Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Opiniones > Patriotas









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (¿De cuál peronismo hablamos?)

 Generar una versión PDF de: (¿De cuál peronismo hablamos?)



A raiz de "Patriotas"
¿De cuál peronismo hablamos?
[Bambú Press]
Por Eriberto De Pablo
Publicado digitalmente: 15 de junio de 2006

Más acá de los metacelos de Jorge Rulli, que suenan muy bien, pero que no condicen con la realidad aunque tengan cierta veracidad histórica y un sesgo de problemáticas profundas, en mi opinión no superan los acostumbrados cimbronazos superestructurales del poder, más allá de los verdaderos problemas de la gente de Evita y de Perón.

Desde aquí puede ser que algunos hechos sean forzados por cuestiones ideológicas y que las problemáticas se remonten sea a 1945, 1955, 1960, 1970 o 1990. Pero, desde el hoy, 2006, el pueblo en su eterno presente, se distancia de las sesudas cavilaciones y responde claramente, como siempre, a las demandas de sus necesidades. No adhirió al peronismo por una cuestión histórico-filosófico-política, sino por los niveles de respuestas concretas que encontró en Perón y Evita. Quienes pretendan ideologizar, sea desde la derecha y/o desde la izquierda, tendrán, sin duda la respuesta contundente del pueblo, capaz de emocionarse hasta las lágrimas cuando se difunden actos como la película vista.

Seguramente que la injusticia como proceso de vida permanente de los trabajadores, reforzó las miras evocativas por Perón y Evita. El mismo General dijo alguna vez y solía repetirlo: “No es que hayamos sido buenos, sino que quienes vinieron después de nosotros nos hicieron óptimos”.

Si Kirchner hoy pretende las transversalidad, no es que niegue o reniegue del peronismo. En todo caso habría que preguntarse si el “peronismo” no renegó antes de Perón y Evita (y hasta de la Marcha Peronista). ¿O nos tenemos que hacer los distraídos con el “peronismo” de Menem, que en las internas le ganó al aparto “cafierista” (por favor, no olvidar). “Peronismo”, claro está, que vino a ser el de Alsogaray, Bunge y Born y “Braden”. Esto, no hay quien lo niegue. Traicionó a propios y ajenos.

O hablamos del “peronismo” de Duhalde, que aún cuando compañero de fórmula de Menem, traicionó a los propios equipos federales de idóneos, técnicos y profesionales para el tercer plan quinquenal, del cual fuera jefe y figurón durante la interna y en la entrega que del mismo “plan” se hizo en Entre Ríos, luego ya presidente, so pretexto de ordenamiento, dejó el tendal, luego de pasarle la garlopa al “peronismo” de Rodriguez Saa, que por aclamación había recibido consenso popular, además del de la Asamblea Legislativa. No obstante, también el “peronismo” de éste capotó no sólo por Duhalde, cuando aparece ligado a Menem en las últimas elecciones. ¿De qué y cuál peronismo hablamos? El mismo General decía “Yo no soy peronista, yo soy Perón”.

Por otra parte, Perón temía de un peronismo sin Perón, propuesta de Lonardi, que le costó la presidencia, pretensión de Vandor que le costó la vida. La asonada de Valle y los fusilados, el pueblo -desde la Resistencia Peronista- no la midió con la mezquindad de si eran o no peronistas con o sin Perón. Y sintió como suya la acción emprendida y cuyo desenlace no sólo no deseado por Perón sino no esperado por nadie, más que por quienes cargaban de odios al verdadero peronismo: los gorilas de ayer y de hoy, sellaron la suerte de esos patriotas que se jugaron no como juegan de trincheras trasnochados de cafés. Hayan sido o no peronistas con o sin Perón, murieron como tales. Y, sentimos como saludable reivindicación que los rescate del olvido siniestro que impusieron a la memoria colectiva los que pergeñaron no sólo el decreto 4161.

Si en este momento Kirchner intenta un peronismo que recupera la memoria y reivindica los hechos que guardan estrecha continuidad histórica con la realidad insepulta que brota al decir de Scalabrini Ortiz desde el “fondo del subsuelo de la patria sublevada”, bienvenido sea Kirchner con o sin transversalidad, con peronismo sin o con Perón, pero siendo óptimo a consideración del Pueblo. Y no serán pruritos ideológicos los que oculten el bosque con sus frutos y realizaciones. En esto hay que tener el odio afinado como para escuchar esa maravillosa música que el General llevó en sus oídos. Si Kirchner no es sordo, de seguro está componiendo los arreglos necesarios a su partitura. Ojalá la escriba con mayor acierto que quienes le precedieron, así se comprenderá, por fin, que entre bombos y platillos lo que se pretende es una Patria grande, justa, libre y soberana para felicidad del pueblo. Lo demás. como diría Jauretche: “En mi pueblo, de chicos les ataban las manos para evitar desperdicios de aptitudes y energías”.

Eriberto De Pablo
Militante de la Resistencia Peronista, ex obrero metalúrgico, especialista en educación a distancia, filósofo, actual catedrático de la Universidad Nacional del Comahue en el CURZA-Viedma
edepabloc@speedy.com.ar


© Eriberto De Pablo
Todos los derechos reservados.
Para reproducir citar la fuente.
Gentileza Bambú Press.
Bambú Press está contra lo «políticamente correcto», el «pensamiento único» y la «globalización» impuesta desde arriba.

. Patriotas
. . ¿Dónde estaba Clausewitz el 16 de septiembre de 1955?
. . Ni izquierda ni derecha,
La síntesis es la cuestión.
. . Menos soberbia y más sentido del compañerismo
. . Güevos en la mesa, ojos en los libros
. . ¿Quién se robó mi niñez?
. Ir a la sección: Patriotas

Investigaciones Rodolfo Walsh