Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Opiniones





HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Entre la bronca y el asco)

 Generar una versión PDF de: (Entre la bronca y el asco)



Bush con Tabaré Vázquez
Entre la bronca y el asco
Por Fernando Silva Ansuas
Publicado digitalmente: 9 de marzo de 2007

(Montevideo) Atravesamos tiempos de confusión y desvarío colectivo, pero a pesar del carnaval las caretas siguen cayendo dejando poco lugar para la esperanza y la ilusión mientras los hechos hablan reemplazando a las palabras.

Sin duda estamos asistiendo a la mayor estafa de la voluntad popular. Con cinismo generalizado y desvergüenza absoluta, este gobierno regresista canallescamente y en nuestro nombre, pacta con el diablo en la tierra.

Trataré de evitar mencionar a ese sujeto del cual se ha dicho tanto, aunque sí podría enumerar algunos de los adjetivos y los bien ganados epítetos que tiene, para darnos una leve idea de lo que intentamos transmitir.

Se le nombra como: genocida, asesino, sanguinario, cobarde, criminal, ignorante, patán, imbécil, mediocre, machista, estafador, conspirador, mentiroso, obsceno, torpe, ordinario, codicioso, ególatra, alcohólico, mesiánico, racista, nazi, paranoico, psicópata, delirante, terrorista, carroñero… la lista puede seguir, los sinónimos abundan aunque todos queden cortos. “Es lo que se dice que es” y mucho más por lo que se ha ganado sin ahorrar esfuerzos y “es lo que es” también por lo que representa, por la ideología y la actitud de vida que simboliza.

Pertenezco a una generación que vio al Che en su visita a Montevideo, al mismo tiempo que pasaba por 18 de Julio, entre escupidas de todo el pueblo, el representante norteamericano. Fue la primera lección de antiimperialismo en tiempo real la postura del Che en Punta del Este, la búsqueda y la prédica de la unidad latinoamericana, el pensamiento Artiguista, el de Martí y Bolívar, el ejemplo del hombre nuevo, la coherencia revolucionaria. También fue real la respuesta reaccionaria.

Don Carlos Quijano (entre otros tantos) nos advertía desde la inolvidable “Marcha” sobre los discursos y las ideologías, sobre el mundo que se nos venía encima, sobre el imperialismo rapaz y asesino que acechaba y la izquierda uruguaya respondía con eficacia y dignidad. El uruguayo era mayoritariamente antiimperialista, blanco o colorado pero orgulloso de una posición claramente definida en contra del poder imperial de cualquier signo.

Luego el tiempo y sus avatares, los hechos políticos, las nuevas ideas. Los justos intentos de lograr una mejor justicia social, los caminos explorados y los fracasos. El nacimiento del Frente Amplio y la búsqueda del gobierno y el cambio por la vía democrática. La dictadura dentro de un plan global liderado por el imperio, los salvajes asesinos aun impunes y la legalización de la entrega económica. Los acuerdos nunca claros y el permiso para una “demokracia” tutelada con impunidad bajo amenazas. La sucesión de gobiernos que profundizaban la entrega, la impunidad como norma y el lavado de cabeza generacional, la política del miedo y el “no te metás”. El vaciamiento de las palabras.

Treinta y cuatro años creciendo desde el pie la militancia frenteamplista fue haciendo lugar al triunfo, vecino a vecino, puerta a puerta, compañero a compañero, transmitiendo ideología y principios, repitiendo nuestros compromisos fundacionales que nos diferenciaban de los rabanitos blanquicolorados.

Militancia y participación popular, ideología y transparencia, ética y principios morales, el bien común. Nuestro distintivo, nuestra diferencia. Voto a voto fuimos sumando para el cambio, el anhelado cambio que costó sangre, sudor y lágrimas, exilios y lejanías, familias partidas, lazos perdidos, raíces rotas, ausencias para siempre. Hasta que llegó el momento y creímos que era el tiempo del festejo.

Hoy vemos como la globalización neoliberal hace de las suyas en la peor de las continuidades posibles imaginadas, como se coló por la ventana hacia el poder que emanó de nuestras voluntades traicionadas.

Hoy hemos sido defraudados todos los que anhelaban un cambio en la política económica, que creyeron en las promesas de justicia y recuperación del salario, los que esperaban un país productivo y no de monocultivos con megamierdas contaminantes, los que apostaban al crecimiento en los presupuestos educativos y no en los cuentos de una computadora por niño, los que hemos construido el poder y el voto que los llevó al gobierno procurando una reducción de la pobreza estructural, los que siguiendo el ideario artiguista hablamos de reforma agraria para quienes trabajan la tierra, la igualdad social y el acceso a la vida digna, a la salud y a la educación. Predicamos y predijimos que con la ley en una mano y el programa del FA en la otra, se podría meter la pata pero no la mano en la lata, que no habría más privatizaciones de empresas públicas, que el compromiso era la verdad y la ética y que temblarían las raíces de los árboles. Hablamos de unidad latinoamericana, de soberanía nacional y de principios antiimperialistas. Hablamos de Artigas como principio ideológico. Hablamos de que “el sur también existe”, hablamos de solidaridad con los oprimidos, con los injustamente atacados por el poder imperial. Hablamos de derechos humanos.

Creyendo en nuestras palabras y promesas se consiguió el triunfo, un nuevo país con signo progresista, América latina cambiaría, el MERCOSUR y los países vecinos ayudaron de muchas maneras. Argentina facilitó todo lo que pudo el flujo de votantes frenteamplistas y creyó en nosotros. El gobierno está empecinado en distanciarnos de Argentina tratando desde el patrioterismo imponerle lo que Finlandia decida en nombre de negociar lo que no tenemos para negociar. Venezuela (no los EEUU) nos apoyó para que pusiéramos algo del país productivo en marcha, facilitó dinero para que Funsa y la fábrica de vidrios fueran operativas y no quedaran en la calle cientos de familias, el salvataje de Cofac, aportes a Ancap, 20 millones de dólares para evitar el derrumbe del Hospital de Clínicas, petróleo con créditos a 15 años sin intereses, en fin.

Cuba nos mandó sus oftalmólogos a realizar operaciones gratuitas de cataratas y nosotros tratamos de procesarlos judicialmente. Este gobierno regresista se presta a ser la cabecera de playa en contra de Chávez y Fidel, a ser traidores también para afuera pues parece que no alcanza solamente con la “traición para adentro” a la militancia frenteamplista.

Hoy el Dr. Tabaré Vázquez aburre durante tres horas por cadena nacional (que no es cadena) detallando sus supuestos logros y con autobombo se elogia impúdicamente sin asomo de pudor ni cuestionamiento alguno. Obviamente no habla de lo que los viejos militantes izquierdistas hablamos, esperamos y exigimos. Cansina y tozudamente se empeña en mal imitar a los que sí pueden sostener una audiencia expectante y viva. Su prensa adicta le cuenta que una multitud lo escuchó y él se lo cree empeñado en negar el más pobre y peor acto público de FA en los últimos 36 años de existencia.

Hoy vemos con asco, con vergüenza y con bronca como nos toman por “nabos” los demasiados “pepes” que hay en el gobierno.

El máximo representante de la voracidad imperial, el que simboliza todo lo detestado, lo odiado, lo más alejado de los ideales del humanismo, lo oscuro, lo bestial, lo violento, lo injusto, lo antihumano a la enésima, está en nuestro país invitado por nuestro Presidente. Los políticos de siempre aplauden.

Hoy con bronca, con vergüenza, con asco vemos como nuestro Presidente en nuestro nombre, abraza a la hiena (con perdón del animal) e invita a pescar a su amigo el presidente norteamericano (lo de amigo lo dijo el embajador y él no lo negó… el que calla otorga).

Con bronca y con asco… quién merece mas repudio???

Dime con quién andas y te diré quién eres.

Fernando Silva Ansuas
Periodista
Montevideo, 9 de marzo de 2007.



© (2007) Fernando Silva Ansuas
Todos los derechos reservados.
Para reproducir citar la fuente.

. Opiniones
. . Sobre Hamas y la islamizacion del Mundo Árabe
. . La Tiranía Mundial
. . Espíritus demoníacos
. . Un mundo inmundo
. . No alcanzó ni con dos líneas de cuatro
. Ir a la sección: Opiniones

Investigaciones Rodolfo Walsh