Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Dossiers > Censurado









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Respuesta de Gabriel Fernández a Juan Salinas sobre el debate caso Nudler)

 Generar una versión PDF de: (Respuesta de Gabriel Fernández a Juan Salinas sobre el debate caso Nudler)



Respuesta de Gabriel Fernández a Juan Salinas sobre el debate caso Nudler
Por Gabriel Fernández
Publicado digitalmente: 12 de noviembre de 2004
Gabriel Fernandez (Periodista), responde a Juan Salinas (periodista) y reflexiona sobre el caso del periodista de Página 12 Nudler, quien denunció censura de su medio (pagina 12), destando un debate en torno a la "libertad de prensa", "de empresa", de conciencia,

A ver si nos entendemos, Juan.
Te cuento un caso simple, entre centenares. Hace 15 años, más o menos, yo hacía una columna política en una tira de la mañana en Radio Splendid.
Esos programas con mucha gente, variados ítems y un conductor más o menos entretenido.
Un día llevé el tema Astiz, que estaba en el candelero.
Cuando presenté el asunto, el conductor derivó hacia otra cuestión.
Al día siguiente, hizo lo propio, interrogándome sobre la interna peronista.
Al tercer día —cabezón como soy— volví con la cuestión Astiz. Créase o no: ¡el tipo se puso a ladrar al aire, acompañado por las risas de algún locutor de turno, para que no se escuchara lo que yo decía!
Nada del otro mundo: el hombre era conservador, algo temeroso, y estaba contratado por Splendid para llevar adelante una mañana dinámica sin salirse del esquema.
Me tomé el buque. Y comprendí algo: para decir lo que se te canta las pelotas tenés que elaborar tus propios medios; cosa que hago insistentemente. Mis búsquedas más recientes son La Señal en Internet, la Revista Question Latinoamérica y La Señal en Radio Argentina.
En 24 años de profesión trabajé en numerosos medios, numerosísimos y de todo tipo. Comerciales y militantes, por así decir. Y puedo asegurarte que en todos hay censura, a diario, por un motivo muy sencillo: quien pone la guita define la línea editorial.
El periodista escribe la nota; la primera corrección importante la realiza el jefe de la sección —ahí tenés una poda que va desde la extensión hasta lo estilístico, sin olvidar el sentido político editorial—, y de allí deriva hacia jefaturas o prosecretarías, según la estructura de la redacción.
(Este ciclo lo conocés tan bien como yo). Bueno, en cada uno de esos pasos hay censura.

Todos los que trabajamos en medios "ajenos" aceptamos ese criterio, discutimos un poco con el responsable inmediato y a la hora de salir, nos vamos a nuestras casas. A veces con bronca, otras con resignación. Vos y yo, por ejemplo, hemos sido censurados en casos tal vez más (o por lo menos tan) graves como el de Julio Nudler, pero no se nos ocurrió realizar una denuncia impetuosa que nos colocara en el siempre cómodo y heroico lugar de periodistas perseguidos.

Recordarás, por caso, mi situación como director del diario de las Madres.

Esta, creo, es una derivación de tu discusión con Hernán López Echague en la charla que organizamos en el Ateneo Cooke.

En suma, Juan, creo que si uno es contratado por una empresa periodística, se limita a ejercer el oficio con la mayor dignidad posible, lo cual incluye no escribir textos contrastantes con su conciencia, no mentir ni participar de maniobras de prensa; pero también incluye saber de antemano que la última palabra sobre la publicación de un material proviene de la dirección real del medio de comunicación.
Y también creo, Juan, que si uno considera que esta situación no lo satisface profesional, política y humanamente, debe tener el coraje necesario para arriesgarse a construír sus propios medios y tratar de ponerlos al servicio del pueblo al cual desea informar y junto al cual intenta reflexionar.

Esto que digo es muy duro, porque a simple vista puede aparecer como una justificación del documento previo a la disolución de Periodistas, es decir, un respaldo a las empresas y una condena a Nudler. Y entre un trabajador de prensa y una empresa, me quedo con el primero, aunque se equivoque. Por eso pretendo, más que cuestionar al compañero, efectuar una consideración general que guarda relación con la labor cotidiana de prensa.

Lo que es más: estimo que la política oficial hacia los medios es incorrecta por demasiados motivos, entre otros, porque sostiene a aquellos órganos de difusión y a muchos periodistas que sólo aguardan el momento adecuado para efectuar avanzadas antidemocráticas y antipopulares como la absurda oleada sobre la seguridad, acerca de la cual hablamos —en éstos términos— personalmente. También, porque aprieta tanto a los "amigos" que carece de argumentos inteligentes para fundamentar lo mejor de su política.

Pero: el que saca un medio, el que pone el capital, el que posee la dirección real del mismo, es el que define su rumbo editorial, es quien determina qué nota sale y cuál no. Esto es así en Página, en Clarín, en Red Eco Alternativa, en Argenpress y en la Agencia Xinhua —ya que andamos con los chinos, recordémosla: es gente muy amable, pero bastante vertical—. No hay vueltas y eso lo aprendemos los periodistas a poco de andar.

Percibo que la actitud de Nudler puede encuadrarse como una interesante movida de autopromoción que lo ha llevado a ser eje de un debate en el seno del gremio.
Si la misma contribuye a aclarar al gran público que la censura existe y que los medios no tienen compromiso alguno con la verdad, bienvenida sea. Pero que quede claro que decir "tal diario ejerce la censura" es una verdad tan obvia y añeja como indicar que el escritorio de madera sobre el cual apoyo mi máquina se originó en un árbol.

No debería haber profesionales de los medios escandalizados o sorprendidos por eso. El azoramiento queda para aquellos lectores que siempre consideraron a Página una especie de púlpito de la libertad informativa. Yo sé que vos, viejo conocedor de las más variadas redacciones, no pertenecés a esta última especie.

Te mando un abrazo.

Gabriel Fernández


Agradecemos a Rolando de la lista Reconquista Popular
. Censurado
. . Argentina: RsF denuncia el caso de un periodista argentino y su familia víctimas de repetidas intimidaciones
. . Censura a Adrián Salbuchi
. . Nudler sobre Verbitsky
. . Códigos
. . Malestar entre periodistas ante censuras
. Ir a la sección: Censurado

Investigaciones Rodolfo Walsh