Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Dossiers > Irak









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Fin de año en Irak)

 Generar una versión PDF de: (Fin de año en Irak)

Fin de año en Irak
Por Niko Schvarz*
Publicado digitalmente: 27 de diciembre de 2004

Las visitas a Irak de Blair y Rumsfeld ­cabezas visibles de la ocupación militar— coincidieron con la intensificaciónde las acciones de resistencia. EEUU, que ha perdido más de 1.300 efectivos desde que se declaró el fin de la guerra, ha sufrido estos días los más rudos golpes, en particular en su base militar en Mosul, en el norte, también en Bagdad y otras ciudades, mientras la lucha no se ha extinguido en Faluya a pesar de que media ciudad ha sido arrasada.

En estas condiciones las elecciones del 30 de enero, que Bush se empeña en proclamar, son una farsa, al igual que lo fueron en Afganistán, donde el caballo del comisario se llama Hamid Karzai y ostenta el título de presidente.

Duros golpes al invasor

Al mediodía del martes 21 voló por los aires el concurrido comedor de la base militar yanki en Mosul, provocando la muerte de 14 militares y cuatro civiles estadounidenses, y otros cuatro miembros de las fuerzas iraquíes bajo comando norteamericano.

Se registraron 70 heridos, los más graves han sido trasladados a la base de la fuerza aérea yanki en Ramstein, Alemania.

Aún se ignora si el origen fueron tres misiles o morteros disparados desde fuera, o un ataque suicida desde dentro.

El hecho es que los enemigos decididos de la ocupación militar están en todas partes, y no se arredran.

Ahora se está peinando toda la ciudad en su búsqueda, se cerraron los cinco puentes sobre el Tigris, las tropas tienen orden de tirar a matar.

Mosul parece una ciudad fantasma. El comandante regional, teniente general Carter Ham, reconoció que "los muertos incluyen personal militar norteamericano y del ejército iraquí, contratistas estadounidenses y extranjeros".

Reténgase estos últimos datos, sin dejar de advertir que los norteamericanos en Irak no son catalogados como extranjeros por el mando militar USA.

Los actos de resistencia se extienden a todo el territorio iraquí.

Antes del ataque en Mosul, calificado como el más mortífero en los 20 meses largos de ocupación, hubo acciones en Najaf y Kerbala; y posteriormente en la capital Bagdad, coincidiendo con la presencia del secretario de la Defensa Donald Rumsfeld, quien también estuvo en Mosul, Tikrit y Faluya, dícese que para levantar la moral de las tropas que está por el suelo. El cuestionamiento a Rumsfeld crece en EEUU.

Los civiles norteamericanos muertos en Mosul trabajaban para la empresa Halliburton.

Se trata del gran consorcio presidido por Dick Cheney hasta que asumió el cargo de vicepresidente de EEUU, y que se vio beneficiado por los gigantescos contratos con que la privilegió el gobierno de su cofrade el presidente Bush, (es la mayor contratista en Irak para los suministros de todo orden a las tropas) a pesar de haberse comprobado que cometió gruesos desfalcos al sobrefacturar considerablemente sus ventas. Pero entre bueyes no hay cornadas, y menos en este caso.

Grandes empresas se mandan mudar

Esta empresa se queda. Pero otras, vista la gran resistencia que genera la presencia de las tropas, y los consiguientes altos gastos en seguridad, han optado por abandonar el terreno.

Es lo que sucedió con la Contrack International, que ganó una licitación por 325 millones de dólares para 12 grandes contratos de reconstrucción acordados este año.

Estos proyectos están incluidos en un megaplan de reconstrucción iraquí por 20 mil millones de dólares, o sea que ahora las grandes empresas lucran con la reconstrucción de lo que las tropas destruyeron.

La Contrack sostiene que los gastos de seguridad son "prohibitivos".

Según una encuesta anterior al ataque el 56% de los estadounidenses consideraba que la invasión a Irak había sido un error. Luego del mismo, el New York Times se preguntaba: "¿Puede EEUU, con la ayuda de fuerzas de seguridad iraquíes, cuya actuación ha sido despareja en el mejor de los casos, garantizar la seguridad de los iraquíes que van a las elecciones el 30 de enero cuando no puede mantener a resguardo a sus propias tropas en su propia base?".

Faluya arrasada

Los cables dicen que los habitantes de Faluya están regresando. Es falso.

La gran mayoría de sus 300 mil pobladores debieron abandonar la ciudad ante el asedio de sangre y fuego a que se veían sometidos con bombardeos a misilazos y ataques de las fuerzas de tierra, todos los cuales dejaron en ruinas casi la mitad de la ciudad.

Las familias enteras que salieron a los caminos, en muchos casos no tienen dónde volver. Hemos visto sus imágenes, atónitos ante las ruinas de lo que fue su hogar.

Son refugiados en su propio país. Cada habitante que desea regresar debe sortear cinco controles estrictos de los ocupantes.

Aún así se oye el tableteo de las armas, prosiguen los combates y los bombardeos aéreos. Y estamos a un mes de las elecciones impuestas por EEUU a sus adláteres locales.


Publicado en La República el 26 de diciembre de 2004 * Publicista uruguayo, miembro de la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales del Frente Amplio.
. Irak
. . Rumsfeld dice que los críticos de la guerra no han aprendido las lecciones de la historia
. . Irak bajo tutela
. . Siria, en la mira
. . Irak: mujeres bajo la violencia
. . Extrema tensión en Oriente Medio
. Ir a la sección: Irak

Investigaciones Rodolfo Walsh