Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Claves









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Cerró el canje de bonos en default)

 Generar una versión PDF de: (Cerró el canje de bonos en default)

Deuda Externa
Cerró el canje de bonos en default
Por El Equipo
Publicado digitalmente: 25 de febrero de 2005

A poco más de tres años de que Argentina declarase el default de parte de la deuda externa por boca del entonces breve presidente Adolfo Rodríguez Saá, se cerró el canje de bonos defaulteados, tanto en el mercado interno como en el exterior.

El primer resultado sobre la adhesión se conocerá recién el lunes aunque el Gobierno Nacional esperaría hasta el martes para pronunciarse oficialmente. La cantidad de bonos en canje llegaban a 81.200 millones de dólares.

En el último día del canje, cerrado el viernes 25 de febrero a las 18.15hs, los principales medios financieros apuntan a una adhesión del 75%.

La consultora neoyorquina Goldman Sachs había pronosticado que la adhesión llegaría al 80%. JP Morgan anunció que el 91% de su cartera institucional de Estados Unidos y Latinoamérica aceptó el canje y auspician una adhesión global superior al 80%.

La Federación Alemana de Protección al Accionista evaluó que el canje superaría el 83%.

Los principales bancos japoneses se mantuvieron en silencio y la mayor parte de los bonos no aceptados pertenecerían a tenedores de ese país, donde por errores del Ministerio de Economía, no se designó una entidad negociadora en representación de la Argentina como en el resto del mundo, por lo que una proyección que incluyese al los bonistas japoneses hubiese arrojado un canje superior al 90%.

Así, ante ambos escenarios se supera holgadamente las presiones del Fondo Monetario Internacional.

A principio de febrero, el Congreso promulgó la “Ley Cerrojo” que impedía cualquier contraoferta, presionando fuertemente al ingreso en el proceso de canje de papeles.

El canje de la deuda fue la reestructuración más grande del mundo en la historia de las finanzas internacionales, aunque el final del proceso no significa que haya terminado la problemática de la deuda externa.

Los mercados internacionales en los cuales cotizaron los nuevos tres bonos ofrecidos en el último tramo, reaccionaron de modo favorable y la Bolsa de Buenos Aires registró un alza del 4.62% y el dólar permaneció inmutable.

Desde que se inició el canje internacional el 14 de enero pasado, la Bolsa de Buenos Aires acumuló un alza del 18.78%, dando cuenta del movimiento del capital hacia los nuevos bonos.

Los bonistas debían optar por tres tipos de nuevos títulos emitidos en pesos, dólares, yenes y euros, con reducciones de capital e intereses, según el tipo de bono, y vencimientos en 2024, 2038 y 2045.

Por cada dólar invertido, los bonistas recibirían ahora entre 25 a 30 centavos de dólar.

Néstor Kirchner dijo al mediodía, mientras cerraba el canje en Europa, que pese al “éxito” en la negociación más grande de la deuda, “no es para ponerse contentos, pero sí demuestra que los argentinos podemos”. Kirchner dijo también: "Miles y miles de millones que iban a ser saqueados de nuestras arcas han sido salvados por todos los argentinos", y "será la mejor negociación de la historia del mundo para la deuda más grande del mundo".

Los nuevos bonos emite una nueva deuda (en reemplazo de la defaulteada) por 38.000 millones de dólares, en el escenario que el canje sea del 70%, o 42.000 millones de dólares si la banda se encuentra entre el 75-80%.

La aceptación de los nuevos papeles en Argentina fue del 97%, representando el 38% global de la deuda renegociada.

El principal desafío será ahora cumplir con las altísimas metas que ofreció el gobierno de Néstor Kirchner, por el que el país requerirá por las próximas cinco décadas un crecimiento sostenido que promedie un PBI anual del 5%.

Cómo mínimo, Argentina tiene comprometido el 3% del PBI año a año.

De corroborarse los datos optimistas sobre el canje de deuda, Argentina volverá a tener abiertas las puertas de los organismos multilaterales de crédito, con quien de todos modos, no dejó de pagar.

En dos años de gobierno, la administración Kirchner lleva erogados más de 32.000 millones de dólares a las arcas del FMI, aunque el Ministerio de Economía desmiente el dato diciendo que el giro de divisas no superó los 5.300 millones de dólares,. Se planifica este año un total de pagos por otros 15.200millones de dólares con dicho organismo.

De hecho, la Argentina pagó el pasado martes 22 de enero, un crédito de 150 millones de dólares el FMI que pudo haber prorrogado. El próximo 9 de marzo vencerán otros 150 millones que pueden ser refinanciados.

El dilema que se espera es ver que política adopta ahora la Argentina frente al FMI: ingresa nuevamente al círculo vicioso del endeudamiento o plantea una reestructuración también con los organismos internacionales.

Sobre los pronósticos locales, Kirchner replicó contra Manuel Solanet y López Murphy: “Hace un año y medio cuando iniciábamos el canje nos decían que estábamos locos, que éramos irracionales, cualquier cosa nos decían los sabios del neoliberalismo, los profetas de la Argentina".

Las consultoras extranjeras empujaron durante la última semana a la compra de los nuevos bonos por distintos ejes: • La acción judicial contra la Argentina iba a acarrear demasiado tiempo y podría llegar a ser incobrable por los tenedores que planteaban esta vía, especialmente en Italia, Alemania y Japón. Diversos fallos en Italia, contra el BNL, o en Bélgica contra fondos buitres apoyaron este argumento.
• El traspaso de pequeños tenedores a entidades que acumularon grandes cantidades de bonos defaulteados, ante las perspectivas de pago facilitaron la negociación con los fondos de inversión más duros, que ingresaron a último momento.
• Los bonos en pesos ajustables por el CER resultaron los más atractivos, especialmente porque pagarían más aún en caso de revaluación del peso frente al dólar, teniendo en cuenta que el BCRA retira a diario más de 1 millón de dólares para que este no se caiga y se mantenga alrededor de los 3 pesos. Sin la intervención del Banco Central, el dólar libre cotizaría a 2 pesos, es decir, una revaluación del 33%.

El gobierno esperaría recién al próximo jueves 3 de marzo para pronunciarse oficialmente y capitalizar políticamente el éxito de la renegociación en el marco propuesto, y lo haría el propio Néstor Kirchner, quién preparará el terreno con el descenso en el desempleo del 1.1% en el último trimestre, ubicándose en el 12.1% según datos oficiales, que consideran ocupados a los desempleados que reciben subsidios del Estado, a los que hayan trabajado dos días en un mes y no registran a los que no buscan trabajo. La subocupación es del 14.3% según el INDEC.

No obstante, en los próximos meses crecerán los rumores sobre el destino del ministro de Economía, Roberto Lavagna, quien mantiene relaciones tensas con Néstor Kirchner y se especulaba su salida del gobierno para enrolarse en algún organismo financiero multilateral.

. Claves
. . El embrollo del TLC
. . Estados Unidos abre nueva base militar en Colombia
. . Colombia: Otro pupitrazo del gobierno en el Senado para aprobar el TLC
. . Campaña de Reporteros Sin Frontera contra Venezuela
. . Estados Unidos y su marcha sobre Moscú
. Ir a la sección: Claves

Investigaciones Rodolfo Walsh