Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Dossiers > América Latina > Venezuela









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (La oposición venezolana se cava su propia fosa )

 Generar una versión PDF de: (La oposición venezolana se cava su propia fosa )

La oposición venezolana se cava su propia fosa
Por Niko Schvarz
Publicado digitalmente: 26 de agosto de 2004

Después de haber perdido el referéndum por cifras arrasadoras, en un proceso cuya limpidez ha sido confirmada por observadores internacionales y por el mundo entero, la oposición venezolana reclamó una nueva auditoría; y cuando esto se acordó, resolvió no participar y desconocer sus resultados, lo que ha concitado una repulsa universal.
Anuncian además que esta semana plantearán nuevas exigencias. En realidad, lo que buscan es impedir la realización de las elecciones regionales y municipales del 26 de setiembre, previendo que van a resultar arrollados, y provocar una crisis institucional y el derrocamiento del presidente, a pesar de que resultó confirmado por una marejada de votos.

Perdida la chaveta
Luego del papelón que hicieron los voceros del monopolio mediático ante el rector del CNE Jorge Rodríguez, la CNN abrió un espacio desusado al líder opositor Enrique Mendoza. Fue uno de los espectáculos más lastimosos que he visto en mi vida.
Abocado a la tarea imposible de inventar acusaciones contra un proceso que tuvo todas las garantías imaginables, farfullaba frases inconexas, sumiendo en la perplejidad y el desconcierto a la corresponsal. Apenas atinó a repetir a guisa de argumento que en tres mesas se había dado el mismo resultado por el Sí.
Esto ya lo había contestado el rector Rodríguez, diciendo que quien alegara este hecho como prueba de ilegalidad sería bochado en un examen del primer semestre de Estadística, ya que es perfectamente posible.
No respondió por qué la oposición no participaba en la auditoría que había solicitado. En cambio anunció que la semana próxima presentarán nuevas impugnaciones y nuevas pruebas.
Un diario de la contra dice que "ya se encontrarán las pruebas". Están como los yankis con las armas de destrucción masiva en Irak. Hasta ahora no encontraron ninguna (ni armas allá, ni ilegalidades aquí).
De paso sea dicho, los datos de la auditoría, hasta este momento, confirman la corrección absoluta del proceso referendario. Una prueba más de la corrección de los procederes, hasta el extremo: los observadores del Centro Carter y la OEA se quedaron junto a las cajas que contenían los votos de las 150 mesas electorales escogidas al azar para su traslado desde las guarniciones, ubicadas en 22 estados, hacia Caracas; y donde no se pudieron trasladar las cajas en la noche del miércoles, durmieron junto a las mismas para que no hubiera posibilidad alguna de manipulación.
La oposición ha perdido la chaveta. El martes Carter fue abucheado con gran estruendo en un restaurante de lujo, y debió ser retirado por la seguridad. Voceros opositores vociferan contra Carter y Gaviria y alegan que el propio Bush los vendió.

Buscan derrocar a Chávez
Pero van más allá. En el diario El Universal del viernes 20 desnudan su plan completo, que consiste en lo siguiente: reclamar que el Centro Carter y la OEA se retracten de su apoyo al dictamen del CNE, y que se realice de nuevo el referéndum revocatorio.
Sí, leyeron bien: reclaman que todo empiece de nuevo. Algo semejante no se vio nunca. De lo contrario, amenazan con producir "una crisis político-institucional de gran magnitud que conduzca a la renuncia forzada o al derrocamiento del Presidente".
Como lo primero está excluido, y más aún después de haber obtenido el respaldo popular en las urnas, lo que la oposición está colocando una vez más en el orden del día, de manera desembozada, es el golpe de Estado.
Esto está condimentado con los otros puntos de la propuesta: renuncia de los rectores Zamora y Mejías al CNE, retiro de los diputados opositores a la Asamblea Nacional y de sus magistrados al TSJ, retiro colectivo de todos los candidatos de oposición a gobernaciones y alcaldías, "todo lo cual debe ocurrir ­agrega- en un marco de intensa protesta popular".

O sea, las guarimbas a todo trapo.
En su conclusión la propuesta delinea lo que le espera a la oposición si no aplica el plan golpista: 9 diputados opositores serán revocados, se afirmará la mayoría oficialista en la Asamblea Nacional, serán condenados dirigentes y militares detenidos (los que están siendo enjuiciados por complicidad con los paramilitares colombianos invasores) y los partidos oficialistas arrasarán en las próximas elecciones regionales.

Las elecciones regionales
Esto último es la madre del borrego. En lo inmediato, la oposición (dividida y entrecruzada por latigazos mutuos) quiere envenenar el clima para impedir que dentro de cinco semanas se realicen las elecciones de gobernadores y alcaldes, en las que arriesgan perder lo poco que les va quedando.
No se olvide que el No triunfó en 22 de los 24 estados, en varios por más del setenta por ciento, y perdió apenas en dos, por pocos votos.


LA REPUBLICA de Uruguay - 22 de Agosto de 2004
. Venezuela
. . Hugo Chávez: "Esta es una victoria gigantesca"
. . El mensaje de la revolución bolivariana
. . Y Chávez se quedó
. . Un pueblo que encontró un líder
. . Venezuela: derrota de la mediocracia
. Ir a la sección: Venezuela

Investigaciones Rodolfo Walsh