Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Claves









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Nos quieren indefensos)

 Generar una versión PDF de: (Nos quieren indefensos)

Críticas al aumento de los gastos militares en Latinoamérica
Nos quieren indefensos
Artículo de ’El País’ y Comentario IRW
Por El Equipo
Publicado digitalmente: 6 de junio de 2006

Comentario IRW
Artículo de ’El País’

Equipo de Investigaciones 'Rodolfo Walsh'Comentario IRW

Por segunda vez, en menos de dos meses, el diario español El País critica el "rearme" de países latinoamericanos [1], siendo que en este último atribuye el mismo a la “política de izquierdas y el sentimiento contrario a Estados Unidos” y dirige inmediatamente la mirada hacia Venezuela y Bolivia para, más adelante, admitir que Colombia está en primera línea y que Chile no se queda atrás.

En ningún caso intenta el articulista explicar porqué habría un sentimiento contrario a EEUU en la región. Parece no recordar la invasión a Granada, el secuestro del panameño Noriega (puesto por la propia CIA encabezada entonces por Bush padre), la diagramación del Operativo Cóndor a través de la Escuela de las Américas, la imposición de TLC’s a espaldas de la voluntad de los pueblos y limitando la soberanía de las naciones, las recientes invasiones de Afghanistán e Irak junto al apoyo de la dictadura de Prevez Musharraf en Pakistán y las constantes amenazas de invasión a Irán para -entre otras cosas- apropiarse de sus recursos energéticos, el secuetro de Bertrard Aristide en Haití trasladado al África clandestinamente y sin comunicarle su destino, el bloqueo a Cuba, el intento de "internacionalizar" la Amazonia, las recientes amenazas a Venezuela y, en el día de hoy, la “advertencia” a toda la región que “no debe dejarse llevar por el populismo [2].

El actual padre del “populismo” en la región es Hugo Chávez, y bajo este pretexto los países imperialistas procuran bloquear el rearme soberano de Venezuela. Pero la excusa es falsa ya que no corresponde a una amenaza política sino a una ambición económica: Venezuela pasará el año que viene a ser el país con mayores reservas de petróleo, desplazando al segundo lugar a Arabia Saudí. Vista la política exterior de los Estados Unidos, no sólo es derecho soberano de Venezuela, sino una necesidad imperiosa, destinar recursos para la defensa nacional, que debería estar acompañado por el resto de los países de América Latina en una nueva doctrina de defensa conjunta.

Por otro lado también se omite en el artículo un dato trascendental para establecer una evaluación del gasto militar del conjunto del continente. El presupuesto militar de EEUU en el año 2005 fue de 402.000 millones de dólares, y será aumentado para el siguiente año tras la retirada de varios países que acompañaron a Bush Jr. en la invasión a Irak, y bajo el pretexto de la amenaza iraní.
Después del aumento presupuestario en defensa, la Argentina pasará a gastar militarmente 1.860 millones de dólares en el 2006. Sería cómico si no fuera trágico. Porque lamentablemente la Argentina es un país sin defensa alguna, bajo ninguna hipótesis de conflicto, ya no sólo bélico. La represa de Itaipú, al sur de Brasil, se concibió como un arma estratégica para inundar completamente todo el litoral nacional en caso de guerra; pero en un caso similar de catástrofe, donde actúan las FF.AA. en operaciones de evacuación y contención, como hacen en otros países, el Ejército argentino apenas tiene combustible para mantenerse movilizado durante 48 horas, según confirmara a IRW una fuente del Ministerio de Defensa.

Cabe recordar que las FFAA argentinas, comandadas por una casta formada en la Doctrina de Seguridad Nacional impartida por EEUU, se comportó como un ejército de ocupación contra su propio pueblo, cumpliendo el rol -en los hechos- de matones al servicio de una clase dominante cuyos intereses distan mucho de ser los nacionales.
Aún con algunas disidencias dentro de las tres fuerzas; las desapariciones, las torturas, los asesinatos y robos, el crecimiento desmesurado de la deuda externa así como la impericia militar que condujo a la derrota en Malvinas generaron un divorcio entre civiles y militares que posibilitó el desmantelamiento progresivo de las FFAA, dejando en total indefensión a la nación y el pueblo argentinos.

En un momento en que las naciones de la región comienzan a negarse a entregar sus recursos naturales, y dada la hostilidad con que algunos países y empresas intentan apropiarse de los mismos, parecen insuficientes los esfuerzos presupuestarios destinados a fortalecer la defensa de la soberanía. Bajo la doctrina de “Area Protegida”, cientos de miles de hectáreas están semiprivatizadas bajo la protección de organizaciones, e inclusive dueños privados, como en el caso Tompkins, que son reservas estratégicas, como ocurre con el Acuífero Guaraní que se extiende al NE de la Argentina. En la misma situación se encuentran extensos territorios en la Patagonia y zonas de frontera, donde los recursos naturales son intocables. Sólo por ahora.

Lamentablemente el desmantelamiento neoliberal no se limitó exclusivamente a las FFAA sino que también abarcó gran parte del estado nacional, dejando al final de este proceso a millones de argentinos excluídos, en la más absoluta desprotección social.
Las nuevas camadas de las FF.AA. se ven presionadas por los viejos generales retirados hacia un espíritu de cuerpo que los aleja de la modernización doctrinaria hacia la coyuntura latinoamericana. Siendo imperioso que las FF.AA. ocupen el lugar correspondiente en la vida nacional, esto es, la sumisión absoluta a la Constitución y a la voluntad popular expresada por las urnas; se ven en cambio manchados por actos reivindicatorios del terrorismo de Estado, como el realizado el pasado 24 de mayo en Plaza San Martín. Esos viejos generales que tienen el uniforme manchado, pretenden manchar a las nuevas camadas de militares, no por una convicción doctrinaria sino para usarlos a fines de garantizar su impunidad.

Uno de los ejes que los debe abarcar es la conformación como espejo del enemigo histórico de la Argentina y América Latina: más allá de los tipos de gobiernos y caracterísiticas particulares (socialista, populista, neoliberal), los países europeos junto a los Estados Unidos y Canadá estrechan fuerzas bajo el manto del pacto de la OTAN, a la par que subyugaron a las FF.AA. latinoamericanas a actuar contra su propio pueblo, y ahora pretenden mantenerlas divididas y desvastadas. Es propio de la soberanía nacional, que el Estado procure unas FF.AA. acordes a las necesidades nacionales y regionales, con el desarrollo atómico que la Argentina supo impulsar como punta de lanza de la región décadas atrás, no sólo por el control territorial que, arto conocido, muestra asentamientos militares estadounidenses en América Latina, sino en protección de nuestros recursos: no hay equipamiento suficiente para prevenir la intromisión de aeronaves que aterrizan en pistas clandestinas para el contrabando de drogas, ni tampoco hay medios suficientes para proteger los recursos pesqueros del país contra la constante piratería de buques que usurpan el Mar Argentino.

Se impone pues la difícil tarea de reconstruir las FFAA en un contexto de devastación social en el que no sobran recursos. Aparentemente sólo ampliando los gastos se podrá reequiparlas modificando, simultaneamente, los programas de formación y recuperando los colegios y liceos que necesariamente deberán abrir sus puertas a los hijos del pueblo, expulsando definitivamente a aquéllos que no respetaron ni respetan la Constitución. Unas FF.AA. profesionales, que con la honrosa excepción de la Fuerza Aérea (que su bautismo de fuego en realidad fue el 16 de junio de 1956 bombardeando Plaza de Mayo y otros puntos del país), masacró a toda una camada de conscriptos en Malvinas mientras el generalato compartía rondas de whisky con el apátrida de Galtieri, formado y adoctrinado en la Escuela de las Américas.
Unas FFAA que deben estar orientadas a la defensa nacional, reformulando su doctrina, pero que también deben contribuir al establecimiento de la justicia social. Ese fue el pensamiento de Savio, Mosconi y el Libertador San Martín.

Unas Fuerzas Armadas de, por y para el Pueblo y la Nación Argentinos.

El Equipo

América Latina invierte más dinero en Defensa, según un informe


EFE - Singapur
ELPAIS.es - Internacional - 03-06-2006

La mayoría de los países de América Latina, incluidos Argentina, Colombia, Chile, México, y sobre todo Venezuela, aumentaron en 2006 los presupuestos de Defensa, según el informe presentado ayer por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS).

En su balance militar anual, hecho público en Singapur, el IISS indicó que las alianzas y pactos en materia de seguridad en América Latina están sometidos a un proceso de cambios impulsados en gran parte por la “política de izquierdas y el sentimiento contrario a Estados Unidos”, y que, en particular, estos se manifiestan en Venezuela y Bolivia.

El presupuesto de Defensa de Venezuela asciende en 2006 hasta los 2.084 millones de dólares desde los 1.286 millones de dólares, es decir, cerca del 33%.

Según el informe sobre la capacidad y gasto militar de 162 países de todo el mundo, el Gobierno de Venezuela puede solicitar préstamos internacionales para la compra de material que no puede financiar directamente su presupuesto nacional de Defensa, como ocurrió en 2005, cuando de esta forma pidió más de 600 millones de dólares.

“A la luz del deterioro de las relaciones con Washington, su tradicional proveedor de armas, desarrolla relaciones con otros exportadores de material militar, con el desagrado de la Administración Bush y la alarma de la vecina Colombia”, señala el informé del IISS, con sede en Londres.

Colombia, en primera línea

Acerca de Colombia, el informe del IISS dice que aunque en 2006 aumentó su presupuesto de Defensa un 10%, o hasta los 4.000 millones de dólares, este país es en el contexto regional el que más gasta en defensa y seguridad en relación a su producto interior bruto (PIB).

Además, Colombia recibió en 2005 asistencia financiera de EE UU por valor de unos 562 millones de dólares, incluidos 100 millones para entrenamiento militar y la adquisición de material, y 462 millones para el Programa Andino de Droga.

A finales de 2005, con un préstamo de Brasil, la Fuerza Aérea colombiana adquirió al fabricante brasileño Embraer 25 aviones de combate del modelo EMB-314 Super Tucano.

El informe del instituto especializado en el análisis de la seguridad global cita que el presupuesto de Defensa de Perú para 2006 asciende a 1.100 millones de dólares, pero precisa que el porcentaje destinado a la adquisición de material es mínimo. “Ha resultado del estudio realizado en 2004 que sólo el 2% del presupuesto se emplea para la compra de nuevos equipos”, apunta el estudio.

Argentina dedica en 2006 al presupuesto de Defensa 1.860 millones de dólares, cantidad casi similar a la del año anterior, mientras que México destina 3.350 millones de dólares, un montó ligeramente superior al de 2005.

En relación a Chile, el estudio señala que “a pesar de la saludable situación económica, en 2006 incrementó su presupuesto oficial únicamente un 4,5%”, hasta los 1.927 millones de dólares.


NOTAS:

[1] “Las cifras manejadas por diversos centros internacionales y el análisis de especialistas apuntan a que en una parte del mundo donde no se han producido graves enfrentamientos en todo el siglo XX, y donde las relaciones políticas entre los Gobiernos son en general buenas, se ha registrado en los dos últimos años una adquisición de material y un salto tecnológico que pueden llevar a un peligroso desequilibrio.” del artículo: Chile, Venezuela y Brasil lideran el gasto militar, con un salto tecnológico que puede desequilibrar la región de Jorge Marirrodriga desde Buenos Aires para la sección Internacional del diario español El País. Publicado el 29-04-2006.

[2] Ver cable Reuters titulado EEUU advierte a Latinoamérica no dejarse llevar por populismo.



Artículo original (.pdf en castellano):

PDF - 22 KB
El País
América Latina invierte más dinero en Defensa, según un informe
Desde Singapur, EFE.

Publicado originalmente en ’El País’ de España:
Versión digital original.

. Claves
. . El embrollo del TLC
. . Estados Unidos abre nueva base militar en Colombia
. . Colombia: Otro pupitrazo del gobierno en el Senado para aprobar el TLC
. . Campaña de Reporteros Sin Frontera contra Venezuela
. . Estados Unidos y su marcha sobre Moscú
. Ir a la sección: Claves

Investigaciones Rodolfo Walsh