Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Claves









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (El dólar y el yuan)

 Generar una versión PDF de: (El dólar y el yuan)

Análisis económico traducido de "Le Monde"
El dólar y el yuan
Por Eric Le Boucher
Publicado digitalmente: 6 de noviembre de 2004

A continuación publicamos la traducción del artículo de Eric Le Boucher aparecido el pasado 31/10 en Le Monde.
Si bien en el mismo se analizan las alternativas económicas en función de los posibles candidatos (hoy ya fue re-electo Bush) lo que subyace es el conflicto monetario mundial, visto desde la perspectiva de los intereses europeos, mas concretamente franceses, debido al origen del autor.

La superficial descripción del conflicto existente entre las cotizaciones del yuan y el dólar arrojan suficiente luz para que analistas locales interpreten el porqué de un probable flujo de capitales de origen chino a la región, y como esto puede darse sin que se pongan en peligro los intereses estratégicos norteamericanos "en su patio trasero"

Nótese la similitud entre la descripción de algunas situaciones estructurales de EEUU actuales y la situación reinante en la Argentina anterior a la devaluación.

Finalmente es de destacar que el analista habla de las políticas del banco central chino (y de las políticas monetarias norteamericanas y europeas) como derivadas de las políticas de estado de sus respectivos gobiernos... Habría que sugerirle a dichos gobiernos que lean las recomendaciones que nos hace el Premio Nobel Kydland, ya que quizás dándole independencia a los bancos centrales se resuelvan los conflictos

El Equipo


Crónica de economía por Eric Le Boucher

Que Bush o Kerry gane, la amenaza es la misma: la devaluación del dólar

LE MONDE | 30.10.04 | 13h25

La economía mundial se basa en una enorme alianza entre los Estados Unidos y China: los hogares americanos se precipitan sobre los productos fabricados en China, sustentando un fuerte crecimiento pero generando un déficit comercial abismal; este déficit es financiado por la compra de dólares por parte del Banco Central de Pekín.

Dando... dando: "Yo compro tus productos, vos me financiás".

El sistema funciona de maravilla desde hace cerca de tres años: estos dos motores acoplados han sustentado los crecimientos americano (4,5 %), chino (9 %) y mundial (5% este año), siendo el mejor resultado desde hace treinta años. Pero es intrínsecamente rengo.
El déficit americano supera ahora 650 mil millones de dólares, lo que representa un 5,7% del PBI: su financiación es frágil y cada vez más es a corto plazo. ¡En cuanto a China, representa por sí sola un 60% del incremento de las inversiones mundiales!

EL AGUILA Y EL DRAGÓN

Sólido hasta aquí, a pesar de estos desequilibrios -y a pesar de los augurios de Casandra-, este sistema no puede, no obstante, durar para siempre. Pero ¿Cómo hacer aterrizar al águila y al dragón con suficiente flexibilidad para evitar una catástrofe? ¿Es esto posible? En el centro de las respuestas a estas preguntas se sitúa el dólar.
En China el Gobierno adoptó distintas medidas para enfriar la máquina a principio de año, con un éxito insuficiente. El banco central acaba de tomar la iniciativa elevando (a 0,3 %) sus tipos de interés por primera vez desde hace nueve años. Un primer paso, según Andy Xie, de Morgan Stanley, quien considera que será necesaria una subida diez veces más fuerte para enfriar realmente el auge inmobiliario, que está, a su modo de ver, en el corazón del recalentamiento actual. A continuación, los economistas se preguntan si el paso siguiente será la desvinculación del lazo que sujeta el yuan al dólar.
Esta toma de autonomía monetaria, por una revaluación, llegará algún día, pero ¿es el momento? Si la subida de los tipos del banco central es suficiente, la respuesta será no. Si no es suficiente, la respuesta será sí. El dólar en este caso se posicionará a la baja.
¿En qué andan los Estados Unidos? La campaña electoral habrá sido, desde el punto de vista económico, surrealista. Se habrá parecido a una gran mentira. Ya que ha regresado el crecimiento económico americano, sería tiempo de ocuparse de los déficit gemelos, comerciales y presupuestarios, y de decir a los Americanos que viven desde hace tiempo por encima de sus propios medios. Pero ninguno de los candidatos ha hablado de estas frugalidades, al contrario: Bush prometió persistir con los tres enormes regalos fiscales que hizo durante su primer mandato; Kerry prometió establecer una seguridad social "para todos", entre otros gastos. Como si, como lo ha afirmado el Vicepresidente Dick Cheney, los déficit no contaran. Desgraciadamente, una vez electo, el Presidente, sea quién sea, deberá seguramente dejar de lado sus promesas para ocuparse de las deudas.

EFECTO RIQUEZA

¿Qué podrá hacer? Deberá tener mucho pulso para remediar los desequilibrios financieros sin romper la confianza, el crecimiento y la gran alianza con China. Todo se basa en el consumo desenfrenado de los hogares enriquecidos, no por sus salarios sino por un efecto riqueza debido, en particular, al aumento del precio de los inmuebles (allí también, sin duda...). Las familias han más que duplicado su endeudamiento (con relación a su renta) para pagar una vivienda: mientras las propiedades se valorizan, la carga de reembolso de los créditos parece ligera. Pero esta mecánica está a la merced de un aumento de los tipos de interés juzgado demasiado pesado o con perspectiva de pérdida de renta. Es decir, de una desaceleración económica demasiado neta.
Para evitar que se establezca una terrible espiral -el temor al futuro bloquea el consumo, lo que detendría el crecimiento-, será necesario que el crecimiento permanezca por encima del 3,5 %, según los cálculos de Anton Brender, del banco Dexia. Por debajo "la bicicleta" pierde demasiada velocidad y se cae. Se podría garantizar este crecimiento de distintas maneras. O mantener los déficits, y la deuda estalla. O devaluando el dólar. Aquí aparecemos nosotros. La devaluación del billete verde es el método menos doloroso de encaminar la economía americana hacia mejores equilibrios sin correr el riesgo de bloquearla. Esta política tiene pues todas las oportunidades de ser la elegida por el futuro Presidente. George W. Bush, en su primer mandato, no ha dado señal clara que él crea en un dólar fuerte. John Kerry la verá como la mejor manera de apoyar la industria americana que sufre con las importaciones y que amenaza con desplazamientos.
Una devaluación, pero ¿qué devaluación? Los economistas del UBS consideran que el valor del dólar debe bajar entre un 20% y un 30% para que el déficit comercial americano vuelva a un nivel razonable. El euro que ya se valorizó un 30% desde 2001, deberá ascender entonces a 1,70 dólar, penalizando mucho las exportaciones europeas. Alemania, cuya débil expansión económica se sostiene gracias a sus ventas al exterior, no resistiría más, y Francia sería afectada por repercusión. Para solucionar el problema americano, la devaluación del billete verde arriesga poner en peligro el crecimiento en Europa. He ahí un gran tema de debate América- Europa.

EL G5 + CHINA

Para evitar hacer pagar a los Europeos, sería necesario que los Americanos aceptasen consumir menos o ahorrar más. O, que en caso de la adopción de una estrategia de devaluación del dólar, ésta se realice solamente con relación a las monedas asiáticas.
Estos dos últimos años, las autoridades monetarias de China y de Japón han rechazado esta política y han comprado dólares para poder seguir exportando masivamente. China, como se ha visto más arriba, intenta todavía otra estrategia. ¿Los países asiáticos pueden cambiar de actitud? Ése será un gran tema de discusión América-Europa-Asia.
Tanto sea con Bush o con Kerry, el debate G5 + China del próximo año tiene todas las chances de ser muy animado.

Eric Le Boucher


Artículo traducido de Le Monde del 31/10/2003
Ubicación original: http://www.lemonde.fr/web/article/0,1-0@2-3208,36-385249,0.html
Traducción exclusiva para IRW: Erika Alonso
. Claves
. . El embrollo del TLC
. . Estados Unidos abre nueva base militar en Colombia
. . Colombia: Otro pupitrazo del gobierno en el Senado para aprobar el TLC
. . Campaña de Reporteros Sin Frontera contra Venezuela
. . Estados Unidos y su marcha sobre Moscú
. Ir a la sección: Claves

Investigaciones Rodolfo Walsh