Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Dossiers > EEUU









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Si ganase Bush... )

 Generar una versión PDF de: (Si ganase Bush... )

Si ganase Bush...
Por Guillermo Almeyra
Publicado digitalmente: 24 de octubre de 2004
Es posible que, contrariando los deseos de la mitad del electorado de Estados Unidos y de la inmensa mayoría de la población mundial, pueda ser relegido el funesto y temido George W. Bush, abanderado de la derecha fundamentalista y ultraconservadora de ese país y agente de un puñado de grandes empresas de la energía y del lobby armamentista.
En efecto, a pesar de la división del establishment, marcada por la oposición de grandes grupos empresariales y de la administración y por las resistencias de círculos militares y la campaña, por ejemplo, del New York Times, Bush cuenta en su favor -gane o pierda- con el nacionalismo conservador, la formación religiosa, la ignorancia y el racismo que tanto pesan en la cultura del estadunidense medio, tanto si éste se abstiene como si vota por los demócratas o por los republicanos. La falta de una educación en la lucha de clase y el hecho de que Estados Unidos jamás fue invadido hace, por ejemplo, que buena parte de los sindicalizados le atribuyan mayor peso al permiso de vender libremente armas a los particulares o a la oposición de Bush al aborto que a la política impositiva en favor de los capitalistas o la política belicista del gobierno de George el Conquistador de Asia, hecho que podría llevar a una parte importante de los obreros a votar por éste. Por consiguiente, es posible un neofascismo con base de masas en Estados Unidos. Al fin y al cabo, Mussolini, hasta que la guerra devastó Italia, contaba con una mayoría aplastante y Hitler también fue elegido primer ministro con amplia mayoría...
¿Cuáles serían las consecuencias de esa victoria? En Estados Unidos mismo, nuevos ataques a los derechos democráticos, persecución a los intelectuales, algunos de los cuales deberían emigrar, mordaza a los medios de información, orientación ultrarreaccionaria en los centros de estudio. Por supuesto, también reacciones estudiantiles y de sectores populares, una protesta creciente contra la política que golpea duramente a los mismos y movilizaciones contra la guerra, cuya extensión posible a Siria e Irán y su clara orientación hacia un conflicto nuclear con China inevitablemente requerirá muchos más soldados y hasta la conscripción militar obligatoria. En el campo mundial, el aumento del conflicto con la Unión Europea, más guerra en Oriente, la "solución final" en Palestina (o sea, la expulsión brutal de los cientos de miles de palestinos de su tierra natal), ruptura potencial con los países árabes, preparación de la guerra, abiertamente, contra China, sea para obligarla a quedar en posición de semicolonia, sea para impedir su desarrollo como potencia industrial, comercial y militar. Con las armas y sobre todo o sólo con ellas Bush intentaría reforzar el dólar y reanimar la economía estadunidense.
En América Latina nos esperaría el envío de tropas a Colombia, en aplicación del Plan Colombia, el ALCA, venciendo las resistencias populares y de los gobiernos que vacilan, el intento de acabar con el gobierno de Cuba y con el de Venezuela y, naturalmente, la resolución de impedir por todos los medios, sin excepción alguna, incluyendo la "solución Colosio", que en México pueda imponerse un presidente que no sea, en un ciento por ciento, servil frente a Washington y, por lo tanto, antinacional y represivo.
Es obvio que esta previsión -esperemos- podría no confirmarse y Kerry podría ser el nuevo presidente. Pero eso no eliminaría ni el conservadurismo de masas ni el nacionalismo xenófobo que infectan a la población estadunidense. Además, Estados Unidos (o sea, las clases dominantes) tiene estrategias que van más allá de los gobiernos y los partidos burgueses que los ocupan. ¿Acaso Clinton era una tierna ovejita? Por supuesto, entre Kerry y Bush hay diferencias: por empezar, el primero no está loco ni es un obcecado e ignorante fundamentalista, lo cual podría hacer que pensase más en las consecuencias sociales y políticas, internas e internacionales, de sus actos y no considerase sólo a sus amigos en las grandes empresas. La carne podría ser servida con otro acompañamiento y con otra salsa, menos repugnante... De todos modos, aunque ahora dependemos de lo que digan las urnas, de los fraudes, de las impugnaciones, o sea, de lo que pase en un terreno que no es el de los movimientos sociales, la alternativa a ambos candidatos presidenciales sólo puede venir de un crecimiento de la protesta y de la autorganización en Estados Unidos con el apoyo importante de todos los antibelicistas y demócratas del mundo, en oposición a sus gobiernos respectivos. De las manifestaciones para testimoniar hay que pasar a los movimientos políticos unitarios por otro proyecto de país y por otro tipo de gobierno y de régimen político que lo haga posible. Eso obliga a observar con responsabilidad la gravedad de la fase actual y, por consiguiente, a superar sectarismos para luchar todos juntos por la sobrevivencia de la democracia y de la misma humanidad, ya que el mundo en que vivimos está en peligro.

La Jornada de México - 24 de Octubre de 2004
. EEUU
. . La Casa Blanca difunde propaganda oficial disfrazada de "noticia objetiva"
. . La incomprensible doble moral estadounidense
. . Y la Banda seguirá tocando
. . Las elecciones
. . Latinoamérica y la permanencia de Bush
. Ir a la sección: EEUU

Investigaciones Rodolfo Walsh