Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Dossiers > Irak









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Asesinatos en masa y tortura )

 Generar una versión PDF de: (Asesinatos en masa y tortura )

Asesinatos en masa y tortura
Por Niko Schvarz*
Publicado digitalmente: 6 de diciembre de 2004

UNA SERIE de hechos que estallaron en los últimos días confirman que las fuerzas armadas de EEUU ejecutan el asesinato masivo y la tortura sistemática en todos los lugares que ocupan. Y que esas prácticas aberrantes se ejercieron también bajo las dictaduras militares matrizadas por Washington, como la de Pinochet, hechura de Nixon y Kissinger. Existe el peligro de recrudecimiento de esas prácticas abominables en la continuidad del gobierno de Bush en su segundo período. Ya se sabía, pero acaba de reiterarlo el Comité Internacional de la Cruz Roja, según publica el New York Times, acusando al ejército estadounidense de cometer abusos y torturas psicológicas contra los 550 prisioneros detenidos en la base militar de Guantánamo. El comunicado detalla que los militares USA crearon y refinaron un sistema para quebrar la voluntad de los prisioneros, valiéndose de la humillación y la incomunicación, y además los exponían a temperaturas extremas o los forzaban a mantener posiciones extenuantes. Detectaron además que algunos médicos proporcionaban información a los militares sobre los puntos débiles de los prisioneros, lo que constituye una flagrante violación ética. Los presos están incomunicados desde enero 2002, sin acceso a abogados, sin visita de familiares y a menudo sin que se conozca siquiera sus nombres. Lord Charles Falconer, subsecretario para Asuntos Constitucionales del gobierno de Blair (el principal aliado de EEUU en la guerra) declaró que el estatus jurídico de los detenidos en Guantánamo "es inaceptable". Ahora que se habla de presos cubanos, varios de los cuales han sido liberados, es bueno que se sepa qué acontece con los presos en ese territorio cubano que EEUU usurpa desde hace más de un siglo.

Vuelven a primer plano las torturas inauditas perpetradas por las tropas yankis en la prisión de Abu Ghraib, en Bagdad. La soldado Linne England, la única enjuiciada y separada del cargo, se defiende diciendo que cumplía directivas emanadas de los mandos. Esto es cierto, a tal punto que ahora se publicó en el Washington Post un informe de diciembre del año pasado, que explicita dichas directivas, destinadas al ejército y a la CIA. Un alto jefe militar, Richard Myers, se defiende diciendo, como siempre, que esas prácticas eran ejecutadas por pequeños grupos desviados. Donald Rumsfeld, el principal responsable, se queda cuatro años más en el gabinete, mientras otros ministros abandonan el barco. Nadie le pidió cuentas al secretario de la Defensa, tampoco, por las matanzas de los prisioneros heridos y desarmados por parte de soldados norteamericanos, en una mezquita de la arrasada ciudad de Faluya, un crimen penado por el derecho internacional.

Se aumenta en 1.500 el número de efectivos yankis en Irak y se eleva el tiempo de permanencia de los destacamentos en el terreno. El pretexto de las próximas elecciones da para todo, aunque ellas vayan a efectuarse bajo régimen de ocupación militar. Otro hecho característico es que Bush haya elegido para sustituir al renunciante Tom Ridge como ministro de seguridad interior de EEUU a Bernard Kerik, conocido como el "Terminator de Bagdad" por la extrema dureza con que trató a los oficiales iraquíes mientras ejerció, recientemente, el cargo de secretario de seguridad interino en Irak y se dedicó a reconstruir las fuerzas locales de policía para utilizarlas como carne de cañón en el enfrentamiento a sus compatriotas que combaten contra las tropas de ocupación.

Causó conmoción mundial el informe de la Comisión chilena sobre prisión política y tortura, encabezada por el obispo católico Sergio Valech, que documentó en base a 35 mil entrevistas la tortura y la desaparición de personas practicada en forma sistemática por las fuerzas armadas y policiales de Chile (que acaban de reconocerlo institucionalmente) durante la dictadura de Pinochet, de 1973 a 1990. La verdad se va conociendo cada vez más a fondo, ya que el diario El Siglo publicó los nombres de los torturadores, omitidos en el informe oficial.

Otro acto de auténtico terrorismo ejecutado por quienes dicen luchar contra el terrorismo fue revelado en mayo por Newsweek. Según la revista, una agencia del gobierno de EEUU estableció una "aerolínea clandestina" para trasladar prisioneros sin que trascendiera. El corresponsal de Brecha en Washington la identifica como un avión Gulfstream fabricado por la General Dynamics, que desplazó decenas de prisioneros secuestrados en determinados países hacia otros, donde podían ser torturados en secreto para obtener información. El periodista Seymour Hersch dice que estas acciones especiales (special rendition) están a cargo de un grupo secreto del Pentágono.


Niko Schvarz nikomar@adinet.com.uy * Publicista uruguayo, miembro de la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales del Frente Amplio. Publicado en La República el 5 de diciembre de 2004
. Irak
. . Rumsfeld dice que los críticos de la guerra no han aprendido las lecciones de la historia
. . Irak bajo tutela
. . Siria, en la mira
. . Irak: mujeres bajo la violencia
. . Extrema tensión en Oriente Medio
. Ir a la sección: Irak

Investigaciones Rodolfo Walsh