Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Claves





HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Soberanía nacional versus inversión extranjera descontrolada)

 Generar una versión PDF de: (Soberanía nacional versus inversión extranjera descontrolada)



A contramano de la historia
Soberanía nacional versus inversión extranjera descontrolada
Traducción artículo de Le Monde y Comentario IRW
Por El Equipo
Publicado digitalmente: 31 de julio de 2006

Comentario IRW
Traducción de artículo de “Le Monde

Equipo de Investigaciones 'Rodolfo Walsh'Comentario IRW



Soberanía Nacional

Los llamados países centrales, y también aquéllos que les disputan ferozmente y palmo a palmo las cuotas de mercado en el mundo globalizado, tienen en claro que existen límites -muchas veces impuestos por sus propios intereses comerciales- a la hora de facilitar o permitir las “inversiones extranjeras” en sus respectivos ámbitos territoriales.

Contrariamente a lo que pregonaba en los noventa para las naciones "en vías de desarrollo", EEUU define a los posibles inversores en sus tierras como "intereses extranjeros", dándoles un tratamiento que dista de ser privilegiado o siquiera igualitario.
A partir de la sanción de la ley citada en el artículo de Le Monde, toda nueva adquisición por parte de capitales extranjeros pasará por una investigación de 45 días, en particular las destinadas a "infraestructuras esenciales" que serán examinadas por organismos como la CIA y el FBI.
Aún cuando la transacción que desatara la cuestión se derive de la compra de terminales portuarios por parte de una empresa de los Emiratos Árabes, la norma no se circunscribe exclusivamente a las relaciones interempresariales, sino que todas las inversiones de grupos extranjeros serán monitoreadas, pasando a cumplir el estado el rol de controlador, regulando las transacciones comerciales, las que se verán subordinadas al interés nacional.

EEUU no es un excepción dentro de los países centrales.
El pasado 1º de marzo el columnista de Bloomberg, Matthew Lynn, se quejaba del creciente "nacionalismo europeo" en el sector energético, argumentando que es más fácil para Osama Bin Laden comprar el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York que para un extranjero comprar una compañía europea de energía [
1].
Sustenta su afirmación en la reciente injerencia gubernamental en casos como la fusión de las francesas Suez SA y Gaz de France SA (en detrimento de la italiana Enel SpA); el frustrado intento de compra de E.ON AG (Alemania) de Endesa SA de España; y la malograda propuesta de compra de la rusa Gazprom de Centrica Plc (inglesa).
A partir de la nueva norma noticiada por Le Monde la situación ha variado, pero no en el sentido planteado por Lynn, que proponía veladamente una liberalización de los sectores estratégicos europeos, sino que, por el contrario, EEUU ha endurecido sus controles con respecto a las inversiones extranjeras, fortaleciendo el carácter regulador del estado.

Pero no son sólo los países centrales los que ejercen controles sobre las inversiones extranjeras. En lo referente al sector inmobiliario la agencia Xinhua (china) afirma que “Según un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), 137 de los 187 miembros del FMI ponen restricciones a la compra de bienes raíces por parte de extranjeros.” [2].
Asimismo, y en la misma semana, China dispuso regular aún más la inversión extranjera en el sector inmobiliario [3].

Inversión extranjera descontrolada

El ejemplo chileno

Pero, ¿qué sucede cuando el estado nacional deja de regular y controlar la inversión extranjera?
Al respecto es muy ilustrativo el “conflicto” que se ha suscitado en Chile a raiz del proyecto de construcción de la carretera que enlazaría por tierra Puerto Montt con Chaitén. El mismo fue elaborado por la Dirección de Vialidad del Ministerio de Obras Públicas de Chile.
Originalmente el proyecto de la carretera integraba territorialmete a Chile evitando los tramos marítimos, y de ahí su carácter estratégico, ya que estos últimos, cuando existen condiciones climáticas adversas, impiden el tránsito de los pobladores meridionales, quedando los mismos aislados.

El trazado original de la carretera contemplaba expropiar parte del Parque Pumalin [4], propiedad de Douglas Tompkins [5], el que en su momento explítitamente concordara con dicha posibilidad a través de un "acuerdo" de 1977 con el gobierno chileno [6].

Resulta ser que ahora Douglas Tompkins se niega a que la carretera atraviese su propiedad, desconociendo el acuerdo, y proponiendo un trazado que continúa sin resolver el aislamiento de los pobladores ni la integración por vía terrestre [7].

Douglas Tompkins se resiste [8] a cumplir lo que ratificara a través del "Complemento a bases de acuerdo de 1997" [9], firmado el 9 de diciembre de 2003, que en su apartado 3.6 establece que:
“Del mismo modo, contemplarán expresamente la facultad de autorizar, sujeto al estricto cumplimiento de las leyes aplicables, la ejecución de obras de utilidad pública y de faenas de mantención de los caminos y de las obras existentes en tales terrenos, previas las autorizaciones y estudios que sean de rigor”.

A través de estos "acuerdos" el gobierno chileno hizo como que regulaba y controlaba el accionar de este inversor, pero en realidad estos documentos, de dudosa legalidad a la hora de hacerlos cumplir, se transformaron en letra muerta a partir de la firma por parte de Chile del Tratado de Libre Comercio (TLC) con EEUU, país del que Douglas Tomkins es ciudadano.

Efectivamente, Tompkins en algún momento en el futuro podría invocar su condición de inversor norteamericano y plantear que existe una “controversia”. En tal sentido podría solicitar la aplicación del punto 10.15 del capítulo “Inversión” del TLC -que establece los mecanismos para resolver una controversia- lo que obligaría al gobierno Chileno a aceptar un tribunal arbitral (punto 10.16 del TLC) [10].
De esta manera la “controversia” ya no se resolvería a través de la justicia chilena, la que habría perdido jurisdicción sobre parte del territorio chileno [11].

Esta pérdida de soberanía concreta es ocultada por el gobierno chileno, el cual se aviene a negociar el trazado de la carretera con Tompkins para que la situación no salga a la luz y el pueblo chileno no perciba el grado de “entrega” que representó la firma del TLC.

A contramano de la historia

Mientras las naciones industrializadas -y aquéllas que aspiran a serlo seriamente- imponen estrictas reglas del juego a los "inversores extranjeros", en los países en vías de desarrollo todavía no se han instrumentado los mecanismos que garanticen la soberanía nacional, los recursos naturales, el control de las empresas proveedoras de servicios estratégicos y hasta la integridad territorial.

Por el contrario, la década de los noventa ha dejado como herencia el control por parte de "intereses extranjeros" de las empresas prestadoras de servivios esenciales.
Gran parte del poder de decisión de los resortes para el desarrollo económico se encuentran en estos momentos en despachos ubicados fuera de la Argentina. Como anticipo de "pérdida de soberanía" ya existen en algunos contratos de las empresas privatizadas cláusulas que remiten al CIADI [12] como organismo a través del cual se deberán dirimir conflictos con “compañías extranjeras” que prestan servicios esenciales en Argentina.

Asimismo, extensas áreas del territorio nacional se encuentran en manos de "inversores extranjeros" como los hermanos Carlo y Luciano Benetton; Ted Turner (Time Warner, ex-CNN); Joe Lewis (Planet Hollywood); Daniel Lerner (Walt Disney); George Soros (Quantum); los actores Silvester Stallone, Jane Fonda y Michael Douglas; y los mismísimos Douglas y Kris Tompkins.

Está en nosotros revertir el actual cuadro de situación o, caso contrario, las generaciones venideras padecerán las consecuencias de “avanzar”... a contramano de la historia.

El Equipo

Los EEUU endurecen la ley sobre inversiones extranjeras


Le Monde, Sección: Empresas
Por Redacción Le Monde (Artículo sin firmar)
Publicado: 28 de julio de 2006 16:09 | Última actualización: 28 de julio de 2006 16:09

La Cámara de Representantes y el Senado americanos adoptaron por unanimidad, el miércoles 26 de julio, textos destinados a reforzar el control de las adquisiciones de empresas locales por grupos extranjeros.

Este voto se produce después de la polémica suscitada en los Estados Unidos por la voluntad de Dubai Ports World de adquirir varios terminales portuarios, entre ellos el de Nueva York. Finalmente, esta sociedad de los Emiratos Arabes Unidos tuvo que ceder y se comprometió a retrocederlos a una sociedad de derecho americano (Le Monde del 11 de marzo).

El proyecto de ley votado por la Cámara establece que toda adquisición por parte de intereses extranjeros será obligatoriamente objeto de una investigación de 45 días, que deberá claramente indicar el seguimiento de las distintas etapas, en particular, el examen por el Comité sobre las inversiones extranjeras en los Estados Unidos (CFIUS).

Además, el director nacional de información que supervisa, en particular, la CIA y el FBI deberá examinar todas las transacciones, a comenzar por las que afectan las “infraestructuras esenciales”.

Y más, los Ministros de Seguridad nacional y de Comercio se convertirán en Vicepresidentes del CFIUS y deberán firmar todas sus decisiones con el secretario al Tesoro, que es el Presidente actualmente.

Este poder no podrá delegarse sino a sus suplentes inmediatos. El Ministro de Energía ocupará también automáticamente un lugar en el CFIUS. Si uno sólo de sus miembros está en desacuerdo con la decisión general, la transacción se someterá obligatoriamente al Presidente de los Estados Unidos.

El Congreso podrá entonces pedir ser informado de manera confidencial sobre las transacciones contempladas.


NOTAS:

[1]

Europa necesita fuentes de energía, no hacer política con la energía

¿Desea comprar una compañía energética europea?
Ni siquiera piense en ello.

Cuando los gigantes franceses de la energía Suez SA y Gaz de France SA anunciaron esta semana planes de fusión para crear la segunda mayor estatal energética del mundo, desataron airados gritos de protesta de la italiana Enel SpA, la que deseaba comprarse una compañía francesa.

Cuando E.ON AG de Alemania ofreció 29.100 millones de euros en efectivo por Endesa SA de España, provocó gañidos del dolor en Madrid.

Incluso los Británicos, que generalmente acogen la compra trasnacional de sus compañías relajadamente, estaban nerviosos el mes pasado cuando la OAO Gazprom de Rusia consideraba comprar Centrica Plc, el mayor proveedor de energía del Reino Unido.

En este momento, sería probablemente más fácil para Osama Bin Laden comprar el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York que para un extranjero comprar una compañía europea de energía.

El problema es, en medio de las luchas nacionalistas entre las naciones europeas, los verdaderos desafíos encarando la industria de la energía están siendo ignorados.

Europa debe preocuparse de sus fuentes de energía - no con hacer política de la energía.

Debe pensar en asegurar sus necesidades energéticas a largo plazo. Eso significa fuentes confiables de energía provenientes de una gama de tecnologías. Quién posee las empresas energéticas debe palidecer en la insignificancia.
Fuente: Europe Needs Power Supplies, Not Power Politics February 28, 2006 19:08, Matthew Lynn matthewlynn@bloomberg.net, Bloomberg Columnist.

[2] Consultar: China pondrá restricciones a inversión extranjera en sector de bienes raíces Xinhua, Beijing, 17 jul 2006 20:35:50.

[3] Consultar: China regula la inversión extranjera en el sector inmobiliario Xinhua, Beijing, 25 jul 2006 10:37:43.

[4] Consultar: sitio Parque Pumalin.

[5] Douglas Tompkins nació en California, Estados Unidos, el día 20 de marzo de 1943, es casado, tiene 2 hijas y una fortuna calculada en mas de 350 millones de dólares, la cuál proviene de la venta de las acciones que poseía de la empresa de confecciones ESPRIT, a su ex esposa.

Uno de los rasgos que mejor caracteriza la forma de ser de este empresario es la obsesión con que se entrega a sus gustos y a las tareas que emprende, las cuales han ido variando a lo largo de su vida, siendo la última de ellas la llamada "Ecología profunda", movimiento ecológico que se funda en creer que en el planeta la vida está siendo precaria no solo para los humanos si no que también a afectado a las plantas, animales y a la viabilidad de la Biosfera. Para este movimiento todo lo biológico es lo céntrico, en vez del hombre. Rechaza que el mundo exista como un servicio para los hombres lo que también implica el no uso de sus recursos para beneficio de estos.

Desde joven otra de sus obsesiones fue el deporte, siendo precisamente el esquí, la rama que lo traería por primera vez a Chile en el año 1960, donde empezó a maravillarse de los parajes de este "austral país", volviendo periódicamente en varias ocasiones. Fue en el año 1990 cuando Tompkins decide instalarse en Chile, siendo un amigo, Rick Klein, el que le mostraría la zona donde más tarde se instalaría, con el fin de crear una reserva ecológica en la décima Región. Fue a partir de ese año que inicia las compras de las 270 mil hectáreas en dicha Región, y otras 100 mil en la undécima Región, sin embargo la totalidad de hectáreas de terreno que posee el empresario norteamericano sólo se dio a conocer en el año 1994. Edmundo Pérez -Yoma , Ministro de Defensa de esa época, se muestra como el mas importante aliado de Tompkins, apaciguando los ánimos de las Fuerzas Armadas por lo que habría facilitado la convocatoria de una Comisión Interministerial en 1995, la que analizaría el caso y se vería la conveniencia de vender el Fundo Huinay, perteneciente a la Universidad Católica de Valparaíso y que divide en dos los terrenos del magnate, con lo que terminaría la adquisición de las tierras necesarias para llevarlo a cabo. En esta comisión se estipuló que Tompkins traspasaría las tierras a la fundación EDUCEC, la que fue creada para estos efectos. El caso no volvió a concitar mayor interés hasta el año 1997, cuando las Fuerzas Armadas vuelven a poner sus dudas sobre el proyecto, y por sobre todo hacen presente la amenaza que constituiría para la seguridad nacional, debido a que Tompkins no cumplió con el acuerdo de traspasar a la fundación antes mencionada los terrenos en cuestión, habiéndolo hecho a una nueva fundación llamada "Bosque Pumalin foundation", cuya sede está en California. Surgen además preocupaciones respecto a la filosofía que adhería el magnate, la llamada Ecología profunda.

En Febrero de 1997, Frei es invitado por la Armada Chilena a conocer parte de los terrenos que posee Tompkins en la zona antes mencionada, quedando impresionado por la extensión de estos, haciéndose parte de los temores de las Fuerzas Armadas en lo que a los riesgos geopolíticos que esto podría ocasionar ,ante lo cuál se manifiesta, por primera vez, personalmente respecto al tema mostrando gran interés por solucionar lo antes posible el asunto, ordenando al Ministro Secretario General de la Presidencia, Juan Villarzú, que tome cartas en el tema, lo que influyó en todo el gabinete ministerial. Paralelamente a éste proyecto ecológico, se estaba evaluando la factibilidad de llevar a cabo un proyecto de inversión también norteamericano, de extracción de bosque nativo, llamado TRILLIUM, el que gozó desde un comienzo del mas completo apoyo por parte del gobierno y en especial del Presidente Frei.

Comienza un período que se caracterizó por mutuas acusaciones , ya sea en la prensa como en los Tribunales de Justicia, lo que contribuyó a que las relaciones entre las partes involucradas se vieran deterioradas, por lo que Tompkins recurre al embajador de su país en Chile, Gabriel Guerra -Mondragón, el que se reúne con Juan Villarzú el día 20 de Marzo de 1997, pactando un plazo de 30 días para poner fin a las desaveniencias existentes. Posterior a esta reunión se firma un protocolo de acuerdo entre Villarzú y el abogado de Tompkins, Pedro Pablo Gutiérrez, el que contendría los puntos principales hablados en la reunión anterior, los cuales deberían ser estudiados por ambas partes para firmar, en base a éste, el que sería el acuerdo definitivo.

El día 7 de Julio de ese mismo año se firma el que sería el acuerdo definitivo, el cuál contaba con la aprobación del Presidente Frei. Este acuerdo suponía el fin de las diferencias entre las partes imponiéndoles una serie de compromisos que se suponía debían acatar. Este acuerdo no duró mas de cuatro días debido al no cumplimiento, por parte de Tompkins, de éste. Así comienza de nuevo el conflicto en un nuevo escenario y con acciones aún mas determinantes.
Fuente: Conflictos y negociaciones, Rodrigo Fuentes rodfuentez@hotmail.com.

[6] El siete de julio de 1997 se llegó al acuerdo final, cuyo documento fue revisado y aprobado por el Presidente Frei, en una reunión donde participaron el Ministro del Interior Carlos Figueroa y el Subsecretario de ésa cartera Belisario Velasco quien se perfiló como el principal objetor de los planes de Tompkins desde La Moneda.

Este documento no presenta mayores diferencias con el protocolo de acuerdo firmado anteriormente entre Villarzú y Gutiérrez (abogado de Tompkins), siendo más bien un documento más específico que el anterior, entregando compromisos para cada una de las partes:

* Gobierno

1. Se compromete a declarar Santuario de la Naturaleza, los terrenos comprendidos en el proyecto. Además del reconocimiento legal que implica dicha figura, tiene otros efectos prácticos importantes como la exención tributaria.

2. El Gobierno a través del estudio realizado por el Consejo de Defensa del Estado, reconoció que la propiedad del Fundo Rorohuentro corresponde a Tompkins, descartando una supuesta superposición con derechos del Fisco.

3. También se compromete junto al Ministerio de Bienes Nacionales y la cooperación del propio Tompkins, a regularizar los títulos de dominio de 25 propietarios menores cuyos terrenos limitan con el parque.

* Tompkins

Se compromete a:

1. Garantizar el manejo de los recursos acuíferos de la zona, para la instalación de tendido eléctrico, torres de alta tensión y líneas de transmisión eléctrica.

2. Abstenerse de comprar, en un plazo de un año, terrenos de más de 4.000 hectáreas en la décima, undécima y duodécima regiones hasta la puesta en vigencia de una nueva ley que regulará las adquisiciones de la zona austral.

3. Cooperar en el saneamiento de los títulos de dominio de los colonos de la zona.

4. Constituir una nueva fundación a la cual le serían traspasados los bienes que entonces estaban a nombre de Parque Pumalín Foundation, cuya sede estaba en California, terminando así EDUCEC. En esta nueva fundación, Tompkins podría nombrar a cuatro de los siete directores que la conformarían, los otro tres provendrían de la Academia de Ciencias, el Obispado de Ancud y la Universidad Austral. Ésta última recibiría las tierras en caso de no cumplirse los propósitos fundacionales.

5. Establecer un polo de actividad turística para fomentar el poblamiento de la región.

6. El santuario de la Naturaleza abarcará unas 250.000 hectáreas y otras diez mil serán destinadas a predios demostrativos, donde se esperaría capacitar a los colonos para un aprovechamiento sustentable de la tierra y los recursos naturales disponibles.

7. Garantizar las facilidades de acceso y operación para todas las actividades productivas aledañas al Parque Pumalín. También se podrán realizar prospecciones mineras y de fuentes de energía.

8. Entregar al Estado, sus organismos o a terceros en dominio, servidumbre, arrendamiento, usufructo, u otro título oneroso los terrenos del Parque que sean necesarios para la materialización de proyectos en que exista un interés público comprometido, como por ejemplo, construcción, reparación y mantenimiento de caminos públicos, puentes, viaductos, muelles y rampas de embarques; uso y habilitación de playas públicas; manejo del recurso agua; instalación de torres y líneas de transmisión eléctrica, de televisión , de transmisión de radio y televisión; etcétera. La constitución de cualesquiera de los derechos antes del Estado, a favor del Estado, sus organismos o terceros, se regirá por la normativa legal vigente.
Fuente: Diario "La Tercera", Santiago de Chile, 21 de enero de 1999

[7] ...“El propietario del parque Pumalín, por el que pasaría la vía, se opone a ello, argumentando que es preferible una ruta alternativa costera, pues permite sacar del aislamiento a diversos villorrios que la vía propuesta por el CMT no alcanzaría. Argumenta que aquélla tiene menor costo y no causaría el daño ambiental que ocasionaría la propuesta del CMT. Éste -según el mismo propietario- no tiene buena reputación en términos ambientales.”...

“La propuesta costera supone 33 kilómetros de navegación, distancia considerable, que no resuelve la falta de conectividad de Aisén: trasbordos de esa longitud estarán expuestos a las mismas condiciones climáticas adversas que hoy la entraban. Por tanto -a diferencia de la propuesta del CMT-, la unificación caminera del país que se busca desde hace décadas no se conseguiría.”
Fuente: Carretera en Pumalín, El Mercurio, Santiago de Chile, 6 de julio de 2006 08:45 AM.

[8] "...la opinión de la Fundación Pumalín es clara sobre el camino: que no pase por su territorio". El polémico imperio de Tompkins, El Diario Financiero, Santiago de Chile, 24 de julio de 2006 04:13:00 AM.

[9] Acuerdo Pumalín, Ministerio Secretaría General de la Presidencia de Chile.

[10]

Tratado de Libre Comercio Chile / EE.UU/

El gobierno de la República de Chile y el gobierno de los Estados Unidos de América, han acordado lo siguiente:...

Capítulo: Inversión

Sección B - Solución de controversias inversionista-Estado

Artículo 10.14: Consultas y negociación

En caso de una controversia relativa a una inversión, el demandante y el demandado deben primero tratar de solucionar la controversia mediante consultas y negociación, lo que pudiera incluir el empleo de procedimientos de terceras partes de carácter no obligatorio.

Artículo 10.15: Sometimiento de una reclamación a arbitraje

1. En caso de que una parte contendiente considere que no puede resolverse una controversia relativa a una inversión mediante consultas y negociación:

(a) el demandante, a su propio nombre, podrá someter a arbitraje una reclamación, de conformidad con esta Sección, en la que se alegue:

(i) que el demandado ha violado:

(A) una obligación de conformidad con la Sección A o el Anexo 10-F,

(B) una autorización de inversión, o

(C) un acuerdo de inversión, y

(ii) que el demandante ha sufrido pérdidas o daños en virtud de dicha violación o como resultado de ésta; y

(b) el demandante, en representación de una empresa del demandado que sea una persona jurídica propiedad del demandante o que esté bajo su control directo o indirecto, podrá, de conformidad con esta Sección, someter a arbitraje una reclamación en la que alegue:

(i) que el demandado ha violado:

(A) una obligación de conformidad con la Sección A o el Anexo 10-F,

(B) una autorización de inversión, o

(C) un acuerdo de inversión, y

(ii) que la empresa ha sufrido pérdidas o daños en virtud de dicha violación o como resultado de ésta.

2. Para mayor certeza, el demandante podrá, de conformidad con esta Sección, someter a arbitraje una reclamación alegando que el demandado ha violado una obligación de conformidad con la Sección A o el Anexo 10-F a través de las acciones de un monopolio designado o una empresa del Estado ejerciendo facultades gubernamentales delegadas, según lo establecido en los artículos 16.3(3)(a) (Monopolios designados) y 16.4(2) (Empresas del Estado), respectivamente.

3. Sin perjuicio del artículo 12.1(2) (Ámbito de aplicación), ninguna reclamación podrá someterse a arbitraje de conformidad a esta Sección alegando una violación de cualquier disposición de este Tratado que no sea una obligación de la Sección A o del Anexo 10-F.

4. Por lo menos 90 días antes de que se someta una reclamación a arbitraje en virtud de esta Sección, el demandante entregará al demandado una notificación escrita de su intención de someter la reclamación a arbitraje (“notificación de intención”). En la notificación se especificará:

(a) el nombre y la dirección del demandante y, en el caso de que la reclamación se someta en representación de una empresa, el nombre, dirección y lugar de constitución de la empresa;

(b) por cada reclamación, el acuerdo de inversión, la autorización de inversión o disposición de este Tratado presuntamente violada y cualquier otra disposición aplicable;

(c) las cuestiones de hecho y de derecho en que se funda cada reclamación; y

(d) la reparación que se solicita y el monto aproximado de los daños reclamados.

5. Siempre que hayan transcurrido seis meses desde que tuvieron lugar los hechos que motivan la reclamación, el demandante podrá someter la reclamación a la que se refiere el párrafo 1:

(a) de conformidad con el Convenio del CIADI, siempre que tanto la Parte no contendiente como el demandado sean partes del mismo;

(b) de conformidad con las Reglas del Mecanismo Complementario del CIADI, siempre que la Parte no contendiente o el demandado, pero no ambos, sean parte del Convenio del CIADI;

(c) de conformidad con las Reglas de Arbitraje de la CNUDMI; o

(d) si las partes contendientes lo acuerdan, a cualquier otra institución de arbitraje o de conformidad con cualquier otro reglamento de arbitraje.

6. Una reclamación se considerará sometida a arbitraje conforme a esta Sección cuando la notificación o la solicitud de arbitraje (“notificación de arbitraje”) del demandante:

(a) a que se refiere el párrafo 1) del Artículo 36 del Convenio del CIADI sea recibida por el Secretario General;

(b) a que se refiere el Artículo 2 del Anexo C de las Reglas del Mecanismo Complementario del CIADI sea recibida por el Secretario General;

(c) a que se refiere el Artículo 3 del Reglas de Arbitraje de la CNUDMI, conjuntamente con el escrito de demanda a que se refiere el Artículo 18 de las Reglas de Arbitraje de la CNUDMI, sea recibida por el demandado; o

(d) a que se refiere cualquier otra institución arbitral o cualquier otro reglamento arbitral escogido en virtud del párrafo (5)(d), sea recibida por el demandado.

7. Las reglas de arbitraje aplicables de conformidad con el párrafo 5, y que estén vigentes a la fecha del reclamo o reclamos que hayan sido sometidos a arbitraje conforme a esta Sección, regirán el arbitraje salvo en la medida en que sea modificado por este Tratado.

8. El demandante entregará en la notificación de arbitraje a que se refiere el párrafo 6:

(a) el nombre del árbitro designado por el demandante; o

(b) el consentimiento escrito del demandante para que el Secretario General nombre al árbitro del demandante.1. En caso de que una parte contendiente considere que no puede resolverse una controversia relativa a una inversión mediante consultas y negociación:...

Artículo 10.16: Consentimiento de cada una de las Partes al arbitraje

1. Cada Parte consiente en someter una reclamación al arbitraje, con arreglo a esta Sección y de conformidad con este Tratado.

2. El consentimiento a que se refiere el párrafo 1 y el sometimiento de la reclamación a arbitraje con arreglo a esta Sección cumplirá con los requisitos señalados en:

(a) el Capítulo II del Convenio del CIADI (Jurisdicción del Centro) y las Reglas del Mecanismo Complementario del CIADI que exigen el consentimiento por escrito de las partes de la controversia;

(b) el Artículo II de la Convención de Nueva York que exige un “acuerdo por escrito”; y

(c) el Artículo I de la Convención Interamericana que requiere un “acuerdo”.

[11] "Por esta vía se consolidan las regulaciones domésticas en estas áreas y se eleva el estándar de estas normativas al nivel de compromisos internacionales donde EE.UU pasa a tener derechos no obtenidos anteriormente. En consecuencia, se pierden grados de libertad para regular estos sectores y por ende se renuncia en parte a la soberanía en el manejo independiente de estos ámbitos regulatorios. Por cierto, aunque para ambos socios rigen estos compromisos, lógicamente el efecto práctico es significativamente distinto para el país pequeño". Estudios sobre el ALCA, (Número 15) El Tratado de Libre Comercio Chile - EEUU, Un precedente para el ALCA, Página 6. Fundación Friedrich Ebert, Santiago de Chile, agosto de 2003.

[12] Siglas del tribunal arbitral del Banco Mundial: “Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones



Artículo aparecido en la versión impresa de Le Monde en la edición del 29/07/2006
Traducción: Erika Alonso
Versión original del artículo (en francés):

http://www.lemonde.fr/web/article/0,1-0@2-3234,36-799372,0.html

. Claves
. . El embrollo del TLC
. . Estados Unidos abre nueva base militar en Colombia
. . Colombia: Otro pupitrazo del gobierno en el Senado para aprobar el TLC
. . Campaña de Reporteros Sin Frontera contra Venezuela
. . Estados Unidos y su marcha sobre Moscú
. Ir a la sección: Claves

Investigaciones Rodolfo Walsh