Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Opiniones





HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Saddam Hussein: Una ejecución política muy lejos de la restauración de la justicia)

 Generar una versión PDF de: (Saddam Hussein: Una ejecución política muy lejos de la restauración de la justicia)



Saddam Hussein: Una ejecución política muy lejos de la restauración de la justicia
Publicado digitalmente: 2 de enero de 2007

Al despertar y enterarme de la ejecución de Saddan Hussein sentí en mi corazón hacer mi meditación del día en esta ocasión sin utilizar la Biblia, sino mas bien disponiendo de El Corán. La narrativa que estuve estudiando está en el 3. Sura de la Familia de Imran, aleya número 108 la cual nos dice: Estos son los signos de Allah que te recitamos con la verdad y Allah no quiere la injusticia para las criaturas. Dos palabras en esta lectura me tocaron de una manera especial, verdad e injusticia, y con ellas quiero llevar a cabo esta humilde reflexión.

Comienzo por poner algunos puntos en su lugar. Estoy en contra de la pena de muerte venga esta de la derecha, centro o izquierda. Esta es una medida salvaje que lo único que produce es una satisfacción psicológica temporera en quienes tienen sed de venganza y necesitan una especie de catarsis para su odio y frustración. Por lo tanto, condeno la ejecución llevada a cabo contra el ex dictador iraquí Saddan Hussein.

¿Que Estados Unidos se preocupa por mantener la justicia y enjuiciar a quienes cometen crímenes contra la humanidad o crímenes de guerra? Claro que no, esto es pura demagogia politiquera. Déjenme en una travesía histórica recordarle tres personajes que vienen a mi memoria. Todavía recuerdo cuando Estados Unidos le dio asilo político a El Sha de Irán luego de haber sido destituido del poder en Irán por una revolución que dejó como resultado que febrero de 1979 llegara al poder el Ayatollah Khomeine. Al Sha de Irán Estados Unidos le protegió y nunca se le enjuició por crímenes contra la humanidad. Un dato curioso es que entre las negociaciones del presidente Jimmy Carter cuando la crisis de los rehenes en Irán estaba el que se descongelaran las cuentas bancarias del Sha de Irán. El otro caso que viene a mi memoria es el de Ferdinand Marcos quien gobernó a Filipinas desde 1965 hasta 1986 y luego de haber sido derrotado en unas elecciones democráticas se le dio asilo político en Hawai y nunca el gobierno de Estados Unidos lo trajeron a juicio por crímenes contra la humanidad. El otro asesino que quiero mencionar es Jean-Claude Duvalier, conocido como Baby Doc, y quien fue un dictador en Haití de 1976 a 1986, dándole continuidad al gobierno sanguinario de su padre, Francois Duvalier. Cuando se dio el golpe de estado contra su gobierno muy descaradamente el gobierno de Estados Unidos envió aviones de guerra para sacarlo del país y exiliarlo en Francia en donde todavía permanece viviendo con la fortuna que se robó del tesoro del estado haitiano sin que Estados Unidos se preocupe por sus crímenes contra la humanidad. ¿Que estos son los únicos? Por desgracia no. Los gobiernos de Estados Unidos protegieron, o siguen protegiendo, a criminales como Augusto Pinochet en Chile, Joaquín Balaguer en República Dominicana, Alfredo Stroessner, en Paraguay, Anastasio Somoza en Nicaragua, Roberto D’Aubuisson en El Salvador, Jorge Rafael Videla Redondo en Argentina, Alberto Fujimori del Perú escondido en Japón, etc.

Ahora la nueva modalidad lo es la institucionalización de los crímenes contra la humanidad. Aquí podemos mencionar instituciones criminales como el Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, Consejo Seguridad Nacional de las Naciones Unidas, Organización Mundial del Trabajo, los acuerdos de libre comercio (ejemplo: NAFTA, RD-CAFTA, ALCA, etc.) y otras. El capitalismo neoliberal protegido por Estados Unidos es culpable de estos crímenes contra la humanidad porque esta gente solo piensa en como producir y acumular dinero. Veamos los crímenes institucionalizado contra la humanidad en números: Seis millones de niñ@s mueren al año por el hambre y la malnutrición y la mayoría son de países del África subsahariana; 852 millones de personas en el mundo padecen de desnutrición; cerca del 75% de las personas en el mundo son víctimas del hambre y la pobreza y viven en las zonas rurales con menos recursos. Esto es solo unos ejemplos. Mientras tanto, aquí en Estados Unidos, el 70% de los cereales cultivados son para el ganado y para suplir la demanda de cereales que presentan las multinacionales agrícolas con la intención de acumular dinero. Esta falta de solidaridad por un lado es una vergüenza nacional para un país que se quiere dar en el pecho diciendo que creen en Dios y por otro lado son unas acciones de crímenes contra la humanidad. O sea, que el hambre es la peor arma de destrucción masiva que existe en el mundo y la indiferencia de este capitalismo es la segunda. Ahora yo me pregunto, o le pregunto a Bush, ¿quienes serán juzgad@s por estos crímenes contra la humanidad? ¿Por qué Bush y su gobierno no se mete en estos asuntos? Una porque él es también culpable y segundo porque es un hipócrita y asesino que solo piensa en la acumulación de dinero haciendo lo que sabe hacer muy bien; seguir jodiendo al mundo. Ya lo dice la Biblia: el amor al dinero es la raíz de todos los males. Yo sueño con que uno de estos días ahorquemos al capitalismo hasta que muera.

Y por supuesto, no podemos olvidarnos de criminales de guerra que han cometido crímenes contra la humanidad y a la misma vez residen aquí en el territorio estadounidense. Ahí tenemos a Henry Kissinger y su Plan Condor en América Latina en el cual miles de personas –sobre todo si eran comunistas y otr@s activistas- fueron asesinad@s. También tenemos al Coronel Oliver North como dirigente del Plan Irán-Contra donde también, entre otros, miles de nicaragüenses fueron asesinad@s. Súmele a todo este operativo de crímenes contra la humanidad llevada a cabo por gobiernos de Estados Unidos a través de la creación, protección y financiamiento de la Escuela de Las Américas camuflajeada con el nombre de la Western Hemisphere Institute for Security Cooperation y localizada en Fort Benning, Columbus, Atlanta. Es aquí en donde entrenan a militares Latinoamericanos en como realizar crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra. Y no se nos debe olvidar la creación, el financiamiento y la protección socio-legal de terroristas confesos como Luis Posada Carriles y Orlando Bosh quienes han afirmado haber cometido crímenes contra la humanidad y ambos no solo son muy amigos del presidente Bush sino que también tienen su protección y su bendición. ¿Qué diferencia hay entre Saddan Hussein y estos criminales? En materia legal ninguna, en materia política oportunista mucha, porque estos trabajan para seguir promoviendo los intereses de la clase dominante y gobernante aquí en Estados Unidos, por lo tanto hay que premiarlos. Que no se nos olvide que lo mismo se hizo con Saddan Hussein cuando estaba de buenas con el gobierno de Estados Unidos. Esta fue la razón por la cual Washington lo armó hasta los dientes para que luchara contra el gobierno de Irán y contra aquell@s iraquíes que apoyaban a Teherán. Fue Washington quien le dio a Saddan Hussein las armas químicas con las cual masacró a su pueblo y ésta gente nunca estuvo en juicio en este circo legal que nos dieron.

Y por supuesto, hay que ponerle un plato aparte a las atrocidades de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad, genocidio y holocausto llevado a cabo por el gobierno de Israel, con la protección y bendición del gobierno de Estados Unidos, contra los pueblos de Palestina y del Líbano. ¿Por qué no se trajo al carnicero Ariel Sharon a juicio por crímenes contra la humanidad y/o crímenes de guerra? ¿Por qué no traen a Ehud Olmert? Esta justicia con doble moralidad de Estados Unidos me da repugnancia.

Ahora bien, con todo este vía crucis de rescatar la memoria histórica en ningún momento estoy tratando de insinuar que Saldan Hussein era inocente o que era un nene bueno; de ninguna manera. Saddan Hussein fue un criminal de guerra y había que traerlo a un proceso de enjuiciamiento. Ahora bien, me preocupa enormemente que quienes lo enjuiciaran, en las condiciones que lo hicieron y el procedimiento utilizado carecían de la credibilidad moral y ética o la autoridad legal para realizar estas acciones de la justicia. Tampoco para condenarle y ejecutarle. A mi juicio, esta gente intencionalmente traicionó una vez más los procesos democráticos y humanitarios y los principios fundamentales que fueron enseñados tanto por Jesús como por Mahoma. Súmele a todo esto el que el proceso legal estaba manchado por la falta de credibilidad y de garantías constitucionales que una verdadera democracia debe de garantizar a cualquier persona durante un proceso legal. Y aun después de declárasele culpable, no se pierden esos derechos constitucionales. De nuevo, aquí el asunto es la restitución de la justicia, no el castigo o la venganza. Estos procesos de violencia enmascarados con deseos de venganza y de castigo lo único que hacen es asesinar la justicia.

No me cabe la menor duda cuando digo que cualquier juicio íntegro, honesto y con la intención de preservar los principios de derechos humanos y democráticos por un lado no hubiese sentenciado a Saddam Hussein sin declarar también la culpabilidad criminal de los miembros de su partido que estaban en el poder durante su dictadura y por otro lado también hubiese declarado culpable a diferentes gobiernos de Estados Unidos que participaron con una entusiasmada neutralidad durante su reinado. Dicho de otra manera, ya sea por asociación, conspiración o participación, personas en Estados Unidos también son culpables de los crímenes contra la humanidad que Saddan Hussein llevó a cabo. Entre estan o estaban: Ronald Reagan, George Bush (padre), Bill Clinton, George W. Bush (hijo), Donald Rumsfeld, Dick Cheney, Condelessa Rice, Colin Powell, Alberto González y otr@s.

De aquí el que no tenga dudas cuando digo que esta ejecución de Saddan Hussein fue solo un juego político por parte del gobierno desesperado de George W. Bush y la misma está muy lejos de la restitución de la justicia. Tanto el juicio como la ejecución están plasmados de mendacidad y mendicidad. La mendacidad se caracterizó por el constante hábito de la mentira y la mendicidad por la condición de mendigar lo que nunca se obtuvo; la justicia para el pueblo iraquí. Todo esto fue otro fraude mediático contra la justicia.

De aquí la razón por la cual el juicio no podía ser en la Corte Penal Internacional, la cual entró en vigor en Estatuto de Roma el 1 de julio de 2002, con 76 ratificaciones, 139 firmas y la oposición por parte de Estados Unidos e Israel. De aquí el que fuese mas conveniente para el juego político de Estados Unidos el crear un tribunal fantasma durante la ocupación y colonización de Irak, que tuviese la capacidad de diseminar la verdad a medias. Esta Corte Colonial en Irak, controlada por Estados Unidos y administrada por lacayos iraquíes al servicio de Estados Unidos, fue condenada un sinnúmero de veces, por su falta de credibilidad e imparcialidad, por Human Rights Watch, Amnistía Internacional y observador@s internacionales. Sin embargo los medios de comunicación al servicio de los intereses de la clase dominante aquí en Estados Unidos se encargaron de mediatizar lo que estaba ocurriendo en Irak y nos lo mercadeado el ejercicio de procesos democráticos. Que no se nos olvide que la invasión a Irak desde su comienzo estuvo plasmada con la burla de la redundancia: mentiras, embustes y falsedades. Lo mismo sucedió con la ocupación y colonización y ahora surgen nuevos engaños para poder quedarse colonizando este país, cuando la verdadera razón siempre ha sido el robarle su petróleo.

Ahora el gobierno de hitleriano de Bush nos quiere hacer creer que hay que respetar la soberanía iraquí en sus decisiones de cómo implementar la justicia. O aun más, que la decisión de enjuiciar, condenar y ejecutar a Saddan Hussein fue una decisión del gobierno iraquí. ¿Quién es el gobierno de Irak sino es Estados Unidos? ¿Podrá existir soberanía nacional en un país como Irak que fue invadido y colonizado y en la actualidad está intervenido militarmente, económicamente y políticamente por Estados Unidos? No lo creo, por lo tanto, esta historieta del respeto por las soberanías nacionales le queda muy grande a la administración del Presidente Bush. Si tanto le preocupa el respetar las soberanías nacionales, ¿por qué coño no dejan a Venezuela y a Cuba vivir en paz? O tal vez, ¿por qué coñazo no se salen de mi patria Puerto Rico la cual sigue siendo una colonia de ell@s?

Pero la realidad es que esto no es un cuento de hadas por lo tanto este asunto de colorín colorado, este cuento se ha acabado, no cabe en estos asuntos. Como estamos hablando de justicia a mi me sigue preocupando el informe divulgado por la Universidad de John Hopkins aquí en Estados Unidos, quienes realizaron por primera vez un intento de descubrir cuantos civiles habían muerto para ese entonces en Irak desde la invasión militar de Estados Unidos. El informe declaró que un@s 655,000 civiles hasta ese momento han sido asesinad@s por la ocupación militar de Estados Unidos. Bush y su administración nos habían mentido –como siempre- y habían informado por un lado que los muertos no llegaban a 20,000 y est@s tod@s eran insurgentes simpatizantes de Saddan Hussein. Y todo esto sin contar los muertos como resultado del bloqueo político, militar y económico que arbitrariamente el gobierno de Bush padre llevó a cabo contra Irak después de la Guerra del Golfo en el 1992 y que mas adelante Clinton y Bush hijo continuaron hasta la invasión del 2003. Se calculan en millones de personas asesinadas con estas medidas arbitrarais de quienes juegan a la democracia con un imperialismo. Ahora yo me pregunto, ¿traeremos a juicio a George Bush, Bill Clinton y a George W. Bush por crímenes contra la humanidad? ¿Dejaremos que estas personas mueran como murió Augusto Pinochet, sin que la justicia fuese restituida en Chile? ¿Quién es responsable de est@s muert@s?

De aquí el que no tengo la menor duda cuando acuso a George W. Bush y a su administración de cometer crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad, genocidio y/u holocausto. Fue esto lo que fui a decirle, junto a otr@s compañer@s, el pasado 19 de septiembre, cuando estaba él en las Naciones Unidas hablando sandeces al mundo y por lo cual fui agredido por la policía de la ciudad de Nueva York y ahora tengo que encarame a un juicio plasmado de acusaciones falsas cuando yo solo fui como cristiano a decirle a otro dizque cristiano lo que tenía que escuchar: ¡Bush es un criminal de guerra! ¡Bush es culpable de crímenes contra la humanidad!

Por lo tanto, no nos dejemos engañar con estos espectáculos mediáticos de la justicia y comencemos a trabajar por la verdadera justicia sacando a George W. Bush y su gobierno criminal del poder. Y que no se nos olvide, lo de Saddam Hussein fue una ejecución política muy lejos de la restauración de la justicia. El orden comienza por la casa y esta es nuestra responsabilidad. Por cuanto los signos de Allah son la restitución de la verdad y el que combatamos la injusticia, luchemos por la paz con justicia.

Padre Luis Barrios
31 de diciembre de 2006.
Fuente: Red Informativa Virtin.


© (2006) Padre Luis Barrios
Todos los derechos reservados.
Para reproducir citar la fuente.
Publicado originalmente por Nombre de la fuente en: www.aporrea.or

. Opiniones
. . Sobre Hamas y la islamizacion del Mundo Árabe
. . La Tiranía Mundial
. . Espíritus demoníacos
. . Un mundo inmundo
. . No alcanzó ni con dos líneas de cuatro
. Ir a la sección: Opiniones

Investigaciones Rodolfo Walsh