Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Opiniones









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Tiempos de definiciones)

 Generar una versión PDF de: (Tiempos de definiciones)


ARTÍCULOS AFINES

 El Imperio Contraataca (1)
 El Imperio Contraataca (2)
 El Vuelo del Águila
 Cuando EE.UU. estuvo por invadir la Triple Frontera
 El Informe Kissinger - NSSM 200
 Una fuerza multinacional para defender el Canal de Panamá
 EE.UU. en Ecuador: la mudanza de la escuela de Panamá
 Las dos caras de la moneda
 América Latina en la mira del Pentágono
 Designa Bush a Rice nueva secretaria de Estado
 Asesinan al jefe de la policía de Bagdad
 Aprendiendo de Vietnam
 Hugo Chávez responsabiliza a Estados Unidos sobre cualquier atentado que sufra
 ¿Vuelven las relaciones carnales?
 Nueva Base del Comando Sur de EE.UU. en el Corazón de Suramérica
 Estados Unidos: Marines en Paraguay
 Guarda con el tigre
 Tigres de Acero vs. Tigre de Papel
 Lo que se pactó y no se redactó en Caracas
 Condenado Ortega, huyen las ratas del barco
 2006: Año decisivo para la Revolución Bolivariana
 Estados Unidos busca romper el Bloque Sudamericano desde los eslabones más débiles
 Los locos de adentro y la locura de afuera
 Lo bueno y lo malo de la Revolución Bolivariana
 Colores
 Mediocres alumnos de Dan Mitrione por las calles de Irak
 Fidel: un Hombre contra el Imperio (venció el Hombre)
 Acuerdos bilaterales o multilaterales
 Hugo Chávez inició campaña a 10 meses del proceso electoral
 El Liberalismo o el egoísmo como móvil de la actividad humana
 Se legitima el modelo neocolonial de la Republiqueta Sojera
 Construyendo el ALBA desde los pueblos
 La -prensa seria- y la seriedad de una Revolución
 La oportunidad de las tres puertas
 Populismo
 Usamérica quiere instalar una base militar en República Dominicana
 La menemización de Tabaré Vázquez: Ahora se abre de Chávez y Telesur
 Hugo Chávez sobre la Guerra Mediática
 Chávez y Tabaré: Más Mercosur, muerte al ALCA
 ¿Información, desinformación o qué?


Kirchner y Sudamérica
Tiempos de definiciones
Por Gabriel Martin
Publicado digitalmente: 26 de enero de 2006
El reciente triunfo y flamante asunción al gobierno de Bolivia del líder Evo Morales pone en evidencia lecturas que impactan directamente sobre la situación política en la Argentina de Néstor Kirchner.
Haciendo un breve repaso, apenas se impuso en las elecciones, mientras la tilinguería mediática discutía lo impropio que era que un indígena como Evo no estuviese vestido con impecable Armani de U$S 2.500 cual camaleón sudaca que quiere caer bien al poder central, el aymará devenido en presidente de los bolivianos emprendió una giran agitadísima donde fue directamente a Venezuela, Cuba, España y Francia con un breve paso por Argentina antes de asumir el mando.
El primer tramo tiene la importancia de un simbolismo fuerte, pero sin dobleces. La izquierda vernácula desconfía de Chávez y su “Socialismo Siglo XXI”, porque mantiene contradicciones, como venderle petróleo a los Estados Unidos. Punto 1: los niños venezolanos necesitan leche, y no la pueden sustituir por un brazo de crudo, ni siquiera destilado especial; Punto 2 y fundamental: la principal confrontación de Chávez con el Imperio estadounidense es política. El venezolano puso el acento sobre las íes, y a la voracidad globalizadora le volvió a poner la chapa de “imperialismo”, y a la prepotencia de los Estados Unidos, que se autoproclama “democracia” la señaló como “imperio”. No inventó nada, esto siempre fue así y se encargó de sostenerlo luego de infinitas claudicaciones el presidente cubano Fidel Castro.
Evo Morales arribó a Caracas para anunciar “me sumo a Chávez y a la lucha contra el imperialismo”. ¿Hace falta ser más claro? Por supuesto que hace falta ver al caballo andar, y además de una convicción, este proyecto de Bolivia no se sustenta sin ese apoyo ya que Estados Unidos dio todas las señales habidas y por hacer de que hará lo imposible para que Evo Morales vuele por los aires, sin perder de vista que admiten las intenciones de asesinar a Chávez.
El paso por La Habana fue la frutilla para mostrar hacia qué lado se posiciona el proyecto de una nueva Bolivia.
La gira europea fue para prevenir cualquier “ansiedad” de españoles y franceses: reiteró que nacionalizará los recursos naturales, plataforma de su elección. Que se entienda bien, los recursos naturales, especialmente el gas de una potencia en este recurso y donde menos del 30 por ciento tiene acceso al mismo y el combustible más común en el campo es la bosta de animal, serán nacionalizados, no así la explotación, que seguirá en manos de Repsol (España) y Total (Francia). Pero Bolivia recupera parte de la renta, pone un freno a la voracidad del capital extranjero y dispone de la soberanía sobre los mismos.
Para la izquierda boba, esto es “reformismo” y no faltará el que diga “contrarrevolucionario”, como probablemente haga el impresentable de Felipe Quispe que antes que Morales asuma le puso un “plazo” de 90 días para amotinar al país. Por lo tanto Morales será corrido por “izquierda” por Quispe, por derecha por la oligarquía de Santa Cruz y por arriba, claro está, por el imperio estadounidense que busca disciplinar a la región.
¿Qué marca esta medida de nacionalización de los recursos en Bolivia sobre nuestro país? El 2 de enero Kirchner efectivizó la cancelación de la deuda externa con el Fondo Monetario Internacional, lo cual abriría una importante posibilidad de avanzar en la independencia económica si ahora los deberes se hacen bien para con el pueblo. Pero lo cierto es que por los 12.000 millones de dólares desembolsados al Fondo, Argentina pudo haber nacionalizado los recursos petroleros en manos de Repsol-YPF, con lo que la potencialidad de crecimiento económico a un barril de petróleo que crece día a día y los mercados calculan que llegue en los próximos 4 años a 100 dólares el crudo, siguen en manos extranjeras.
Por el contrario, el ministerio de Planificación manejado por Julio De Vido, valijero de la pingüinera, firmó un convenio con Shell y Repsol con que la farsa de Enarsa explorarán la plataforma marítima como parte de una “estrategia” (¿no será demasiado?) de recuperación de recursos. En realidad, Shell y Repsol aportaron 100 mil dólares en riesgo de exploración, aunque las mismas ya tienen quince años de archivo y sólo falta “hacer el pozo” y extraer el oro negro.
En este escenario, Argentina vuelve a ser la oveja negra. Venezuela tiene nacionalizados los recursos y su explotación a cargo de PDV, Brasil retiene los recursos hidrocarburíferos aunque terceriza la explotación vía una empresa mixta como Petrobras y Bolivia marcha hacia el mismo modelo.
Argentina debe importar gas de Bolivia, aunque es autosuficiente para abastecer al mercado interno e inclusive exportar a Chile, pero esto no se hace por la política de explotación intensiva y despilfarro digitada desde España por el directorio de Repsol.
Con justa razón, Bolivia anunció que duplicará el precio del gas que vende a la Argentina, lo cual levantó la ira de algunos, aunque el argumento del gobierno de Evo Morales es sencillo: si Argentina, un país mucho más rico que Bolivia, tiene plata para pagarle al FMI, ¿por qué no le pagará el precio justo a un país desvastado?
Ante esto, el gobierno de Kirchner vuelve a evidenciar el despilfarro de gestos y la carencia de estrategia. En el invierno pasado anunció que para este 2006 el problema del abastecimiento del gas estaría resuelto tras una serie de inversiones, pero lo cierto es que el mismo seguirá siendo importado desde Bolivia y para no tener que deglutir la puteada popular en caso de aumento, De Vido abrió la caja para subsidiar el valor del mismo para que el nuevo precio no llegue en las facturas de la gente. Al menos por ahora.
Y cabe destacar que la crisis energética en la Argentina, no sólo en hidrocarburos sino en los servicios elementales como agua y electricidad evidencian un deterioro impresentable, pero a tres años de estar en el gobierno es hora que, además de las culpas “noventistas” como dicen los acólitos de la pingüinera, la Casa Rosada se haga cargo de su inacción, porque el gas se sigue importando cuando hay en el país, los cortes de luz se suceden y el servicio de agua potable es detestable, porque cabe resaltar que no sólo toman agua los que viven en Capital Federal y donde hay agua corriente, los cortes se suceden junto a la aparición de un servicio de aguas contaminadas, mientras que gran parte del país no tiene acceso al agua corriente potable, entre otras cosas, porque desde hace años no se invierte en la extensión de la red.
Lo que parece asomar a la luz es que la estrategia política de Kirchner sea el famoso “péndulo”, al menos en política exterior. Hasta ahora se mantiene bien cercano al Mercosur, pero este se encuentra en una balanza que amenaza con convertirse en inestable. Hugo Chávez supo siempre que no podría subsistir con el apoyo moral de Cuba, más allá de la asistencia profesional de la Isla, especialmente en materia de salud, cultura y educación; es por ello que busca sostener políticamente a Lula ante el riesgo del retorno de un “neocardoso” cercano a Washington, y más allá de lo político, mantiene con Kirchner una relación en que transformó a Venezuela en el principal acreedor de la deuda externa argentina detrás del Banco Mundial y el BID, a sabiendas que Argentina no cuenta con demasiadas fuentes de financiamiento externo. Además, levanta a Kirchner como líder latinoamericano para sujetarlo de su lado y señalarlo como D’Artagnan en la Cumbre de las Américas, donde no obstante cabe destacar que Argentina mantuvo una dura e intransigente posición contraria a Bush, ante el riesgo que este proceso estalle en pedazos.
Además de lo político y económico, por las dudas Chávez compró aviones caza a España y Francia, y helicópteros y submarinos a Rusia ya que el nuevo hobby de la Casa Blanca es invadir países que tienen....muchos recursos naturales, especialmente petróleo. ¿Será coincidencia que días antes de asumir el poder, las FF.AA. de Bolivia enviaron sus misiles a Estados Unidos de forma clandestina?
Es por eso, porque el proyecto Sudamericano es un proceso aún en pañales porque como todo al sur del ecuador, se sostiene con alfileres.
El proceso de la Unión Europea avanzó desde una comunidad económica a un plazo de más de dos décadas para efectivizarse como Unión, unificar la moneda, una Corte Internacional, y poner nuevos plazos en tiempo para la formación de un Parlamento Europeo con incidencia efectiva en cada país, entre otras medidas. Y no es que este sea el espejo perfecto, además de tener en cuenta que bien distinto es el panorama europeo que el sudamericano. Inclusive tuvo sus caprichos, para los que apuntan con el perfeccionismo e infalibilidad europea, la Unión Europea no toleraba el déficit presupuestario hasta que Alemania primero, y luego Francia, las dos principales potencias de la UE, necesitaron déficit para parar la recesión y cambiaron las reglas de juego, o la “seguridad jurídica” como les gusta decir a los payasos de FIEL, CEMA y demás cuevas neoliberales.
Pero lo cierto, que “ lo único real es el poder, lo demás es ficticio ”. Esta máxima de Lenin no refiere a la lectura unívoca del poder como ejercicio de tal sino de la voluntad y decisión de llevarlo adelante. Entonces vemos que Chávez desde hace años proponer la conformación de un Banco Sudamericano que actúe como auxiliar de las crisis financieras de la región y evitar recaer en el futuro con los organismos de los países centrales, promueve la libre circulación entre las economías de la región para dar por tierra con el ALCA porque precisamente este es inaplicable por al asimetría entre una potencia como Estados Unidos y cualquier país de la región, lanzó la idea de un parlamento consultivo sudamericano e inclusive Fuerzas Armadas conjuntas en un pacto contraparte de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) llamado OTAS en referencia al sur del océano. ¿Por qué el canal estatal argentino sigue sin dar espacio a Telesur?
El eco en la región es casi nulo, Kirchner incluido.
Por lo tanto se plantea un nuevo escenario alternativo al soñado hace dos años con el famoso eje Caracas-Brasilia-Buenos Aires. Si Brasil sostiene un rumbo ortodoxo y para peor, Lula pierde las elecciones y llega al gobierno una nueva versión del tradicional neoliberalismo proestadounidense, y por el contrario y tal como parecen indicar las encuestas se impone el líder nacionalista peruano Ollanta Humalla, lo más probable es que se conforme un eje Caracas-Lima-La Paz mientras que se encuadre un bloque de “los prolijos” pseudo progresistas entre el alineado Chile, al que recaería Argentina con Brasil y Uruguay por arrastre.
Una señal de advertencia en Chile es que si bien una sociedad conservadora en el país de distribución más injusta de sudamérica votó a una mujer socialista, el 46 por ciento votó al candidato pinochetista y de hecho, el país está dentro del TLC (Tratado de Libre Comercio) con EE.UU., la mugre bajo el tapete en Argentina es que Kirchner canceló la deuda con el FMI, aunque no retiró al país del organismo por si tiene que recurrir al mismo, o con otras palabras, para acudir nuevamente al Fondo en caso de necesidad. Al mismo tiempo, el gabinete de Tabaré Vázquez tiene tantas facciones como equipos de fútbol de la primera división y que Lula es tan mimado por Estados Unidos como lo fuera Menem una década atrás debido a su prolijidad y obediencia.
De todos modos no llega a ser aún exasperante y esto no quiere decir que inevitablemente esta fractura se produzca pero las señales se perfilan hacia estos rumbos y se avecinan tiempos de definiciones concretas, como un decidido apoyo con el uso de toda la fuerza necesaria para que Bolivia recupere la salida al mar robada por Chile, y no de simbolismo. Como por ejemplo, mientras en Venezuela Chávez sigue apostando a la organización y movilización popular, al igual que Evo Morales; Kirchner deberá decidir si se vuelca a una construcción nacional o mantendrá la táctica de devorar y cooptar a las organizaciones sociales y políticas, como evidenció Hebe de Bonafini al anunciar el fin de la Marcha de la Resistencia porque ya “no hay más enemigo ni motivo para resistir”, es decir, no hay Sociedad Rural extorsionando al Estado, ni funcionarios saqueando al Estado, ni aparición con vida, lo que valdría en una ilusión imposible, como mínimo una pedrada por cada uno de los 30.000 desaparecidos por la deposición de la otrora antikirchnerista en devota oficialista.
. Opiniones
. . Sobre Hamas y la islamizacion del Mundo Árabe
. . La Tiranía Mundial
. . Espíritus demoníacos
. . Un mundo inmundo
. . No alcanzó ni con dos líneas de cuatro
. Ir a la sección: Opiniones

Investigaciones Rodolfo Walsh