Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Claves









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Chávez está siguiendo la trayectoria populista de Perón)

 Generar una versión PDF de: (Chávez está siguiendo la trayectoria populista de Perón)

Traducción Exclusiva de IRW de artículo aparecido en el Financial Times
Chávez está siguiendo la trayectoria populista de Perón
Según el diario financiero británico mismo venciendo, Chávez no va a hacer la revolción. Evidentes temores en la city londinense.
Por Richard Lapper
Publicado digitalmente: 31 de agosto de 2004
En el siguiente artículo el Financial Times expresa implícitamente sus temores e intenta dar un justificativo de la derrota de la oposición a Chávez en la propia dinámica del capitalismo y no en los aciertos de la política popular del presidente venezolano.
De hecho define como “populistas” dichas políticas y expresa sus miedos con respecto al posible “contagio” de las mismas a otros países de la región. Pareciera que el autor de la nota está muy preocupado con el destino de los superávits (gasto social y no pago de deudas ilegales e ilegítimas) y con la falta de necesidad de endeudamiento por parte de los gobiernos, lo que limitaría el flujo de exedentes de capital de los países centrales a la región.
En algunos párrafos la nota cae en flagrantes contradicciones.
Finalmente busca “contradicciones” internas, apelando a categorías como “reformista” y “revolucionario”, intentando contraponer las figuras del Che y Simón Bolivar a la de Perón.
Para analizar: la variación del discurso imperialista antes y después del referéndum.
Comentario de IRW

Para algunos de sus opositores derrotados, el triunfo del presidente Hugo Chávez en el referéndum Venezolano de este mes significa un desastre que, según ellos, llevará a la creación de un

Estado policial al mas puro estilo cubano, dispuesto a exportar la revolución para toda América

Latina. Ya para sus sustentadores de izquierda mas utópicos, el resultado dio un pesado golpe contra el "imperialismo norte-americano".

O, conforme dijo recientemente el pensador marxista Heinz Dieterich, que reside en México: "La revolución bolivariana y su presidente se convirtieron en una innegable vanguardia del proceso de liberación antiimperialista".

Pero la realidad es mas prosaica. La victoria de Chávez —que, según observadores internacionales fue limpia — es importante y podrá tener un impacto en América Latina, pero no porque Chávez esté a punto de exportar una revolución como hizo Cuba en los años 60, o Simón Bolívar, el héroe aventurero del presidente venezolano, en el inicio de siglo 19.

En vez de eso, con sus populares políticas sociales financiadas por el excedente financiero derivado del aumento de los precios del petróleo, Chávez puede haber señalado el renacimiento de una tradición populista latino-americana que tal vez haya sido mejor ejemplificada por el General Juan Perón y Eva, su carismática mujer, en Argentina en el final de los años 40.

Algunos economistas ya están previendo que la demanda china y asiática va a generar una explosión de los precios del petróleo que posibilitará a otros gobiernos copiar aspectos del enfoque de Chávez. Mucho de lo que Chávez ha hecho desde su primera victoria electoral en 1998 se basa en la riqueza derivada del petróleo.

Tres cuartos de la recaudación de su país son obtenidos con la exportación de petróleo, de manera que el aumento del precio del producto para el nivel mas alto en dos décadas restauró el dinamismo en una economía que dos años atrás naufragó en la peor crisis de su historia reciente.

Venezuela posee abundantes reservas de moneda extranjera, el consumo está en alta y el gobierno dispone de fondos para gastar con proyectos sociales.

Por otro lado, el apoyo cubano, ofrecido a cambio de petróleo barato, es un factor esencial para el suceso de Chávez. Durante los tres primeros años del período de cinco años y medio en que Chávez está en el poder, las tentativas de promover reformas sociales fueron marcadas por la ineficiencia o fueron saboteadas por los sospechosos intereses característicos del hipertrofiado sector público del país.

Pero, desde el año pasado Chávez trajo para Venezuela cerca de 17 mil médicos cubanos, dentistas y millares de profesores. Ese apoyo cubano se constituyó en un sistema de asistencia social que pudo ser automáticamente implantado y cuya popularidad fue ampliamente subestimada por la oposición venezolana.

Entre los pobres, por lo menos, una sensación de bienestar hizo crecer la popularidad de Chávez en las semanas que antecedieron al plebiscito y —en un país donde los índices de abstención electoral son tradicionalmente altos— estimuló un número de electores mayor de lo común a comparecer en las urnas.

Ahora el triunfo deberá consolidar a Chávez en el gobierno hasta el final de su mandato en 2006.

Mientras tanto, su capacidad de implementar políticas mas radicales será limitada. La presión internacional, especialmente de Brasil, fue fundamental para hacerlo aceptar las demandas de la oposición por un plebiscito, y podrían ahora inhibir cualquier intento de su parte para amordazar la prensa u obstaculizar otras libertades.

Además, mas allá de que haya ocasionalmente amenazado interrumpir la venta de petróleo a los Estados Unidos, Chávez continua dependiendo bastante del mercado norte-americano. Él difícilmente implementaría dicha amenaza, ya que ésta lo privaría de los fondos necesarios para sus políticas sociales.

Los precios del petróleo no permanecerán para siempre en los altos niveles actuales y Venezuela precisará gastar con prudencia esa renta extra. Aparte de eso, Chávez precisa mantener las empresas extranjeras a su lado, pues la productividad de la industria del petróleo ya está en declive y las inversiones de esas empresas son la mayor esperanza de contornear ese problema. Por otro lado, otros políticos de izquierda analizarán atentamente la popularidad de los programas sociales de Chávez.

Ellos no pueden ser fácilmente reproducidos porque ningún otro gobierno de la región posee una riqueza petrolífera comparable a la da Venezuela. Y Castro tampoco será capaz de proveer un apoyo tan generoso a todos. Actualmente, casi un cuarto de los médicos cubanos ya están trabajando en Venezuela.

Mientras tanto, varios países comenzaron a beneficiarse de sus ventajas comparativas como productores de metales, granos y otras materias primas, y los elevados precios del año pasado ayudaron a América Latina a registrar un superávit monetario por primera vez en medio siglo.

Si esa tendencia se mantuviese, líderes como Néstor Kirchner, de Argentina, podrán contar con fondos para invertir en proyectos sociales así como los elevados precios del petróleo ayudaron a Chávez y, en el pasado, el valor elevado de los granos auxiliaron a Eva Perón a tornarse la "Madonna de las Américas" para los pobres argentinos.

Por una serie de motivos, Venezuela es un caso especial, pero si el ex-paracaidista de hombros anchos de Caracas siguiera los pasos de algún líder latino-americano, esos pasos serían los de Perón, y no los del Che Guevara o Simón Bolívar.


© Richard Lapper
En Londres
Traducción Exclusiva para el Equipo de Investigaciones ’Rodolfo Walsh’
. Claves
. . El embrollo del TLC
. . Estados Unidos abre nueva base militar en Colombia
. . Colombia: Otro pupitrazo del gobierno en el Senado para aprobar el TLC
. . Campaña de Reporteros Sin Frontera contra Venezuela
. . Estados Unidos y su marcha sobre Moscú
. Ir a la sección: Claves

Investigaciones Rodolfo Walsh