Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Dossiers > Irak









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (El asalto a Faluya)

 Generar una versión PDF de: (El asalto a Faluya)

El asalto a Faluya
Por Niko Schvarz*
Publicado digitalmente: 9 de noviembre de 2004

La reelección de Bush trae como consecuencia inmediata la exacerbación de la guerra en Irak. Basó toda su campaña electoral en los temas de la seguridad y de la guerra contra el terrorismo, alegando que él era el mejor comandante en jefe para conducirla, en oposición a Kerry. Se habla de la renuncia del secretario de la Defensa Rumsfeld para el segundo mandato, pero mientras tanto la guerra sigue haciendo furor. La resistencia se intensifica en todo el territorio, con ataques a las tropas extranjeras y a los puestos de policía iraquíes en Bagdad, incluso en su zona verde, y en otras ciudades como Samarra en el norte. Hoy las acciones se concentran en Faluya, en el triángulo sunnita, al oeste de la capital. Estado de excepción

El asalto a esta ciudad se considera inminente. En abril los combatientes de la resistencia expulsaron a las tropas de ocupación yankis, algunos marines aparecieron colgados en los puentes en escenas que conmovieron a EEUU al igual que antes las de sus soldados arrastrados por las calles de Mogadiscio, Somalía. En todos estos meses las tropas invasoras no pudieron penetrar en la ciudad. Arrasaron zonas enteras, masacrando a los pobladores con misiles desde aviones y helicópteros, mientras los tanques y blindados montan guardia la entrada de la ciudad.

El pretexto es que buscan escondites de armas (a misilazo limpio) y al líder jordano Abu Musab al-Zarkawi, tan invisible como Osama bin Laden. (entre paréntesis: ¡qué bien le vino a Bush, justo en vísperas de la elección, el video amenazador del jefe de Al-Qaeda! Algún día se sabrá de quién fue la idea). Ahora dicen que deben apoderarse de la ciudad para que en enero puedan celebrarse las elecciones en Irak.

El hecho es que 12 mil hombres están concentrados realizando los últimos preparativos del asalto a Faluya.

El comandante de los marines, teniente coronel Patrick Malay, los califica de "cobardes y brutales", tan luego ellos, que masacran sin piedad día tras día y torturan en las cárceles (tema que se retiró de la circulación y por el cual ninguna autoridad militar recibió siquiera un tirón de orejas).

"Desde hace meses las fuerzas norteamericanas se preparan para la ofensiva contra Faluya, pero la resistencia también se prepara", dijo el jeque Abdel Moneim al-Badrani, del Comité Ejecutivo del Consejo de los Ulemas sunnitas.

Por su parte, el sedicente primer ministro Iyad Allawi decretó el estado de emergencia en todo el territorio, excepto el Kurdistán. Otra vez el pretexto son las futuras elecciones, pero Allawi asume poderes discrecionales como imponer el toque de queda, lanzar órdenes de detención sin ningún otro requisito, restringir la libertad de reunión y de circulación y proceder a escuchas telefónicas. Es la versión iraquí de la Patriotic Act norteamericana.

Bush y Blair contra Annan

Allawi dijo el viernes en la cumbre de la Unión Europea reunida en Bruselas que "la ventana para una solución pacífica en Faluya está realmente a punto de cerrarse". Era el anuncio del ataque.

Era a la vez una respuesta amenazante al secretario general de la ONU, Kofi Annan, quien el mismo día había enviado una carta a los gobernantes de EEUU, Gran Bretaña e Irak en relación con la situación en Faluya, señalando que "la amenaza o el uso real de la fuerza no sólo arriesga profundizar el sentido de irritación de ciertas comunidades sino que también fortalecerá las percepciones entre la población iraquí de una continuada ocupación militar". Antes, en el curso de la Asamblea General de la ONU, Annan había formulado una advertencia semejante sobre la escalada de violencia en Irak. Fuentes de la ONU señalaron que una ofensiva en gran escala contra Faluya podría alejar definitivamente a la comunidad de musulmanes chiítas del proceso electoral de enero de 2005.

Bush, Blair y Allawi fulminaron a Annan en tono singularmente agresivo. Allawi se permitió decir que "tengo poca paciencia hacia la actitud intervencionista (sic) del jefe de la ONU". Blair expresó que "Annan puede decir lo que quiera, pero le corresponde al gobierno interino decidir sobre el ataque a Faluya". En realidad era su carta de presentación como primer visitante a Bush después de su reelección. El jueves y viernes próximos, primero que nadie, será recibido en la Casa Blanca como aliado de EEUU en la guerra, junto al italiano Berlusconi y al polaco Kwasniewsky.

Derecho a la resistencia

Pero hubo declaraciones de tono opuesto. La Liga Arabe llamó al gobierno iraquí al "diálogo para restaurar la seguridad" en Irak. Y 26 prominentes predicadores religiosos de Arabia Saudita llamaron a la guerra santa contra las tropas estadounidenses en Irak, considerando que "la yihad contra los ocupantes es un deber" y que "la resistencia es un derecho legítimo". La tensión crece.


* Publicista uruguayo, miembro de la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales del Frente Amplio.

Publicado en La República el 9 de Noviembre de 2004

. Irak
. . Rumsfeld dice que los críticos de la guerra no han aprendido las lecciones de la historia
. . Irak bajo tutela
. . Siria, en la mira
. . Irak: mujeres bajo la violencia
. . Extrema tensión en Oriente Medio
. Ir a la sección: Irak

Investigaciones Rodolfo Walsh