Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Dossiers > América Latina









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Pinochet recibió pagos multimillonarios de Washington )

 Generar una versión PDF de: (Pinochet recibió pagos multimillonarios de Washington )

El Senado de EEUU descubrió los documentos al investigar operaciones de lavado de dinero
Pinochet recibió pagos multimillonarios de Washington
Publicado digitalmente: 21 de diciembre de 2004
También España, China, Gran Bretaña, Paraguay, Malasia y Brasil le entregaron cuantiosas cifras. Suman al menos 13.3 millones de dólares entre 1974 y 1994 por el ex dictador chileno.

Nueva York, 7 de diciembre. El general Augusto Pinochet recibió pagos multimillonarios de gobiernos de distintos países, incluido Estados Unidos, durante los 25 años que ejerció como gobernante de facto y comandante en jefe de las fuerzas armadas en Chile, según documentos descubiertos por un comité del Senado estadunidense que investiga posibles operaciones de lavado de dinero en el interior del banco Riggs. Dichos documentos, que incluyen estados financieros reconocidos por Pinochet, demuestran que recibió 3 millones de dólares del gobierno estadunidense en 1976. Existe también un pago de millón y medio de dólares hecho en otro año por Paraguay, y otro millón proveniente de España.

El dictador recibió también dos millones y medio de dólares de China, y un pago por el mismo monto de China y Gran Bretaña, y otro más de 3 millones de dólares de los gobiernos de Reino Unido, Malasia y Brasil.

En total, los pagos realizados de 1974 a 1997 equivalen al menos a 13.3 millones de dólares.

Los documentos, que originalmente el Ministerio de Defensa chileno dio al banco Riggs, fueron verificados por ejecutivos de alto nivel que dieron cuenta del caudal de fondos de Pinochet.

En ellos, los pagos realizados por otros gobiernos figuran como "comisiones por servicios y viajes al extranjero.

El pago de 3 millones de dólares por Washington coincide con la creación de la Operación Cóndor, en la que los servicios de inteligencia de Chile y otros gobiernos militares sudamericanos se unieron en una campaña para perseguir, secuestrar y asesinar a opositores a la dictadura que vivieran en el exilio político.

En ese año, además fue asesinado en Estados Unidos, junto con su secretaria estadunidense, el socialista Orlando Letelier, ex canciller chileno del derrocado gobierno del presidente Salvador Allende.

El banco Riggs y su corporativo, con sede en Washington, están sujetos a investigaciones federales por posible lavado de dinero y el financiamiento de agrupaciones terroristas desde 2002, y fue en este contexto que las cuentas del ex dictador chileno comenzaron a ser investigadas.

Investigadores del Senado de Estados Unidos publicaron en julio pasado un informe detallado de cuentas en el banco Riggs a nombre de Pinochet y su esposa, Lucía Hiriart, por 4 millones y 8 millones de dólares, respectivamente, que durante años se mantuvieron en secreto y fueron transferidas a distintos países.

En su momento el banco Riggs atribuyó la prosperidad de Pinochet a su "riqueza familiar" y a los "puestos gubernamentales de muy alto salario que el general mantuvo durante años".

La Corte Suprema de Chile rechazó este martes la petición del juez Baltasar Garzón, de la Audiencia Nacional española, para embargar los bienes de Pinochet, al considerar que en Chile ya existe una investigación en marcha sobre el patrimonio y las cuentas bancarias secretas que el ex general mantuvo en Estados Unidos.

Garzón inició hace seis años sus investigaciones sobre los crímenes de lesa humanidad atribuidos al régimen dictatorial de Pinochet (1973-1990), cuando intentó sin éxito obtener su extradición a España pese a que las autoridades británicas lo arrestaron en Londres durante 503 días, a partir de octubre de 1998.

Pero el magistrado español agregó a esas investigaciones el posible enriquecimiento ilícito del general Pinochet.

En Chile, el proceso para aclarar el origen de las cuentas quedó en manos del juez Sergio Muñoz, que a finales de noviembre congeló los bienes de Pinochet y le prohibió celebrar actos y contratos vinculados con las propiedades que se encuentran bajo su nombre, así como participar en sociedades y empresas.

A su vez, el vicepresidente chileno, Nicolás Eyzaguirre, declinó comentar los informes del diario The New York Times sobre los pagos internacionales a Pinochet y la fortuna del ex dictador.

Este martes, el hijo mayor del ex dictador, Augusto Pinochet Hirirart, fue internado de urgencia tras haber asistido al comienzo de un juicio en su contra en la sureña ciudad de Curicó.

Se le acusa de emitir facturas falsas en un fraude por 625 mil dólares, además de usar maliciosamente vehículos y portar armas sin permiso oficial.

El corresponsal de La Jornada, Enrique Gutiérrez, informó que el juez Joaquín Billard aceptó la querella presentada contra Pinochet y Sergio Fernández -senador de la derechista Unión Demócrata Independiente, quien fungió como ministro del Interior durante la dictadura militar- por torturas infligidas a 21 personas.

El comandante en jefe del ejército chileno, general Juan Emilio Cheyre, exhortó este martes a los militares a colaborar con los tribunales que investigan la suerte de los desaparecidos bajo la dictadura del general Augusto Pinochet.

"Exhorto al personal a contribuir con toda la verdad que pudiese poseer en los procesos de los que forma parte, conducente a establecer el paradero o destino y la data de muerte de las personas desaparecidas", dijo Cheyre en un seminario sobre derechos humanos en la Escuela Militar.

Sin embargo, advirtió que "jurídicamente no cabe la posibilidad de juzgar al ejército como institución ni mucho menos despenalizarlo o castigarlo", porque las culpas en los asesinatos, desapariciones forzadas y torturas que aplicó el régimen militar "son individuales y corresponde a los tribunales esclarecer las responsabilidades de autores e instigadores".

Mea culpa inoportuno y tardío

El líder socialista chileno, Ricardo Núñez, en inédita autocrítica reconoció este martes la responsabilidad de su partido en las tensiones que precipitaron, hace 31 años, la muerte de Salvador Allende durante el golpe de Estado que instaló la dictadura de Pinochet.

El senador Núñez, ex presidente del Partido Socialista, dijo que durante el gobierno izquierdista de Allende, al que también apoyaban comunistas, radicales y cristianos de izquierda, su colectividad no entendió "el rol de la ideología de un sector importante de la sociedad", en alusión a la democracia cristiana, situada entonces en la oposición política.

Ese sector, según indicó, "no estaba en condiciones de aceptar la radicalización de la llamada ’vía chilena hacia el socialismo’, no quería seguirnos en nuestra propuesta de cambio y deseaba seguridad respecto del salto histórico que pretendíamos".

La prudencia y la apertura a otras fuerzas políticas, "a la que llamaba Salvador Allende, no fue escuchada por nosotros", admitió Núñez, al hablar durante un seminario sobre derechos humanos organizado por el ejército.

Agregó que "el golpe de Estado se hizo, desgraciadamente, inevitable", al evocar el alzamiento militar de Pinochet que culminó con el suicidio del presidente socialista en el palacio de La Moneda, el 11 de septiembre de 1973.


Agencia Reuters
. América Latina
. . Aprendiendo de Vietnam
. . Fidel Castro y Hugo Chávez realizarán en Montevideo dos actos públicos
. . Preocupación en Estados Unidos por el crecimiento de Evo Morales
. . El momento político de Lula
. . Presidente Carlos Mesa amenaza con dejar el gobierno
. Ir a la sección: América Latina

Investigaciones Rodolfo Walsh