Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Agencia ’ANCLA’ > Comunicados







HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (La barbarie militar israelí y el pueblo argentino)

 Generar una versión PDF de: (La barbarie militar israelí y el pueblo argentino)
 
 

Partido Patria y Pueblo
La barbarie militar israelí y el pueblo argentino

1.- El partido Patria y Pueblo repudia enérgicamente la inicua campaña militar que está perpetrando el estado de Israel contra la franja de Gaza y el Líbano. Este nuevo crimen de lesa humanidad no puede sino haber sido cuidadosa y largamente preparado: entenderlo como mera "respuesta temperamental o desproporcionada" al secuestro de algunos soldados es, en el mejor de los casos, una cobarde elusión de responsabilidades.

Los horrores desencadenados por el alto mando israelí contra la población de Gaza, en efecto, tienen todo el aspecto de una meditada y deliberada provocación a Hizbullah, partido libanés legal, legítimo y masivo que hace de la solidaridad con los palestinos una cuestión de principios. La "respuesta" israelí a la previsible reacción de Hizbullah fue la actual degollina ultratecnificada del pueblo del Líbano.

Es un castigo colectivo al mejor estilo hitleriano: los golpes no caen sobre Hizbullah, sino sobre todos los libaneses. La intención aparente sería forzar una guerra civil de ricos maronitas contra pobres musulmanes, un Sabra y Chatila de dimensiones colosales. A más largo plazo, se apuesta a la limpieza étnica del Líbano meridional y la conversión de la ribera Sur del Litani en un protectorado de la OTAN, testaferro armado del imperialismo yanqui. El objetivo es compartir con las grandes potencias los costos materiales y morales de la lucha por la "civilización occidental" contra la "barbarie islámica".

Las consecuencias de todo este horror, tarde o temprano, revertirán (como ya empezaron a hacerlo) sobre la población civil israelí, y en especial la judía. Si las autoridades israelíes realmente desearan proteger a sus ciudadanos y no sólo su "seguridad", lo primero que deberían hacer es anunciar un plan para el inmediato retiro de todas las tropas israelíes detrás de las fronteras de 1967, tal como exigen desde esos tiempos las Naciones Unidas y la comunidad internacional. Toda la dirigencia palestina, incluida la de Hamas, ha declarado o insinuado su aceptación de la existencia del Estado de Israel dentro de esos límites.

2.- Pero ése solo es el primer paso más elemental. Las permanentes agresiones israelíes a sus vecinos resultan del carácter sionista del Estado de Israel, que pretende construir allí "el país de los judíos de todo el mundo". Ese lazo con una diáspora planetaria míticamente tributaria de Jerusalén lo convierte en un engendro etnocéntrico y supremacista. Provoca y encubre además su alineamiento permanente con las grandes potencias imperialistas y lo convierte en un gueto artillado en guerra permanente con sus vecinos.

Rómpase el carácter sionista del Estado de Israel, y se habrá dado un paso gigantesco hacia la paz regional y mundial. Así como hay sionistas judíos y no judíos, dentro y fuera de Israel, el combate al sionismo compromete a judíos y no judíos, dentro y fuera de Israel.

3.- Es claro ya, por otro lado, que desde hace largas décadas el sionismo se sirve de la diáspora judía (concentrada en Estados Unidos tras el holocausto hitleriano de casi todos los judíos de Europa) para asegurar su hegemonía estatal-militar en Medio Oriente. No está -como declara- al servicio de los judíos del resto del mundo. En este sentido, y en lo que toca a la Argentina, Patria y Pueblo declara:

a) Los judíos argentinos son parte indivisible del pueblo argentino, tal como lo son los descendientes de italianos, españoles, siriolibaneses, armenios, etc., cuyas entidades comunitarias siempre hicieron aportes encomiables a la construcción de la Nación. Pero bajo la dirección sionista, las principales entidades comunitarias judeoargentinas -y en especial su por otro lado excelente red educativa- buscan "construir la identidad judía en torno a Eretz Israel " (sic). Empujan así a sus representados a practicar una doble lealtad que no propugnan las representantes de otras comunidades.

Esta práctica inaceptable fomenta la división interna de nuestro pueblo en lugar de proveer a su unidad. Es tan inadmisible como sus resultados (por ejemplo, las condolencias que le presentó el presidente Menem al embajador israelí por las víctimas -¡argentinas, muchos incluso de origen indígena!- del atentado de la AMIA). Nuestro partido, donde militamos judíos y no judíos por igual, la rechaza por completo.

b) Dichas instituciones implementan esa doble lealtad en apoyo de la barbarie desatada ahora por Ehud Olmert y Amir Peretz. Como ese terror militar ejercido impunemente sobre poblaciones civiles indefensas horroriza a los argentinos y recibe su más honda repulsa, los dirigentes sionistas de la comunidad judeoargentina agreden los mejores intereses de los judíos de nuestro país y atentan contra la unidad de nuestra población.

Patria y Pueblo convoca a los compatriotas de origen judío a exigir que las autoridades comunitarias abandonen inmediatamente esa prédica divisionista y alejen cuanto antes sus instituciones de la influencia sionista.

c) Esta actitud, por otro lado, tiende a alimentar cierto resurgimiento del antisemitismo más retrógrado. So pretexto de atacar a "los sionistas" revive los abominables "Protocolos de los sabios de Sión" y pretende sibilinamente enfrentar a la masa del pueblo argentino con los argentinos de origen judío.

Con la misma decisión con la que repudiamos el sionismo repudiamos estas manifestaciones, que, por lo demás, sólo difieren de aquél en quién tiene que pagar por la "solución final": si los propios judíos o el pueblo palestino.

Patria y Pueblo alerta a todos los compatriotas a no ceder ante estos promotores de la segregación racial, étnica o religiosa. El interés general de los argentinos convoca a construir una nación amalgamando los legados de las múltiples corrientes que han constituido la gran masa de nuestro pueblo.

d) Saludamos, en ese sentido, la digna mesura y la sabiduría con que las organizaciones de los argentinos de origen árabe (cualquiera sea su fe religiosa) han sabido evitar la provocación antisemita disfrazada de "antisionismo", y les brindamos nuestra más completa solidaridad en el momento que atraviesan sus hermanos de ultramar.

e) Expresamos también nuestra solidaridad incondicional a las autoridades palestinas y libanesas, y sus representantes en la Argentina.

f) Llamamos a todos los partidos políticos y organizaciones populares de nuestro país, y en especial a los del campo nacional y popular, a manifestar el apoyo generalizado que el pueblo argentino, sin distinción de origen o religión, brinda a palestinos y libaneses. No es casual que en el naciente movimiento pacifista israelí haya tantos ciudadanos de origen argentino: son fieles a una tradición integradora que ningún fundamentalismo, sionista o antisemita, debe doblegar.

Por la Mesa de Conducción Nacional de Patria y Pueblo:

Néstor Miguel Gorojovsky, Secretario General

Rubén Rosmarino, Julio Fernández Baraibar, Baylón Gerez, Almendra Cisneros, Pablo López Fiorito, Lorena Vázquez

. Comunicados
. . Carta abierta de los trabajadores en lucha de la editorial Perfil
. . Se buscan datos sobre Lucía Lescano, desaparecida el 20 de febrero de 2007
. . Quebracho se presentó en Tribunales
. . Pueblo o Petroleras – Patriotas o Traidores
. . Presentación en tribunales y conferencia de prensa
. Ir a la sección: Comunicados

Investigaciones Rodolfo Walsh