Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Claves









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Sierra Grande en la mira chino-japonesa)

 Generar una versión PDF de: (Sierra Grande en la mira chino-japonesa)



Minería: cinco siglos igual
Sierra Grande en la mira chino-japonesa
Por Gabriel Martin
Publicado digitalmente: 17 de septiembre de 2004

El 15 de septiembre de 2004 trascendió desde los pasillos de la Secretaría de Minería, que un holding japonés, asociado a una empresa China, buscarían hacerse con los recursos que yacen bajo el subsuelo del complejo minero de Sierra Grande, Río Negro. En la edición Nº 8 de Investigaciones Rodolfo Walsh, denunciamos la situación de saqueo que, instaurado por Videla y Martínez de Hoz, el menemismo y su corte “noventista” decidió profundizar a límites escandalosos. Resulta al menos contradictorio el discurso oficial sobre los recursos naturales de nuestro país: por un lado, se impulsa la creación de Enarsa, que de existir voluntad política, sería el primer paso para recuperar algo de la soberanía perdida; pero en sentido contrario, Ernesto Urcera, presidente de Hiparsa (Hierro Patagónico Rionegrino SA), se pronuncia alegre ante los medios por el avance de las tratativas para la concesión del complejo minero de Sierra Grande a la empresa privada china A Grade Trading Ltd. En la investigación “Cinco Siglos Igual”, dimos cuenta del desastre que el menemismo dejó en Sierra Grande, donde prometió la “revolución productiva” y sólo involucionó con desempleo. El complejo minero de Sierra Grande es la reserva de hierro más grande de Latinoamérica, con 96 kilómetros de túneles, ha sido explotado apenas en un 20 por ciento. Especialistas en extracción de minerales, señalaron ante la consulta de IRW, que en los yacimientos de hierro, colateralmente se puede extraer fósforo y cobalto, este último, mineral esencial para la producción de armamento nuclear.
En esa misma investigación, se destacó que desde 1998, capitales japoneses quieren hacerse con el complejo rionegrino, pero luego de la Segunda Guerra Mundial, todo desarrollo que pueda posibilitar un avance militar está vedado, y el ingreso detrás de un consorcio chino, de capitales privados y anónimos, serían la forma de saltar la norma impuesta por las potencias triunfantes en 1945.
Tampoco puede pasarse por alto que China es la potencia económica y militar que pondrá, n las próximas décadas, en jaque a la posición hegemónica de Estados Unidos, donde ya en 1901, el senador Adams señaló que EE.UU. debía avanzar sobre los recursos naturales y materias prima antes que sus competidores para consolidar una posición dominante. No sería extraño entonces una reacción estadounidense, con una contraoferta por el complejo minero.
Pero más allá de la geopolítica en la cual Argentina se encuentra en los márgenes de la periferia, hay un dato clave: la inversión para poner en marcha la mina de hierro de Sierra Grande que haría el consorcio chino-japonés, es de apenas 22 millones de dólares, y quedarían, bajo la legislación vigente, exentos de casi todo tributo bajo el pargagüas de la “creación de empleo”.
De avanzar y prosperar las negociaciones (prosperar hacia capitales extranjeros), la responsabilidad directa de esta nueva entrega será del actual gobierno nacional. En semejante situación crítica, es el Estado quién debe hacerse cargo de la inversión y puesta en marcha de uno de los yacimientos de hierro más ricos del mundo, para revitalizar la región, revivir al pueblo de Sierra Grande y explotar los recursos en beneficio del pueblo argentino.


ARTÍCULO FUENTE: [1]

15.09.2004 | El País - Clarín

UNA INVERSION DE 22 MILLONES DE DOLARES
Empresarios chinos y japoneses, interesados en la ex Hipasam
Es la mina de hierro de Río Negro, con grandes reservas y actualmente cerrada.

Natalia Muscatelli

El pueblo de Sierra Grande, que sufrió hace más de una década el cierre de su principal fuente de trabajo, el yacimiento de hierro de Hipasam, está recobrando la esperanza. Sus habitantes saben que empresarios chinos están analizando seriamente invertir en ese lugar y reabrir la mina.

Desde hace varios meses, el yacimiento rionegrino, se puso en la mira de empresarios chinos y japoneses. Pero, las negociaciones más firmes hasta ahora, las lleva A Grade Traiding Ltd, una empresa china, de capitales privados. La semana pasada, los directores de lo que hoy es Hiparsa (Hierro Patagónico Rionegrino, una sociedad anónima de capitales mayoritariamente provinciales) se reunieron con representantes de la firma oriental para avanzar en las tratativas.

Según comentó a Clarín, Ernesto Urcera, presidente de Hiparsa, "las posibilidades de volver a poner en funcionamiento la mina son grandes porque las condiciones del yacimiento son muy buenas. Sólo es necesaria la decisión política y una inversión interesante", dijo sin precisar montos.

Los potenciales inversores están estudiando todo minuciosamente: pidieron planos de geología y todo el material vinculado con el recurso. Y, según trascendió, este mes, presentarían su iniciativa al Gobierno provincial para que inicie el concurso.

En el año 2000, ya se había abierto una licitación pero nadie se presentó, y se declaró desierta, contaron en la Secretaría de Minería. Ahora, las condiciones del negocio cambiaron. Después de la devaluación, el tipo de cambio hizo más barata la extracción para los extranjeros, el precio del hierro está en alza y China tiene serias deficiencias de minerales. Su extenso territorio, sólo concentra el 8% de la minería mundial. Por eso, sus empresas están tomando posiciones en los países productores.

La situación, entonces, reanimó el interés de la empresa china, que -en una primera etapa- invertiría unos 22 millones de dólares. Esa inversión apuntaría a modernizar los hornos de pelletización de hierro ubicados en Punta Colorada. Se calcula que las reservas de Hiparsa oscilan entre los 250 y los 300 millones de toneladas de hierro.

Pero los chinos no sólo piensan en la ex Hipasam. También vinieron delegaciones de ejecutivos entusiasmados en áreas mineras de las provincias de Catamarca, Santa Cruz y San Juan. Y aparentemente, la avidez de los empresarios asiáticos es tal, que tampoco ven un obstáculo en los conflictos comunitarios que enfrentan las mineras por la posible contaminación ambiental.


NOTAS:

[1] Publicado originalmente en el diario Clarín del 15/09/2004 "Empresarios chinos y japoneses, interesados en la ex Hipasam". Por Natalia Muscatelli

. Claves
. . El embrollo del TLC
. . Estados Unidos abre nueva base militar en Colombia
. . Colombia: Otro pupitrazo del gobierno en el Senado para aprobar el TLC
. . Campaña de Reporteros Sin Frontera contra Venezuela
. . Estados Unidos y su marcha sobre Moscú
. Ir a la sección: Claves

Investigaciones Rodolfo Walsh