Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Dossiers > Especial 30 años









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (

 Generar una versión PDF de: (



"Con el fusil en la mano..."
Publicado digitalmente: 24 de marzo de 2006

El especial preparado por El Equipo con motivo de los 30 años del inicio del peor y más brutal de los genocidios que oscurecieron a la Argentina, pretende diferenciar la característica actitud de los medios informativos cada vez que se cumple un aniversario del Golpe de Estado de 1976. Profetizan tomando la actitud “políticamente correcta” de condenar lo obvio y no está mal, al contrario, todo es un aporte a la memoria.

En este caso nuestro objetivo fue otro. A medida que pasa el tiempo y el Gobierno manipula las banderas de los derechos humanos con un híbrido modo de gestos que terminan generando la saturación, que probablemente sea lo que en realidad busquen, decidimos abrir otro canal. Como decía Rodolfo Walsh, el enemigo busca borrarnos la historia para no tener pasado y vernos en la obligación de empezar de cero, una y otra vez. Por eso más allá de lo que digamos desde este lado, el trabajo estuvo focalizado en devolverle la voz a los protagonistas, cosa que el sistema niega cuando no coopta.

No fue ningún periodista “progre”, salvo excepciones que no hacen falta numerar, quienes vivieron “aquello”. Fueron mujeres y hombres que por pertenecer a una generación y uno u otro motivo, les tocó vivir una maravillosa y dura etapa de la historia nacional, en la que la posibilidad de cambiarlo todo estaba al alcance , no de un héroe individual sino del “héroe colectivo” que señalaba Oesterheld.

La consecuencia de querer y ponerse a cambiar al mundo.

Simplemente por eso el esfuerzo fue en tratar de hablar con los protagonistas. De antemano pedimos disculpas por los que no están, por los que no pudimos contactar y por los que prefirieron guardar silencio.

Aclaramos, además, que el conjunto de los presentes testimonios trataron de ser, en el aspecto del arco ideológico de aquella época, lo más amplio posible y por lo que se ha intentado contactar a la mayor cantidad de militantes de distintas organizaciones y asimismo, de distinto trabajo en la misma, desde los niveles de frentes laborales, estudiantiles, de barrio y de conducción. Simplemente por lo que significó el peronismo como sujeto histórico, es claro que fue mucho más sencillo poder entablar una charla con algún militante de las organizaciones revolucionarias que participaban en el arco peronista. Se ha hecho lo posible por contar con más testimonios y pedimos perdón al lector por las fallas en el trabajo.

Ninguno de los entrevistados supo de los testimonios de los otros por lo que no se buscó el más mínimo rasgo de debate de posiciones. No era el objetivo. El objetivo es ofrecer este espacio para que hablen ellos que, con virtudes, defectos y distintas concepciones, fueron consecuentes con sus sueños y estuvieron a la altura de los acontecimientos. Ellos, que vieron pasar el tren de la historia y decidieron no quedarse abajo. Son los que pusieron toda la carne al asador, cuando la noche lo hacía todo invisible para que la Argentina de hoy fuese diametralmente opuesta a lo que es.

Pese a los miedos dieron el paso al frente para defender los derechos sociales conquistados por el pueblo y que la oligarquía buscaba por todos los medios aplastar. Fueron los que avanzaron en masa para arrinconar a ese enemigo que por primera vez en la historia de la larga lista de Golpes de Estado, en 1976 no sólo tomaron el poder por asalto para profundizar el saqueo movido por ambiciones económicas, sino que esa oligarquía usó a su brazo armado además para quebrar una sociedad mucho más solidaria, homogénea y más justa.

Porque sintieron el cuchillo en la yugular, reaccionaron del modo más violento e implementaron el genocidio sistemático.

La condena a la violación de los derechos humanos y la desaparición de mujeres y hombres secuestrados y asesinados no sólo corresponden a aquella maquinaria militar que sólo estuvo para matar argentinos y jamás defender la soberanía; sino también cabe igual responsabilidad a los poderes económicos, grupos empresariales que hoy siguen haciendo negocios con el Estado que “pide perdón” por lo acontecido en la Dictadura, porque el verdadero brazo ejecutor que representó a ese poder fue Martínez de Hoz y supieron usar como sicarios baratos a una banda de uniformados que supuestamente debían defender a la Patria en vez de ponerse al servicio de la entrega de la misma.

Los que deben hablar son ellos, los protagonistas, los que enfrentaron al terror y hoy siguen entre nosotros. Porque son ellos a quienes debemos las gracias de haber soñado con una Argentina mejor, más justa y solidaria.

. Especial 30 años
. . No hay mas artículos en esta sección en este momento
. Ir a la sección: Especial 30 años

Investigaciones Rodolfo Walsh