable de ANCLA, por no estar verificado al menos por tres fuentes, es en estado potencial, que “movilizarían” efectivos militares, lo cual en el mismo Ejército señalan como “de rutina” que las FF.AA. se apresten, pese al ajustado presupuesto de Defensa, ante cualquier tensión diplomática, sea ésta con Uruguay, Paraguay, Brasil, Bolivia o Chile.

Y en el caso que Martín Piqué tuviese razón, resulta un tanto extraño que ante una mentira hayan reaccionado la Cancillería de la República del Uruguay, la Embajada Argentina en Montevideo, la Cancillería de la República Argentina, Gendarmería, las FF.AA. del Uruguay, fuerzas de seguridad del Uruguay, y quitando del medio la credibilidad o no de ANCLA e IRW, Asociated Press, La República, Financial Times, El Telégrafo, Infobae, Página/12, Télam, etc...

Evidentemente es el primer caso de una reacción en cadena positiva ante una supuesta farsa, según Piqué.

El Equipo

El día en que Argentina estuvo a punto de ir a la guerra con Uruguay

Página/12 Sección: El País
por Martín Piqué.
Publicado: Viernes, 22 de Julio de 2005

Ante una versión de una agencia de noticias, reproducida en Uruguay, el gobierno argentino desmintió oficialmente que hubiera desplazado tropas hacia Entre Ríos por la disputa por las plantas de celulosa.

¿Habrá sido por episodios como la guerra del fútbol entre Honduras y El Salvador que América latina hizo famoso al realismo mágico? Seguramente sí. Pero la tradición por la desmesura y lo tragicómico no es cosa del pasado. Ayer, el Gobierno tuvo que desmentir que se estuviera preparando para una guerra con Uruguay. La desmentida partió de la embajada en Montevideo, a cargo de Hernán Patiño Meyer. La aclaración oficial respondía a un cable que publicó en su sitio de Internet una desconocida agencia de noticias -el Equipo de Investigaciones Rodolfo Walsh- que pasó inadvertido en los medios argentinos pero causó cierto revuelo en Uruguay. Con fecha del 20 de julio, el cable aseguraba que “fuentes del Estado Mayor Conjunto” habían puesto “en alerta intermedio al segundo y tercer cuerpo del Ejército a fines de trasladarlos a la provincia de Entre Ríos”. Según esa increíble versión, la hipótesis del eventual conflicto armado era la “escalada diplomática” que enfrenta a ambos países a causa de la instalación de las papeleras en las riberas del río Uruguay. La desmentida oficial tuvo un aire tragicómico. “La embajada argentina en la República Oriental del Uruguay se ve en el deber de desmentir categóricamente las versiones de prensa que dan cuenta de que el gobierno nacional hubiere puesto en alerta dos cuerpos de Ejército para trasladarlos a la provincia de Entre Ríos, ya que las mismas carecen de todo fundamento y racionalidad”, decía textualmente. La aclaración se difundió justo cuando el canciller uruguayo, Reinaldo Gargano, se encontraba de visita en Buenos Aires para asistir a una cumbre de cancilleres del Grupo Río.

La versión sobre el movimiento de tropas se instaló del otro lado del río a partir del cable firmado por la ignota agencia. Pertenece a una página digital que lleva el nombre de Walsh. La sigla de la agencia es Ancla (por Agencia de Noticias Cadena Latinoamericana), al igual que el proyecto que el escritor impulsó tras el golpe de Estado, en plena clandestinidad. Ese mismo día, el diario uruguayo El Telégrafo, de Paysandú, afirmó que en el puente internacional se estaban aplicando “severos controles en los ingresos de mercaderías”. La información de ese diario fue relativizada por oficiales de la Armada ante una consulta de Asociated Press (AP).

Los contrapuntos -la mayoría desmentidos- alimentaron una preocupación real, existente, por la instalación de plantas de celulosa en el margen derecho del río Uruguay. El tema se convirtió en un obstáculo para la relación entre ambos países: ayer, la Cancillería argentina aclaró a través de un comunicado que “las acciones del Gobierno” en este asunto “tienen como objetivo la preservación del ecosistema”. “Estas acciones en modo alguno pueden ser interpretadas como medidas dirigidas a obstaculizar las inversiones, la generación de empleo y el desarrollo de la hermana República del Uruguay”, decía textualmente el comunicado. La aclaración se refería a las gestiones de la Argentina ante los organismos multilaterales, que generaron mucha repercusión en Uruguay. Según esas informaciones, el Gobierno presionó para que se paralizaran algunos créditos del Banco Mundial que estaban bastante avanzados.

Con todos estos antecedentes, Bielsa se reunió con Gargano cara a cara. Hoy podrían encontrarse de nuevo. El asunto generó rispideces impensadas entre ambos gobiernos. Los entrerrianos de Gualeguaychú protestaron con pancartas frente al Sheraton Pilar. Querían entregarle un petitorio al canciller uruguayo en el que le reclamaban a Tabaré Vázquez que se comprometiera a revocar la autorización para que se instalen las papeleras “si se corrobora que habrá daños” en la cuenca del río.

. Claves
. . El embrollo del TLC
. . Estados Unidos abre nueva base militar en Colombia
. . Colombia: Otro pupitrazo del gobierno en el Senado para aprobar el TLC
. . Campaña de Reporteros Sin Frontera contra Venezuela
. . Estados Unidos y su marcha sobre Moscú
. Ir a la sección: Claves

Investigaciones Rodolfo Walsh