Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Opiniones









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Usamérica quiere instalar una base militar en República Dominicana)

 Generar una versión PDF de: (Usamérica quiere instalar una base militar en República Dominicana)


ARTÍCULOS AFINES

 El Imperio Contraataca (1)
 El Imperio Contraataca (2)
 El Vuelo del Águila
 Cuando EE.UU. estuvo por invadir la Triple Frontera
 El Informe Kissinger - NSSM 200
 Una fuerza multinacional para defender el Canal de Panamá
 EE.UU. en Ecuador: la mudanza de la escuela de Panamá
 Las dos caras de la moneda
 América Latina en la mira del Pentágono
 Designa Bush a Rice nueva secretaria de Estado
 Asesinan al jefe de la policía de Bagdad
 Aprendiendo de Vietnam
 Hugo Chávez responsabiliza a Estados Unidos sobre cualquier atentado que sufra
 ¿Vuelven las relaciones carnales?
 Nueva Base del Comando Sur de EE.UU. en el Corazón de Suramérica
 Estados Unidos: Marines en Paraguay
 Guarda con el tigre
 Tigres de Acero vs. Tigre de Papel
 Lo que se pactó y no se redactó en Caracas
 Condenado Ortega, huyen las ratas del barco
 2006: Año decisivo para la Revolución Bolivariana
 Estados Unidos busca romper el Bloque Sudamericano desde los eslabones más débiles
 Los locos de adentro y la locura de afuera
 Lo bueno y lo malo de la Revolución Bolivariana
 Colores
 Mediocres alumnos de Dan Mitrione por las calles de Irak
 Tiempos de definiciones
 Fidel: un Hombre contra el Imperio (venció el Hombre)
 Acuerdos bilaterales o multilaterales
 Hugo Chávez inició campaña a 10 meses del proceso electoral
 El Liberalismo o el egoísmo como móvil de la actividad humana
 Se legitima el modelo neocolonial de la Republiqueta Sojera
 Construyendo el ALBA desde los pueblos
 La -prensa seria- y la seriedad de una Revolución
 La oportunidad de las tres puertas
 Populismo
 La menemización de Tabaré Vázquez: Ahora se abre de Chávez y Telesur
 Hugo Chávez sobre la Guerra Mediática
 Chávez y Tabaré: Más Mercosur, muerte al ALCA
 ¿Información, desinformación o qué?












Usamérica quiere instalar una base militar en República Dominicana
Por Erasmo Magoulas
Publicado digitalmente: 7 de marzo de 2006
Entrevista a Juan Gómez, miembro de la Coordinación General de Fuerza de la Revolución.
El pueblo de las hermanas Mirabal, del Coronel Francisco Caamaño y de Manolo Tavares Justo, se enfrenta hoy a una nueva agresión imperialista.
Con el nombre de Operación Nuevos Horizontes y bajo el pretexto de construir dos escuelas y dos clínicas han desembarcado decenas de carros de combate, tanques y helicópteros. Nosotros entendemos que esto tiene por finalidad ablandar la psicología del pueblo dominicano para implantarnos una base militar, como ha sido el anhelo permanente de los Estados Unidos” Juan Gómez.
El acumulado histórico de 7 años de Revolución Bolivariana, más la resistencia heroica y el triunfo cotidiano de la Revolución Cubana, impulsan vientos de esperanza en toda Nuestra América.
¿Como se vive este nuevo despertar nacional, popular y revolucionario en República Dominicana? Juan Gómez: El pueblo dominicano ha estado percibiendo estos cambios en Latinoamérica y eso ha generado un verdadero entusiasmo que deviene fundamentalmente del triunfo de la Revolución Bolivariana.

El Proyecto Bolivariano ha dado un nuevo aire al combate de nuestras naciones y nuestros pueblos en la lucha por la autodeterminación, por la participación masiva y por una democracia distinta. Tenemos en la Revolución Bolivariana referentes concretos de que es posible constituir, por ejemplo, estados y gobiernos que tengan una visión distinta de su compromiso público, para hacer frente a la gran deuda social, a las necesidades relegadas de nuestros pueblos y nuestras naciones.
En ese sentido hay un ambiente diferente al que se respiró tras la caída del socialismo europeo, aquel socialismo del que hoy podemos decir, con absoluta seguridad, estaba minado por el burocratismo, desvinculado de las masas, desvinculado de los trabajadores, era utilitarista en muchos sentidos y no llegó a responder a las expectativas emancipatorias y libertarias de la clase obrera de esos países. Ese ambiente de pesimismo que primó a principios de la década de los 90, empieza a ser revertido en una entusiasmo latinoamericanista, en éxitos reformistas unos, más profundos otros, pero evidentemente las cosas no están saliendo como el imperialismo quiere que salgan. Los pueblos estamos acumulando ganancias y generando referencias que van siendo estimulantes a otros pueblos y naciones. Ese acumulado de experiencia nos permite aprender de nuestros errores y limitaciones pero también entender que tenemos grandes potencialidades que nos permitirán ganar espacio y construir un mundo diferente al que tenemos hoy.
El pueblo dominicano hoy sufre el látigo imperial de dos desembarcos. Uno, el de los burócratas del FMI y de la OMC, junto a los “negociadores” de la Secretaria de Comercio de los Estados Unidos que impulsan el CAFTA y por otro lado el desembarco de la Infantería de Marina Usamericana. Paradójicamente los pueblos cuyos gobiernos se alinean más dócilmente con las medidas económicas, comerciales y militares del Imperio son los que más sufren. Para poner algunos ejemplos en Sudamérica, el caso de Colombia, Ecuador y Perú, en Centroamérica El Salvador y Honduras y en el área del Caribe la República Dominicana.
Todo el mundo sabe que los norteamericanos diseñaron el CAFTA para generar su nueva modalidad de neocolonialismo sobre los pueblos de Centroamérica y el Caribe. En ese contexto está inscripta la República Dominicana como un país dependiente del imperio Norteamericano. Los gobiernos que hemos tenido en los últimos años han sido compromisarios de firmar este “acuerdo” de comercio con los Estados Unidos. Como en toda Latinoamérica, las fuerzas populares dominicanas estamos concientes del significado de este pacto miserable, que es una afrenta a nuestra soberanía y que se constituirá en el verdadero peligro para la supervivencia del aparato productivo nacional. Este acuerdo borrará nuestra autodeterminación económica y nuestra soberanía alimentaría, ya de por sí muy maltratada.
Hemos estado trabajando con las organizaciones sociales y las redes comunitarias en la resistencia contra este tratado del libre comercio, para que el gobierno dominicano y los patronos dominicanos, básicamente el sector importador-exportador no lleven a cabo este compromiso contra la nación y el pueblo, básicamente contra el aparato productivo de carácter nacional. De todas maneras las fuerzas populares no han sido suficientes para impedir a las fuerzas antinacionales y anti-populares haber logrado concretar tan lesivo acuerdo.
El acuerdo de libre comercio todavía no ha entrado en vigencia en el país, como ha ocurrido con El Salvador aunque desde ya hace un tiempo se comenzó a desmontar las barreras arancelarias en nuestro país. Un sector de los grandes empresarios y comerciantes en la República Dominicana alaba este acuerdo, con los mismos argumentos que estos sectores y clases sociales manejan en los demás países de la región, “vamos a vivir mejor porque tendremos inversión extranjera, vamos a exportar más, van a entrar muchos capitales, se van a abaratar las mercancías que entren al país, por que todos tendrán capacidad de competir obteniendo los mejores productos y los más baratos”. Nosotros hemos hecho una oposición coordinada con todos los foros mundiales, latinoamericanos, y hemos estudiado el fenómeno de esta nueva modalidad de neo-dependencia económica, al que hemos catalogado como genocidio de la producción nacional. Será como un genocidio porque no tenemos capacidad alguna para competir con economías subsidiadas, con barreras arancelarias y tecnologías de punta, con la gran súper estructura económica industrial y agropecuaria. Lo que esto traerá como consecuencia de su puesta en marcha, será ponernos en una situación aún peor en términos de relaciones de intercambio, por que hay una supuesta igualdad de condiciones, que no es ni cierta, demostrado por los subsidios y los aranceles y aranceles enmascarados de los Estados Unidos, pero además se parte de economías totalmente desiguales. ¿Cómo puede competir R.D. con los Estados Unidos? Hay un rechazo activo del sector conciente del país contra esta medida y a este se unen sectores productivos de carácter nacional que son y serán los más afectados. En ese sentido hay una movilización permanente.
A esto se suma el que hayamos visto otro referente de integración, otros referentes de intercambio, otros referentes para promover inversión, desarrollo, como es el proyecto ALBA, como son los acuerdos bilaterales desarrollados entre Venezuela y Cuba, Argentina, Bolivia, Brasil, muy distintos al fin depredador que tiene y contiene el ALCA y TLC-CAFTA. En cuanto al reciente desembarco de las tropas norteamericanas en nuestro territorio, te puedo decir que con el nombre de Operación Nuevos Horizontes y bajo el pretexto de construir dos escuelas y dos clínicas han desembarcado decenas de carros de combate, tanques y helicópteros. Nosotros entendemos que esto tiene por finalidad ablandar la psicología del pueblo dominicano para implantarnos una base militar, como ha sido el anhelo permanente de los Estados Unidos. Lo han hecho en Ecuador, Perú, Honduras, Paraguay, Colombia, con la presencia directa de tropas yankis y de bases norteamericanas. En al República Dominicana ya van varios intentos. Acaban de diseñar prácticamente nuestra política de defensa fronteriza frente a Haití y sus “sugerencias” son órdenes para estos gobiernos - desgobiernos que tenemos. Para nadie es un misterio que el golpe a Aristide tuvo como base operativa cuadros e instalaciones dominicanos usados por la CIA. Ahora están con esta presencia activa, pero antes ya habían tomado la decisión de hacer una base para el entrenamiento de sargentos, en la Provincia de Baní, específicamente en el área de las salinas. Esto indica que hay una insistencia muy clara de los norteamericanos por implantar de forma física y permanente su presencia militar en este país.
Esa presencia existe ya desde hace muchos años, pero nunca hasta ahora se concretó en una base militar permanente. Los norteamericanos han “asesorado” todo, a los cuerpos del ejército, aviación, a los cuerpos antinarcóticos, a la policía nacional y a los demás organismos de seguridad. Es decir nosotros aquí tenemos una presencia permanente de los norteamericanos, hay un control absoluto por parte de ellos.
Ahora lo que se pretende es que ese control sea desembozado y “parte de la vida cotidiana”. Por otro lado el pueblo se ha movilizado en Barahona por miles repudiando esta agresión imperialista. El pueblo dominicano ha enfrentado siempre la intervención norteamericana, la enfrentó de 1916 a 1924, lo hizo heroicamente en 1965 y contra sus diferentes modalidades como el envió de “cuerpo de asesores” o “cuerpos de paz”.
Este es un pueblo que tiene una tradición antiimperialista, que ha generado una conciencia antiyanki, contra ese estado imperial que ha estado siempre apoyando a los genocidas, a los explotadores y a los verdugos de nuestros pueblos.
Por lo tanto esta nueva intromisión es un acto de provocación y contra el sentimiento nacional y patriótico que une a las fuerzas de la izquierda más avanzada junto a los sectores nacionales, populares y revolucionarios.
Fuerza de la Revolución, que es un partido político de izquierda, cumple 10 años de vida. ¿Cómo está constituido Fuerza de la Revolución y cómo se conjuga el accionar del partido con el resto del pueblo dominicano para crear un proyecto transformador para la República Dominicana?
Hace 10 años cuatro organizaciones revolucionarias, el Partido Comunista Dominicano, el Movimiento Liberador 12 de Enero, la Fuerza de Resistencia y Liberación Popular y La Fuerza Revolucionaria 21 de Julio, constituimos lo que es Fuerza de la Revolución (www.fuerzadelarevolucion.org). FR es una organización importante de la izquierda dominicana que tiene como característica la búsqueda de la unidad del movimiento marxista y en ese sentido hemos planteado la necesidad de construir, si es posible, un único instrumento político de los marxistas en el país. Pero a la vez siempre hemos estado con la mejor disposición y trabajando para impulsar los mayores y más amplios niveles de unidad entre las fuerzas progresistas en R.D.
Esta gran convergencia que inevitablemente se está produciendo a partir de un rechazo al modelo neoliberal, a las políticas de ajustes estructurales y contra el capital transnacional que esquilman a nuestros pueblos, genera también una reacción de los sectores de la clase media y de otras corrientes políticas e ideológicas. Con todas esas fuerzas nosotros estamos en disposición de trabajar y avanzar buscando acumular suficiente potencial humano para enfrentar a los sectores tradicionales de la dirigencia política. Fundamentalmente FR está constituido por jóvenes y pobladores, no tenemos todavía un desarrollo importante en el movimiento obrero. Reconocemos autocríticamente que no hemos logrado acumular y avanzar todo lo que permiten las condiciones objetivas de nuestro país y lo que proviene del legado ya heredado de la lucha histórica de nuestro pueblo, que ha llegado a enfrentarse militarmente a la invasión yanki de 1965. Por todo ello deberíamos estar en mejores condiciones de las que estamos hoy.
Por eso hemos estado diseñando políticas de un mayor acercamiento a la base social de nuestro pueblo, para involucrarnos en la vida cotidiana de la gente, hacer nuestras, en forma programática, las luchas de todos los sectores populares del país, para poder confrontar a esas políticas económicas que borran a nuestro pueblo del escenario de la toma de decisiones y a nuestro país le roban su soberanía.
. Opiniones
. . Sobre Hamas y la islamizacion del Mundo Árabe
. . La Tiranía Mundial
. . Espíritus demoníacos
. . Un mundo inmundo
. . No alcanzó ni con dos líneas de cuatro
. Ir a la sección: Opiniones

Investigaciones Rodolfo Walsh