Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Opiniones





HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Progresismo al gobierno, Gran Hermano al poder)

 Generar una versión PDF de: (Progresismo al gobierno, Gran Hermano al poder)



Uruguay
Progresismo al gobierno, Gran Hermano al poder
Por Fernando Silva Ansuas
Publicado digitalmente: 28 de marzo de 2007

Con cierta distancia relativa de lo vivido en estas semanas, surgen inevitablemente algunas reflexiones y paralelismos. Esperando no cargar las tintas quizás podamos ejemplificar una conducta generalizada de globalización con que los medios nos van adoctrinando y que, no inconcientemente, nuestro fallido gobierno progresista nos relanza a diario con su práctica de gobierno.

No todos recuerdan (o saben) que el Gran Hermano que hoy reina en la tele (patético legado de lo peor de la cultura argentina que ansiosamente consumimos mientras alimentamos la argentinofobia) desciende de otro Big Brother, descripto por George Orwell en la célebre “1984”, novela que ficciona un mundo de pesadilla, en el cual cobra existencia una sociedad totalitaria que se adueña de la mente de sus integrantes con bien definidos parámetros de direccionamiento conductual.

Mediante el poder de cuatro ministerios (el de la Paz, el del Amor, el de la Verdad y el de la Abundancia), el poder de la neolengua (creación-imposición de un lenguaje más allá del cual nada puede ser pensado), el poder de la policía de la mente y el temido crimen mental (o crimental) sumado a la incomprobable e innegable presencia del omnipresente Gran Hermano, la novela patentiza un estadío lamentablemente cercano y conocido.

El protagonista (opositor al régimen) trabaja en el citado “Ministerio de la Verdad” donde es uno más de los que se encargan de reescribir la historia, utilizando para ello los medios de comunicación. Orwell sostiene en la novela que ésto es de vital importancia ya que, como se demuestra en la historia del mundo, “…Quien controla el pasado controla el futuro. Quien controla el presente controla el pasado”.

Ahora bien, veamos algunos ejemplos de esto (sólo algunos, no se asusten).

Juntemos por ejemplo cadena nacional (que no es cadena) durante tres larguísimas horas para leer fárragos incomprobables de hechos e intenciones sin realizar aún pero bien mezclados, más el cálculo y la presencia mágica (según el ministro de la verdad y su medio “La República el medio singular”) de 60.000 personas que cupieron en sólo dos cuadras y media (sin apretar y con espacios grandes entre sí) versus dos manifestaciones en repudio a la visita del carnicero de Bagdad que sólo sumaron 10.000 participantes en 15 apretadas cuadras y la “verdad” del Gran Hermano Progresista queda clara.

Faltaba solamente que el ex asesor de imagen y comunicación, que sabe comprar camionetas con consignas antipiqueteras para echar a siete extranjeros de la plaza, hiciera su adulona movida con otra camioneta recitando consignas, como por ejemplo: “Lo hacemos mejor y más rápido que los otros”, o: “Súmese que ya borramos las diferencias, juntos somos…casi todos!!!”…o: “Si nos joden lo llamamos al Tío Sam que es mi amigo y además se ofreció”.

En nuestro nombre (inconsulto en todo caso) se invita a la bestia pero se aclara desde el mismo escenario: "¿Que existen diferencias entre los gobiernos de EE.UU. y Uruguay? ¡Pero por supuesto! ¿Y qué? Este es un gobierno popular, democrático, antioligárquico y antiimperialista, le decimos que no a cualquier forma de imperialismo, a cualquiera, pero lo cortés no quita lo valiente. Porque tenemos otras cosas en las que coincidimos: son diferencias, no rivalidades. La rivalidad es otra cosa y no necesariamente se expresa a gritos. Las relaciones bilaterales entre países, son relaciones bilaterales, no complicidad de otro tipo. Nosotros no somos cómplices de nadie." (N.de R: por suerte que se aclara!!!)

Enterado, el asesino serial, declaró:"¿Antiimperialista? Muy bien. Desearía que definiera a mi gobierno como pro libertad (...) le recordaré que somos un país generoso y compasivo que cree en la paz…le recordaré que el avance de la libertad, el avance de los derechos humanos y de la dignidad humana están en nuestro interés nacional” (N.de R: si alguien duda de esta afirmación desentierren alguno de los 650.000 muertos civiles en Irak de los últimos cuatro años, pregunten en Afganistán por… en realidad medio mundo puede dar testimonio de esta voluntad pacifista y colaboradora del sanguinario, pues sólo con tener memoria alcanza)

Para rematar la manipulación de la VERDAD en su discurso de bienvenida al genocida, nuestro “perfecto anfitrión” presidente decía: "La defensa de la democracia como organización y funcionamiento de nuestras sociedades pero más que ello como estilo de vida, la defensa de las libertades y el luchar permanente para mejorar las condiciones de vida de nuestra gente dándole trabajo, educación y salud son elementos comunes que nos permiten augurar que podemos trabajar juntos más allá de nuestras diferencias, señor Presidente."… a lo que el carnicero invitado agregó: “Un campo que tenemos en común es el respeto de los derechos humanos y la dignidad humana, el respeto por el imperio de la ley”… la forma en que se interpretan y traducen el respeto de los derechos humanos es un ejemplo claro, patético, irrisorio y demencial de cómo el Gran Hermano y su política triunfa también aquí.

Agregaré a esto un ejemplo casero y absurdo que pasa casi sin ser percibido. El confeso copiloto del segundo vuelo de la muerte se permitió arengar a la población civil expresando que un: “…"Nunca Más, en honor a la honestidad intelectual y a la verdad histórica, debe necesariamente comprender no solo esos hechos, sino también aquellos que, cuestionando gobiernos constitucionales y democráticos iniciaron en la década de los 60 un penoso proceso de confrontación política y violencia social que nos condujo a épocas aciagas"…. "las sociedades y sus instituciones no pueden vivir enquistadas en el pasado, y menos aún forjando peculiares e incompletas interpretaciones de éste"…"No es sólo un problema de las FFAA. Esto no lo crearon las FFAA. La ley dice que nosotros no somos causa, somos consecuencia"… el imperio de la mentira en nombre de la VERDAD.

Ahora resulta que el golpe de estado fue dado por la libertad y la lucha antisubversiva y no por el plan cóndor y la imposición del neoliberalismo en Latinoamérica… somos realmente injustos, habría que condecorar al dictador preso en la casa de los hijos en vez de juzgarlo.

Lo paradojal es que expresado en privado no es nuevo, pero expresado en público, en acto oficial, con ministra presente, con el ejecutivo nacional que con silencio (cortés, valiente o cobarde) otorga, se convierte en la nueva verdad oficial. Cuales son las diferencias entre el pensamiento de los conservadores blanquicolorados mas acérrimos y éste calladamente aceptado por el gobierno progresista???... pues no encuentro ninguna.

El Gran Hermano asienta sus reales y la tele nos lo cuenta día a día con excelente rating. Para jugar son necesarios tres ingredientes, hay que ejercer cinismo, hipocresía y vileza. A mayores cuotas de cada ingrediente más hábil se considera al jugador, cuanto mas canalla se sea y si se puede, con cara de poker, mejor y sobre todo, ejerciendo la peor canallada al presentarse como víctima de algo o alguien (MERCOSUR por ejemplo).

Hay que entregar al amigo, cambiar las verdades cotidianamente, satisfacer los pedidos del Gran Hermano y hacer todo lo que sea necesario recurriendo a las peores artes para sacarse de encima a los otros, goebelianamente repetir la mentira hasta que se convierta en verdad mayoritaria, cagarse en lo prometido, procurar echar al mejor para que deje el camino libre y despedirlo con lagrimas en los ojos, ser socios corporativos del que actúa mal, abusar de las piruetas verbales que demuestren lo indemostrable, vaciar el contenido de los conceptos, desideologizar la ideología, triunfar sobre el otro a cualquier precio, someterse a situaciones humillantes pero con explicaciones pragmáticas, trasmutar la historia aunque haya que hacerlo de a poco, por partes… tal vez hasta sea conveniente el uso y el abuso de algunos de los antiguos robinhood setentistas recitando convincentes nuevas recetas, aggiornados, pretendidos gurúes que olvidan rápidamente a sus muertos tildándolos de “historietas” frente al sanguinario que les estrecha la mano. Es fácil olvidarse de la historia y de los que la hicieron, como Don Carlos Quijano quién dijo sabiamente: “Un proyecto nacional para Uruguay es un proyecto que tiene una connotación internacional. El objetivo es la integración, el enemigo es el imperio. He ahí la estrategia. Lo demás es la táctica, ajustada a las circunstancias de tiempo y de terreno” (la memoria de la cita textual es del compañero G.Chifflet quién se autonominó y abandonó rápidamente “la casa” fiel a su ideología sin corrupción).

Yo no sé, pero todo esto a mí me hace un ruido aquí. Entre la bronca y el asco vomito al ver como el Gran Hermano Progresista suma para invadir Haití, como paga (por adelantado y sin chistar) la deuda con el FMI sin pagar la deuda interna, como agradece cuatro días del préstamo al llorón anterior y se distrae tomando distancia de los que ayudaron (y siguen haciéndolo) a este gobierno y a este pueblo, como mendiga obsecuente migajas del régimen fraudulento y totalitario de los EEUU y se presta a traicionar la integración prometida, como defiende a capa y espada (sobre todo con mentiras) a las megamierdas contaminantes, como curiosamente propone las mismas leyes a las que nos opusimos en el pasado y que logramos que no salieran (como la autorización de invertir en el exterior a las AFAPS), como silenciosamente avanza en las privatizaciones de las empresas públicas, la extranjerización de la tierra, el regalo del agua a cambio de nada, o se toma como propias las que trae la peor derecha en el parlamento para ponerle precio a los desaparecidos en vez de encontrarlos, como anuncia la participación popular en la megareforma del estado (vaya a saber que Pandora sale de ahí) al tiempo que reitera la voluntad de impedir y vetar la ley de salud reproductiva (es decir… reafirma que su criterio, su verdad, su punto de vista es superior y está por encima de la gran mayoría del pueblo que dice representar), mientras la tasa de suicidios sube en un año el 13 % (cifra lamentablemente oficial).

La historia de todos los tiempos lo confirma, los imperios caen, el decadente imperio actual está a los tumbos, en su peor momento por eso es más peligroso día a día, el manejo de la historia a través de lo que se informa es una inapreciable y valiosa herramienta. Es un acierto descomunal la frase de Orwell: “…Quien controla el pasado controla el futuro. Quien controla el presente controla el pasado”.

En eso están, aquí se está aplicando peligrosamente sobre las generaciones nuevas, sobre los chicos y los jóvenes que no saben de la lucha de los últimos cuarenta años, están comprando y creyendo que “esto es la izquierda”, que esto es el Frente Amplio, esto es el “progresismo en el gobierno”, coincidir con el peor asesino serial y llamarlo amigo entre risotadas fortificadas por ejércitos invasores que entran sin permiso en nuestra casa alardeando impunidad…

En la novela “1984”, en la ficción de “1984” tan riesgosamente cerca de nuestro tiempo, la escena final transcurre luego que el protagonista es derrotado por unanimidad, y posteriormente liberado al demostrarse que no implica ningún riesgo para el sistema. En un bar mira las noticias manipuladas desde su antiguo lugar de trabajo y “…dos lágrimas, perfumadas de ginebra, le resbalaron por las mejillas. Pero ya todo estaba arreglado, todo alcanzaba la perfección, la lucha había terminado. Se había vencido a sí mismo definitivamente. Amaba al Gran Hermano”.

Demasiadas casualidades, paralelos universos globales que preocupan cuando los mundos reales de la miseria humana se abrazan tan efusivamente. Me parece que sobran los canallas y las canalladas que definen la pobreza ideológica y moral, la bajeza conceptual y ética en que este tiempo político se va agotando día a día hasta que, como es inevitable en este maldito y eterno juego, queden final y definitivamente nominados.

Fernando Silva Ansuas
Periodista
Montevideo, 28 de marzo de 2007.



© (2007) Fernando Silva Ansuas
Todos los derechos reservados.
Para reproducir citar la fuente.

. Opiniones
. . Sobre Hamas y la islamizacion del Mundo Árabe
. . La Tiranía Mundial
. . Espíritus demoníacos
. . Un mundo inmundo
. . No alcanzó ni con dos líneas de cuatro
. Ir a la sección: Opiniones

Investigaciones Rodolfo Walsh