Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Agencia ’ANCLA’ > Opiniones








HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Ecuador: Llamamiento a no anular el voto y a votar por la Constituyente)

 Generar una versión PDF de: (Ecuador: Llamamiento a no anular el voto y a votar por la Constituyente)
 
 
Carta de Agosto
Ecuador: Llamamiento a no anular el voto y a votar por la Constituyente
[Altercom]
Por Milton Cáceres Vásquez

"Toda esta base de reserva se desperdicia con un despertar SOLO en tiempo de elecciones sin pensamiento revolucionario, con un renunciamiento a pensar y amar un proyecto de nueva Revolución, que en los hechos ayuda al cancelamiento de la utopía decretado por el pensamiento continuista de la modernidad y el neoliberalismo global autoelevado a la condición de filosofía, culmen y triunfo de la Idea de ese occidente en el denominado ’fin de la historia’ que proclama un funcionario del Estado de USA."(...)

9 de agosto de 2006

 

Queridas compañeras y compañeros:

Todos los elementos que componen una realidad política electoral como tantas han sucedido en nuestro país menos una, están presentes.

Están presentes las determinaciones geopolíticas del Imperio a través de que persista por los siglos de los siglos, su modelo global neoliberal de democracia.

Así también está presente el Estado jamás nacional aunque tal vez uni-nacional y solo plurinacional en la letra muerta.

La sociedad política dominante se encuentra omnipresente con un variopinto cortejo de candidatos que desde diferentes posiciones físicas tienen un común denominador: recomponer el dominio y el control social haciendo ’¡que no se vaya nadie, que vuelvan todos!’... Que se queden todos y todas porque... ’no seas tonto ya pasó’... ¡Salgan de las madrigueras porque ya se fue el cuco!

Sin embargo continúa presente esa sociedad, el cuco que aterra a los políticos de la corrupción.

LA MUESTRA DE ESA PRESENCIA ES LA APATÍA, LA LEY DEL HIELO Y EL RECHAZO GENERALIZADO QUE LOS CIUDADANOS REBAJADOS A SIMPLES VOTANTES EXPRESAN A TODAS LAS CANDIDATURAS.

Entonces sigue viva la lucha contra el Felino, contra los compadres de Mahuad, contra los amigotes de Sixto y Alarcón, contra el señor del banano y la harina, contra los naranjas y contra los conscriptos del coronel, sigue vivo el grito QUE SE VAYAN TODOS! incluso las candidaturas light y chimbadoras.

Pero lo que no está presente es la Acción y un Programa desde la sensibilidad e inteligencia de una revolucionada izquierda que presente el Mito y la Utopía terrena social, política e intercultural de una Democracia de la Reciprocidad Social, de un Pacto Social para esa Democracia y para hacer un Estado subordinado y funcionalizado para ello y no al revés.

Lo que está presente como restos de lo que se llamó la izquierda es el sectarismo que sin ningún pensamiento revolucionario y negociando puestos de candidatos, pacta y duerme con el enemigo pues quiere entrar a las oficinas de ESE poder haciéndose la tonta de la derrota a la que se prestó con el pacto con el coronel.

Esto quiere decir que estos grupos y movimientos no aprendieron nada de lo que pasó y pasa en los últimos tiempos en el espacio de nuestro país mundo, el Ecuador de viejos y nuevos conflictos humanos y sociales, de construcciones humano sociales alternativas, de posibilidades de aprender construyendo desde la Interculturalidad y el post desarrollo, de vivencias latentes y resucitadas de liberación desde el ecumenismo cristiano; de lenta y profunda construcción de un campesinado e indigenado que reorganiza su visión desde el carácter sagrado del espacio vivo; de culturas juveniles que con una nueva crítica dibujan un país chévere y fresco; de mujeres que sin afán electorero revolucionan nuestra condición humana desde sus sentidos de personas, pareja y familia; de nuevas expresiones y experiencias en la ciencia y en el arte, el Ecuador de miles de mujeres y varones que no apoyan a ningún candidato porque SI aprendieron la lección y porque buscan hacer una política desde una actitud limpia y digna.

Toda esta base de reserva se desperdicia con un despertar SOLO en tiempo de elecciones sin pensamiento revolucionario, con un renunciamiento a pensar y amar un proyecto de nueva Revolución, que en los hechos ayuda al cancelamiento de la utopía decretado por el pensamiento continuista de la modernidad y el neoliberalismo global autoelevado a la condición de filosofía, culmen y triunfo de la Idea de ese occidente en el denominado ’fin de la historia’ que proclama un funcionario del Estado de USA.

¡Compañeros y compañeras desenvainemos las espadas de Bolívar y Eloy Alfaro pero para luchar! Ello quiere decir en nuestras condiciones actuales hacer nuevas ideas, impedir que nuestros valores, mitos y tradiciones sean usurpados por el populismo que embadurna al sistema partidario y, desde una posición anti sistema neoliberal crear una propuesta de Democracia, tal vez una Democracia de Reciprocidad Social Intercultural.

Esto implica hacernos un último llamado: reunirnos en Cuenca -en nuestras casas- para hacer esta elaboración matriz, ese Programa y comunicarlo socialmente pues se debe iniciar un trabajo de mediano plazo.

Conjuntamente con ello es importante impedir que la corrupción política siga aplastándonos desde el Congreso pues es éste la matriz de la corrupción del Estado y la Democracia. Tenemos que dar continuidad a la exigencia de Que se vayan Todos.

Esto quiere decir que hay que diferenciarnos pues no podemos permitir que el ladrón grite que agarren al ladrón.

Entonces, ¡NO ANULEMOS EL VOTO: VOTEMOS POR UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE!

Al siguiente día que Palacio hizo la maniobra engañosa de convocar a Asamblea Constituyente para Refundar al Ecuador, nosotros convocamos a Asamblea Social Constituyente no solo porque caímos en cuenta que Palacio mentía y que el Congreso lo boicoteaba sino porque necesitábamos tener un espacio social-popular de poder para poder actuar más allá de la simple declaración o de la mera acción electoral.

Por eso, para demostrar que nuestra acción política es renovada necesitamos construir un Espacio social-popular, ciudadano e intercultural de poder propio que lo podemos denominar Parlamento, Asamblea Social, Asamblea de los Comunes, Comunidad Constituyente etc, que solo cuando se pierde una noción utópica de la lucha -como la imbuye la cancelación neoliberal de ella- se la desconsidera saliéndose por el atajo electoralista, de las tareas aisladas y desesperadas que solo muestran el desperdicio de la experiencia vivida.

Entonces en las próximas elecciones NO ANULEMOS EL VOTO, escribamos en todas las papeletas: ASAMBLEA CONSTITUYENTE, pero sin descuidar la obligación de iniciar AHORA!, la construcción alterna de una Asamblea Social.

Promovemos esta salida política -que no es de vacaciones en la lucha porque no hay una posición de izquierda revolucionaria y que continuando con el grito de ¡Se Vayan Todos! y el llevar a la práctica esta salida que proponemos, puede construirse esa dirección incluso poniendo propios candidatos.

Las cartas están echadas: el Imperio y su casta política asechan, nuestra conciencia también.

Revisemos posiciones, seamos consecuentes, es un último llamado a reunir las fuerzas revolucionarias y presentarnos con dignidad en este espacio de lucha política.

Milton Vicente Cáceres, Diablohuma, Bailando en la Asamblea Social Constituyente del Azuay

Milton Cáceres Vázquez


Altercom
Agencia de Prensa de Ecuador.
Comunicación para la Libertad.

Milton Cáceres Vázquez
Ecuatoriano.
Profesor universitario y ensayista.
Integrante de La Comuna del Sur.

Publicado originalmente en:
http://www.altercom.org/article142908.html

. Opiniones
. . Carta del My.Alberte al Gral Peron."Le advierte que no estan dadas las condiciones para su retorno"
. . Disertación del Dr. Hicham Hamdan, Embajador del Líbano, sobre la situación en el Líbano
. . Impactos del Plan Colombia en Ecuador
. . "Esta es la guerra de Condi. Y no la ganó"
. . Intag batalla contra minera canadiense en Ecuador
. Ir a la sección: Opiniones

Investigaciones Rodolfo Walsh