Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Opiniones





HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (El estado prisionero de las AFJP y ART)

 Generar una versión PDF de: (El estado prisionero de las AFJP y ART)



El estado prisionero de las AFJP y ART
[Gentileza Reconquista Popular]
Por Jorge Rachid
Publicado digitalmente: 29 de agosto de 2006

Casi una parodia parece la negociación del Gobierno Nacional con las AFJP y las ART, ya que desde el poder legítimo del Estado se está condicionado a "respetar las reglas del juego" impuestas por el FMI y el Banco Mundial en la época del peor neoliberalismo, cuando la Argentina sometida, aprobaba a mano alzada las imposiciones de la globalización y la modernidad.

En efecto las leyes 24241 de AFJP del 94 y la 24557 de Riesgos del Trabajo del 96 eran la antesala necesaria de la ley Banelco del gobierno alianzista del 2001, impuestas por los organismos financieros internacionales a los fines de facilitar el endeudamiento de todos los argentinos, como contribución necesaria para entrar al primer mundo.

Hoy cuando decimos que se ha acabado el modelo neoliberal, vemos como esa imagen se diluye en los condicionamientos de un poder legitimo que debe negociar tasas con aquellos que desfinanciaron el sistema previsional argentino en mas de 25 mil millones de dólares solamente con la rebaja de los aportes patronales de Cavallo Menem (información del diario Clarín del día 28 de agosto) y que los fondos de los trabajadores argentinos en papeles de las AFJP suman 77 mil millones de los cuales casi el 10 por ciento esta colocado en papeles de empresas extranjeras.

O sea que las AFJP se apropiaron por comisiones de casi 35 mil millones de pesos en 12 años de funcionamiento, le ponen condiciones al gobierno para comprar papeles de deuda nacional, discuten si colocan o no en viviendas o planes para las PYMES (Clarín 26 de agosto) y proyectos productivos, mientras juegan a la timba financiera en la Bolsa de valores con subas y bajas en las capitalizaciones de millones de argentinos. En definitiva discuten las AFJP con el gobierno, desde el dinero nuestro, de los trabajadores.

Como si fuese poco el Gobierno dispone recursos del ANSES para paliar la crisis energética una suma de 710 millones, transferidas a Yacyretá mediante decisión administrativa de la Jefatura de Gabinete 199/04 porque según la misma "no serán necesarios tales aportes" (Clarín 29 de agosto de 2006). Estamos hablando de fondos provisionales, con jubilados postergados en todos los niveles, y se desvían fondos como después 1500 millones para cancelar la deuda con el FMI, también del ANSES.

Con las ART ocurre algo similar ya que los sectores empresarios siguen amenazando con caídas del empleo si la ley sale para el lado que pide la CGT. Extorsiona con los costos laborales como en la mejor época neoliberal, exige la opción entre la ley y la Justicia como si la instancia judicial no fuese un derecho de todos los argentinos.
Mientras la Corte Suprema de Justicia declaró inconstitucional la ley 24557 en sus artículos 39 y 46 (del pago en cuotas y negación de acceso a la Justicia), pero sigue vigente. Como sigue vigente la nueva teoría médica instalada por las ART donde todas las patologías son inculpables por lo cual deben atenderse por obra social y no indemnizadas perjudicando al trabajador y ocasionándole a las empresas daños irrecuperables en sus estructuras de costos salariales ya que deben pagar lo que esta asegurado igual que el gasto ocasionado a la seguridad social.

A todo esto la Superintendencia de Riesgos del Trabajo sigue convocando a cursos para apuntalar los criterios de las aseguradoras.
Quienes deben velar por la salud de los trabajadores siguen relatando como comentaristas de fútbol las alternativas de los obreros, contando muertos, casi 900 en el año de los blanqueados, siendo el trabajo en negro del 48 por ciento.

Sigue la SRT pagando espacios publicitarios, como el viernes 4 de agosto en Clarín a página entera y en televisión para que los obreros denuncien, cuando es el Estado quien debe controlar las condiciones laborales. Nadie se pone colorado con los 450 mil accidentes de trabajo de los cuales el 7 por ciento son graves con secuelas o sea 31 mil argentinos incapacitados de por vida por falta de inversión en higiene y seguridad en el trabajo que deben controlar las ART a las empresas que las contratan. El Estado bien gracias.

A todo esto, pese a haber pagado al FMI la deuda, los analistas del mismo, que confirmaron el apoyo a la ley Banelco , también exigieron la reforma previsional como parte de la estrategia de reducir el gasto ya que rebajaba las futuras jubilaciones y desregulaba las obras sociales para permitir la entrada de las prepagas al sistema se seguridad social, (Clarín del 16 de junio). Esto pasó en la Argentina hace una década y se mantiene incólume presionando al pueblo argentino, cuando se advierte un deterioro del gasto en salud donde las obras sociales atienden el 39 % de la población con recursos del 25%, otro 8% se atiende por PAMI que recibe el 7% del gasto y otro 8% que recibe el 11% que son las prepagas mientras el sector publico, que atiende el 45% de la población, solo recibe el 24% de los fondos (La Nación del 22 de agosto). Vemos entonces como quienes menos tienen más atienden y quienes dicen tener excelencia sólo atienden el 8% de los argentinos.

Seguir dependiendo del sector financiero ocasiona que cada vez que el país necesita un financiamiento se recurra a los títulos como el cuasi par diseñado a medida de las AFJP, (La Nación del 2 de junio), pero a su vez se mantienen los títulos a valor nominal para que los afiliados no se enteren que decrecieron con la crisis sus capitales y para que no impacten negativamente en la Bolsa con acuerdo del Banco Central y el Ministerio de Economía. Una mentira macro económica delictiva. Mientras tanto las AFJP siguen recaudando 500 millones al mes de los cuales solo capitalizan 360, el resto va a seguros de vida e invalidez, de esos mismos Bancos y gastos administrativos, eufemísticamente llámese ganancias que acumularon en estos años las cifras ya relatadas.

El Estado argentino debe asumir su responsabilidad sobre el sistema previsional y siniestral garantizando la higienes y seguridad del trabajo, un sistema de salud publico del mejor nivel del mundo como el que tuvimos con Carrillo y una jubilación digna como marca la Constitución Nacional, como tienen los países mas adelantados del mundo.

Con el superávit existente y con decisión política sobre los fondos genuinos de trabajadores activos y pasivos, transformándolos en fondos fiduciarios, sin intervención de la banca privada y "el robo a mano armada del siglo" que significaron las AFJP y las ART, como así la desregulación para herir de muerte las obras sociales, se puede garantizar la reconstrucción del edificio de la seguridad social argentina en términos solidarios con Justicia Social.

Del gobierno es la palabra que se acompañe en hechos, sin retórica y con medidas conducentes a la construcción del modelo social solidario argentino de los futuros 30 años, si es que queremos derrotar al modelo neoliberal. Mientras existan la AFJP, las ART y la desregulación de las obras sociales el monstruo neoliberal estará vivo en nuestro país y marcará la agenda nacional.

Dr. Jorge Rachid
29 de agosto de 2006
IBAPE
CESS
MNyP


© (2006) Jorge Rachid
Todos los derechos reservados.
Para reproducir citar la fuente.
Publicado originalmente en la lista Reconquista Popular.

. Opiniones
. . Sobre Hamas y la islamizacion del Mundo Árabe
. . La Tiranía Mundial
. . Espíritus demoníacos
. . Un mundo inmundo
. . No alcanzó ni con dos líneas de cuatro
. Ir a la sección: Opiniones

Investigaciones Rodolfo Walsh