Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Dossiers > DD. HH.









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (El Golpe.)

 Generar una versión PDF de: (El Golpe.)

Gatillo Fácil: Caso Sergio Daniel Díaz.
El Golpe.
Por José Luis Zamora
Publicado digitalmente: 17 de febrero de 2005

El Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas sostiene en alguna de sus conclusiones de Observaciones Generales 21. 1992, que: " Tratar a toda persona privada de libertad con humanidad y respeto de su dignidad es una norma fundamental de aplicación universal." Esto es justamente lo contrario a lo sucedido con DIAZ, Sergio Daniel, la medianoche que separa el 31 de julio del O 1 de agosto del 2001. Percatado del olvido de las llaves de la puerta de su casa es cuando intenta hacer ingreso a la misma tratando de saltar una suerte de paredón (según versión policial) haciendo pie en el asiento de su bicicleta. Una patrulla policial que se movilizaba en el móvil Nro 28744, de la comisaria Sta de González Catán, y compuesta por: Sgto 1ro FLORENTlN, Osear Ignacio; Cabo 1ro GOMEZ, Jorge Ramón; Agente WURST, Sebastián Eduardo, lo detienen en calidad de: "averiguación de antecedentes" privándolo de libertad y derechos a partir de ese momento. La total falta de humanidad y respeto por las personas, práctica constante en el trato brindado a los detenidos por la Policía Bonaerense y Federal, agravado en todas sus formas, entre otras causas, por la falta de decisión política para erradicarse de cuajo, es decir, una "inquebrantable práctica" por los beneficios que ello les implica seguir "usando" a su antojo y necesidad métodos represivos aberrantes cuando lo consideran necesario y conveniente, a pesar de vivir supuestamente en un Estado de Derecho como manda la Constitución Nacional. EL HECHO Aproximadamente, entre las 00:00 hrs y 00:10 hrs del día 01 de agosto del 2001, DIAZ, Sergio Daniel, 31 años, D.N.!. 21.710.570,domiciliado en Da Vinci 4422, González Catán, llega en bicicleta yal querer ingresar a su casa, se da cuenta del olvido o pérdida de las llaves de entrada. Por los sucesos que se desarrollarán y pruebas irrefutables en la causa nro 104.032, se puede sostener que para todo el personal de la comisaria Sta, Sáenz 404, González Catán, "caer" por "averiguación de antecedentes" por un olvido fortuito o distracción, es una segura sentencia de muerte. DIAZ, según las declaraciones testimoniales "armadas" por el personal policial de calle primeramente involucrado, trata de ingresar. a su domicilio saltando un paredón. Apoya contra éste la bicicleta para ayudarse; estriba uno de sus pies en eJ asiento y se da impulso. En esos momentos del móvil policial nro 28744 descienden tres policías de la bonaerense, pertenecientes a la comisaria Sta, González Catán, son: Sgro 1ro FLORENTlN, Osear Ignacio; Cabo lro GOMEZ, Jorge Ramón y Agente WURST, Sebastián Eduardo. . A pesar de las explicaciones que les brindó DIAZ a éstos policías que, se trataba de su domicilio particular, de un olvido o pérdida de las llaves de entrada, datos sobre su persona como apellido y nombres, hicieron caso omiso a su reclamo y en declaraciones testimoniales del 29 de agosto del 2001, FLORENTlN, GOMEZ y WURST . manifestaron que la decisión de demorarlo en comisaria, la tomaron por presentar DIAZ: signos de ebriedad y aliento etílico, no manteniendo un diálogo coherente y tambaleándose, que sus ropas se encontraban desgarradas, embarrado y con hematomas en la cara y "al parecer"con manchas de sangre en el rostro. Que, además, desde el balcón de su casa, un vecino de apellido GASSMAN, Alfonso Guillermo, le contó a su compañero Cabo lro GOMEZ, que DIAZ se drogaba, se alcoholizaba y había intentado robar un estéreo del automóvil, propiedad de su hijo Guillermo Andrés y que por éstas razones tenia cansado al vecindario. En declaraciones testimoniales posteriores, (fs.124 a 130) padre e hijo vuelven a ratificar los hechos con "utilización" de una memoria sorprendente, por ejemplo el padre recuerda el Nro de móvil policial petfectamente y el hijo declara que al sorprender a DIAZ dentro de su auto tratando de robar el estéreo, cuando éste sale corriendo, cae de espaldas en la vereda golpeándose la cabeza. No se trataría de un detalle menor éste último, ya que con este tipo de declaración se trata de "justificar" lo que posteriormente sucede: DIAZ fallece el 06 de agosto del 2001 en el Hospital Luis Güemes, por: "hematoma extradural, producto de Traumatismo Cráneo-encefálico", determina la autopsia que no fue producto de ese golpe en la vetitt.da, producto y resultado de un homicidio intencional. Lo cierto es que los tres policías involucrados en primer término no trasladaron a DIAZ directamente a la comisaría 5ta; para justificar su accionar hicieron escala en el hospital materno infantil Dr. José Equiza. De guardia se encontraba el médico Juan Filiberto Mamone, "conocido" del Sgto 1ro Florentín, quien realizaba servicio adicional desde principio de año en el mismo hospital. En declaración testimonial del 06/09/01, el Dr.

L. Mamone dice en principio que a Diaz lo recibe en la guardia del hospital a las 00:25 hrs. de el día O 1/08, cuando en realidad el libro de guardia registra una anotación que prueba claramente que Díaz ingresó el día anterior al que declara el médico responsable, es decir, el día 31/07. A fojas 21, Florentín declara que luego de detener a Diaz lo traslada a la seccional, omitiendo mencionar su escala en el hospital Dr. José Equiza. Tampoco menciona el estado fisico en el que se encontraba Díaz. Si decidió en su momento "pasar" por la guardia del hospital, "preocupado" por el estado de salud del detenido, ¿porqué omite referirlo? Mamone expone que no apreció manifestaciones a nivel neurológico. Que se encontraba esposado, tranquilo y "lúcido", que respondia coherentemente al "interrogatorio". Mamone se encarga de "aclarar" que Díaz le "habría" dicho en algún momento que la policía no le había pegado sino que se cayó solo, pero no lo puede asegurar. Ahí Florentín se aseguraba la coartada necesaria que evidentemente el médico avala en todas sus formas. El "profesional" dice no haber recomendado a los policías tratamiento o estudios a realizarse sobre la persona de Díaz, solo si presentaba posteriormente manifestaciones como cefaleas o vómitos, en esos casos sí debía procederse a un nuevo control médico. Tampoco solicitó Mamone placa radiográfica alguna al paciente. Extendió un parte precario médico y manifiesta no recordar a que policía se lo entregó. Luego en dependencia policial dicho certificado es desaparecido. Florentín sostiene que se lo entregó al subinspector González. Consideró, el "profesional" Mamone que la sola observación directa bastaba para tener un diagnóstico del mismo, sin necesidad de efectuar otro estudio. Sí, médico y policía se conocían, no cabe duda. Por otra parte existe la sospecha sobre si fue cierta la medida adoptada de llevar primeramente al Hospital Equiza y no se trata de una maniobra más para tapar los verdaderos hechos y Diaz jamás ingresó a dicho hospital. ¿Respaldó el Dr. Mamone a los policías aún a sabiendas en la situación de riesgo grave en la que se encontraba Díaz? Una vez terminada está "actuación policial y médica", siempre siguiendo la versión policial, se dirigieron a la comisaria 5ta y alojaron a DIAZ en un calabozo, es nuevamente revisado por un médico de la bonaerense: Dr. Carmelo Nápoli alrededor de las 01 :30 hrs del día 01/08. A fs. 171/2,declara que se realizó un examen de rutina. Que no constató lesiones externas visibles de reciente producción. Sí, excoriaciones en el rostro de antigua data, de más de 24 o 36 hrs, no presentaba manifestaciones neurológicas, respondía en forma coherente y lúcido. Que no presentaba protuberancia o "chichón" en el cuero cabelludo. En suma, se encontraba, según él, en perfecto estado de salud. Aquí, cabe preguntarse: ¿ Porqué la necesidad de otro examen médico, a no mas de una hora de diferencia del practicado en el hospital Equiza? Si se encontraba en perfecto estado de salud, ¿ es lógico que después de permanecer solo en el calabozo hasta las 9:00 hrs, apareciera inconsciente, como declara a fs. 253/5 el agente Rodolfo C. Pereiro? En todas las declaraciones testimoniales existen graves contradicciones. A las 9:45 hrs, Díaz es trasladado nuevamente al hospital Equiza, inconsciente y sin apertura ocular espontánea según el médico Héctor Basualdo. Ante el cuadro grave de la situación disponen el traslado a la Clínica Los Cedros, en donde le realizan una tomografla. Luego, es recibido, en el hospital Interzonal Luis Güemes, en Haedo, por el Dr. Andrés Romera quien determina que Diaz ingresa con "hematona extradural de grandes dimensiones, excoriaciones y contusiones frontales" Prácticamente de la misma forma se manifiestan los Dr. Guillermo Merino y Adalberto Claudio Davico. Se le practicaron dos operaciones el día 02/08. Permaneció en estado de coma hasta el día 06/08 y falleció sin haber recuperado el conocimiento. Otro de los encubrimientos con los que se trató de desviar las posteriores investigaciones es el fraguado de la firma de Díaz en acta policial, notificándose de su libertad. Las pericias caligráficas posteriores determinaron que no suscribió dicha acta. Por esto el Juez de garantías responsabilizó a los policías Jorge Oscar Díaz y Gustavo Javier González del delito de encubrimiento agravado. Entiende que el homicidio simple no está acreditado, sí el delito de falsedad ideológica de instrumento público. Del asesinato de Sergio Daniel DIAZ efectuado por personal de la comisaría 5ta en un solitario calabozo, el juez de garantías N° 2 Dr. Raúl Ricardo Alí, ni se enteró.

. DD. HH.
. . Gritos sepultados entre cuatro paredes
. . El demandante Bussi
. . Licencia para matar
. . La justicia del garrote
. . Sorpresas... sigue dando la "familia" castrense.
. Ir a la sección: DD. HH.

Investigaciones Rodolfo Walsh