Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Claves









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Las dos caras de la moneda)

 Generar una versión PDF de: (Las dos caras de la moneda)


ARTÍCULOS AFINES

 El Imperio Contraataca (1)
 El Imperio Contraataca (2)
 El Vuelo del Águila
 Cuando EE.UU. estuvo por invadir la Triple Frontera
 El Informe Kissinger - NSSM 200
 Una fuerza multinacional para defender el Canal de Panamá
 EE.UU. en Ecuador: la mudanza de la escuela de Panamá
 América Latina en la mira del Pentágono
 Designa Bush a Rice nueva secretaria de Estado
 Asesinan al jefe de la policía de Bagdad
 Aprendiendo de Vietnam
 Hugo Chávez responsabiliza a Estados Unidos sobre cualquier atentado que sufra
 ¿Vuelven las relaciones carnales?
 Nueva Base del Comando Sur de EE.UU. en el Corazón de Suramérica
 Estados Unidos: Marines en Paraguay
 Guarda con el tigre
 Tigres de Acero vs. Tigre de Papel
 Lo que se pactó y no se redactó en Caracas
 Condenado Ortega, huyen las ratas del barco
 2006: Año decisivo para la Revolución Bolivariana
 Estados Unidos busca romper el Bloque Sudamericano desde los eslabones más débiles
 Los locos de adentro y la locura de afuera
 Lo bueno y lo malo de la Revolución Bolivariana
 Colores
 Mediocres alumnos de Dan Mitrione por las calles de Irak
 Tiempos de definiciones
 Fidel: un Hombre contra el Imperio (venció el Hombre)
 Acuerdos bilaterales o multilaterales
 Hugo Chávez inició campaña a 10 meses del proceso electoral
 El Liberalismo o el egoísmo como móvil de la actividad humana
 Se legitima el modelo neocolonial de la Republiqueta Sojera
 Construyendo el ALBA desde los pueblos
 La -prensa seria- y la seriedad de una Revolución
 La oportunidad de las tres puertas
 Populismo
 Usamérica quiere instalar una base militar en República Dominicana
 La menemización de Tabaré Vázquez: Ahora se abre de Chávez y Telesur
 Hugo Chávez sobre la Guerra Mediática
 Chávez y Tabaré: Más Mercosur, muerte al ALCA
 ¿Información, desinformación o qué?


Ecuador y Haití
Las dos caras de la moneda
Por Mónica Alvarez
Publicado digitalmente: 15 de marzo de 2004
(Estocolmo - Corresponsal) Ecuador es un uno de los países más pequeños de Sudamérica; al igual que todos los otros del continente sufre las consecuencias del neoliberalismo y de las políticas de globalización. Además de compartir con Perú y Colombia un área extensa de la selva amazónica, su enclave geográfico cumple hoy un papel importante dentro de los proyectos de defensa de los intereses del imperio en esa región del continente.
Pese a sus riquezas naturales (petróleo, riquezas marinas y una superficie agrícola suficiente), Ecuador es un país dependiente, estancado y con una pobreza generalizada gracias a 30 años de políticas globalizadoras.
El 21 de enero de 2000 el movimiento indígena cree iniciar un camino hacia la integración de los excluidos al rebelarse, desconocer al Estado y junto al Partido Sociedad Patriótica (PSP) del actual presidente, ex Coronel del Ejército Lucio Gutiérrez, formar parte del gobierno de “Salvación Nacional”. El PSP es de estructura militar, integrado por militares en función o retirados. Entonces, qué es lo que lleva al movimiento indígena a aliarse con el símbolo de la represión y defensa de la oligarquía. La respuesta está en la asonada de junio de 1990 cuando los militares emprenden medidas desarrollistas dirigidas a la población indígena, base de un pacto indígena militar. Esta interlocución política a lo largo de 1999 se cristalizó en el golpe indígena militar del 21 de Enero. En 1986 el movimiento indígena ecuatoriano crea la Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE) con un programa político y económico caracterizado por la autonomía e integración, con un Estado multinacional que reconozca los derechos políticos de las nueve nacionalidades del país.
En enero de 2001, las movilizaciones articulan un amplio programa de oposición al ajuste estructural y culminan con Gutiérrez como presidente. A lo largo de 2003 la promesa se convirtió de estafa en traición. De la mano del FMI, más las presiones de EEUU luego que se negara a participar en los ejercicios militares acordados, ha dado la espalda a su plataforma electoral, aliándose con éstos en el hambre de su pueblo e involucrando a Ecuador en el Plan Colombia, permitiendo centros de acopio por parte del Comando Sur estadounidense en tres puntos del territorio: en Guayas (Pacífico), en Azuay (Andes) y en Sucumbios (frontera con el departamento de Putumayo, Colombia, controlado por las FARC).
La primera consecuencia directa de este acuerdo ha sido la detención del dirigente colombiano Simón Trinidad en Quito y su posterior entrega al gobierno de Uribe; en lo interno, intento de asesinato al presidente de la CONAIE, Leonidas Iza y amenazas a los habitantes de la zona amazónica, en una clara aplicación de las medidas proteccionistas que exige el Imperio para garantizar el libre acceso a las riquezas pese a la resistencia del pueblo. Manta y Sucumbios serán las cabeceras que permitirán el acceso para establecer en Colombia el polígono de EEUU.
Plantado en otro mar, otro minúsculo país, Haití, es invadido por los marines en los primeros días de marzo, cumpliendo una nueva etapa de la escalada de la militarización de la zona y, confirmando una vez más su impunidad internacional, secuestrando a su ex aliado, Jean-Bertrand Aristide, para confinarlo en la República Central de Africa, colonia encubierta de Francia. Esta vez, el accionar de EEUU tiene como socio a otro miembro de la Unión Europea, Francia, que sigue vengando así, la pérdida de su colonia antillana y demostrando que no hay diferencias dentro del imperialismo. Haití es hoy el país más pobre de Occidente, pero fue en su momento la colonia más rica. Su independencia en 1804, junto a los vientos emancipadores, nunca le fue perdonada por instaurar la primer República negra en el mundo con la burguesía terrateniente y comercial en el poder. De hecho, pocos países la reconocían diplomáticamente, debido a su condición de ex-esclavos, contribuyendo al aislamiento. Francia le exigió el pago de compensaciones por independizarse, pago que terminó de efectuarse en 1922; este gravamen generó numerosas revueltas populares y terminó empobreciendo y debilitando al país. Estados Unidos le impuso sanciones por largo tiempo logrando invadir Haití en 1915 aprovechando una de tales rebeliones so pretexto de salvaguardar a ciudadanos americanos. Utiliza la represión a la resistencia armada que deja un saldo de 13.000 muertos y se adueña de plantaciones y del comercio, como forma de control económico, que mantiene al retirarse en 1934.
François Duvalier, el tristemente célebre Papá Doc, asume el gobierno en 1957 con cierta base social con el discurso de defender la “negritud” frente a la oligarquía mulata; pero hace lo contrario a medida que llena sus bolsillos. Así establece una dictadura hereditaria, que a su muerte en 1971, la asume su hijo, Baby Doc; el grupo paramilitar de los tontons macoutes es el encargado de la represión de los disidentes a cambio del 40% del erario público. EE.UU apoya estas dictaduras. En 1986, la dinastía duvalierista llega a su fin, Baby Doc huye llevándose la casi totalidad de las reservas del país y le siguen una serie de gobiernos sin peso propio. La Iglesia se transforma en la oposición del régimen militar y en 1991, el ex-cura, Jean-Bertrand Aristide, gana las elecciones con el 65% de los votos y establece un gobierno reformista que va en contra de los intereses de los parásitos tontons macoutes. Éstos terminan levantándose y reemplazando a Aristide por Raoul Cedras.
El desgobierno que no ha molestado al Imperio hasta ese momento empieza a entorpecer el buen desarrollo económico y EE.UU. decide intervenir aliándose con Aristide, quien a la pregunta de por qué no es más duro con EEUU responde que son al mismo tiempo amigos. El enigma se resuelve cuando abandona su programa reformista para servir a los intereses de sus benefactores. Desgastada su gestión y con el 80% de la población por debajo del nivel de pobreza, es hora de su reemplazo. En un nuevo supuesto apoyo a la democracia se arma y financia a la oposición, no a la Plataforma Democrática que no tiene fuerza y donde se encuentran otrora partidarios de Aristide hoy decepcionados por su vuelco a la derecha, sino a las bandas armadas, entre ellas Frente de Resistencia Revolucionaria de Artibonite, ex-fuerzas del gobierno y el Frente para el Avance y Progreso de Haití (FRAPH), organización paramilitar de Cedras.
Después de quince días, con la llegada de los marines que no intervienen pese a los pedidos deAristides sino hasta que los rebeldes toman casi todo el país, se anuncia una fuerza de paz, bienvenida por los rebeldes, encabezados por Guy Philippe. Pero en ese período se ha posibilitado la nueva ocupación de Haití, desde donde se podrá establecer una nueva base que facilite la defensa de la democracia. Será también otra cabecera de ataque hacia las costas caribeñas venezolanas y el otro brazo de la pinza.
. Claves
. . El embrollo del TLC
. . Estados Unidos abre nueva base militar en Colombia
. . Colombia: Otro pupitrazo del gobierno en el Senado para aprobar el TLC
. . Campaña de Reporteros Sin Frontera contra Venezuela
. . Estados Unidos y su marcha sobre Moscú
. Ir a la sección: Claves

Investigaciones Rodolfo Walsh