Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Opiniones









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Proclama Subversiva)

 Generar una versión PDF de: (Proclama Subversiva)

Nota de Actualidad
Proclama Subversiva
Por Hugo Presman
Publicado digitalmente: 27 de febrero de 2005

“El trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes que asegurarán al trabajador condiciones dignas y equitativas de labor”.

Así comienza ésta proclama subversiva escrita hace cuarenta y ocho años. En los diarios de la época pueden leerse propagandas como estas: “Dolores, mareos, zumbidos y malestares se van en cuanto se toma Geniol, pues Geniol calma, entona y descongestiona”. “El purgante vegetal: Vegepurgol Merck. Tubos de 25 grageas”. “ Aprenda radio prácticamente. Con su curso, este extraordinario receptor de onda corta” “Lo único que hace falta: Lysoform. Evita enfermedades”.

Es el 26 de octubre de 1957. La Proclama continúa: “.... Jornada limitada, descanso y vacaciones pagados; retribución justa; salario mínimo, vital y móvil; igual remuneración por igual trabajo”.

Han transcurrido dos años del derrocamiento del segundo gobierno del general Perón en cuyo transcurso se sancionaron y aplicaron las leyes de protección social más avanzadas de América Latina. El 27 de abril de 1956 se anula la Constitución de 1949 y se vuelve a la de 1853, a la que se intenta modernizar. Por eso en abril de 1957 se anuncia una convocatoria para elegir a los legisladores de una Asamblea Constituyente.

El golpe del 16 de septiembre de 1955 había sido precedido por el criminal bombardeo a Plaza de Mayo el 16 de junio de 1955. El presidente Eduardo Lonardi asume con la consigna de “Ni vencedores ni vencidos” y la Plaza de Mayo cubierta por los sectores medios y altos.

En noviembre es desplazado Lonardi, con lo cual el rostro verdadero del golpe queda expresado en el tandem Aramburu - Rojas. Se intervienen los sindicatos y se secuestra el cadáver embalsamado de Evita.

La proclama subversiva a medida que avanza en su recorrido se radicaliza: “....Participación en las ganancias de las empresas, con control de la producción y colaboración en la dirección”.

Mientras se hace una feroz persecución de los peronistas y se intenta desarticular el “Estado de Bienestar” acusado de populista y demagógico, el país es flagelado por una terrible epidemia de poliomielitis.

Como un símbolo del futuro, la Argentina empieza a tener dificultades para caminar y el pulmotor y la gamaglobulina pasan a formar parte del vocabulario cotidiano. Se buscan remedios equivocados y mágicos: en medicina el alcanfor y la pintura de los árboles. En economía la preeminencia del mercado y la apertura de la economía.

En marzo de 1956 muere Lonardi. En junio la sublevación del General Valle termina con su fusilamiento después de prometerle, al rendirse, que se le iba a respetar la vida. En los basurales de José León Suárez se fusilan civiles. En los sectores obreros “La Revolución Libertadora” es denominada “La Revolución Fusiladora”.

La Proclama subversiva continua: “..... protección contra el despido arbitrario; estabilidad del empleo público, organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en un registro especial”.

Si se abría un diario, algunos de los productos publicitados informaban: “Nucleodyne: El tónico que da fuerzas, física y mental. Con dos frascos se aprecian ya sus buenos resultados. Farmacia Franco Inglesa. La mayor del mundo”. “Las verdaderas pastillas Valda hay que pedirlas y exigirlas en todas las farmacias. Entre pecho y espalda, pastillas Valda”. “Loción capilar Randal. Elimina la caspa. Fortalece y hermosea el cabello”. “Ud camina y camina y al final compra en Sadima muebles”.

El 28 de julio de 1957 se realizan las elecciones a Constituyente. El fijador Cheseline, puro, cristalino, sin colorantes, da los resultados:
En blanco: 2.115.861
Unión Cívica Radical del Pueblo: 2.106.524
Unión Cívica Radical Intransigente: 1.847.603

El 4 octubre de 1957 la Unión Soviética pone en orbita al Sputnik, primer satélite artificial de la tierra.

Arturo Frondizi advierte que sin los votos peronistas no podrá ganar las elecciones. Intenta un acercamiento con Perón en Venezuela y se firma un pacto para derrotar al candidato del golpe que es Ricardo Balbín.

Si alguien quería comprar un televisor en Buenos Aires debía guiarse por este aviso: “Harrods, siempre a la vanguardia, ofrece el primer servicio de instalación de televisión en la Argentina. Muchas personas ya han visto en Harrods los primeros aparatos comerciales de televisión que han llegado al país y nos han encargado la instalación de los receptores que han reservado en nuestro departamento de Música. A medida que vayan llegando, Harrods presentará las marcas más renombradas de televisores, en modelos adecuados para cualquier ambiente. Harrods invita a Ud. a visitar nuestro departamento de Música (Primer Piso) donde hallará una exposición de televisores y podrá informarse sobre los detalles de precios y características”.

La Proclama subversiva continúa: “....Queda garantizado a los gremios concertar convenios colectivos de trabajo; recurrir a la conciliación y al arbitraje, el derecho de huelga. Los representantes gremiales gozarán de las garantías necesarias para el cumplimiento de su gestión sindical y las relacionadas con la estabilidad en el empleo”.

El 14 de noviembre de 1957 se clausura la Convención Constituyente que venía sesionando desde fines de agosto en Santa Fe.

El 23 de febrero de 1958 se realizan las elecciones presidenciales. Aceite Raggio, puro de Olivas, importado por Raggio Hermanos y Cia le da el resultado final:
Frondizi - Gómez: 3.989.478;
Balbín - Del Castillo: 2.526.611;
Otros: 1.400.000

La Proclama subversiva concluye con su propuesta disolvente: “....El Estado otorgará los beneficios de la seguridad social, que tendrá carácter de integral e irrenunciable. En especial, la ley establecerá: el seguro social obligatorio, que estará a cargo de entidades nacionales o provinciales con autonomía financiera y económica, administrados por el Estado, sin que pueda existir superposición de aportes; jubilaciones y pensiones móviles, la protección integral de la familia, la defensa del bien de familia; la compensación económica familiar y el acceso a una vivienda digna”.

Intermedio entre dos derrotas

La Constitución de 1949 reflejaba la sociedad a la que aspiraba el gobierno electo: intervencionismo estatal, propiedad del subsuelo, Estado de Bienestar, derechos sociales, protección de los más débiles.

La Constitución de 1853 tuvo la misma base que la Constitución norteamericana de septiembre de 1787: el libro El Federalista de Alexander Hamilton, Madison y Jay que influyó a su vez decisivamente en Las Bases de Alberdi. Este fue el inspirador fundamental de los constituyentes de 1853. En EEUU la burguesía industrial norteña triunfante en la guerra de secesión (1861-1865), fue adaptando la misma a sus necesidades. La nuestra sería aplicada en el contexto de un país donde prácticamente no había burguesía sino que en la guerra civil había triunfado un bloque oligárquico conformado por ganaderos de la pampa húmeda y comerciantes del puerto. En lo que fue el Virreinato triunfó “el Sur”, trás la deserción del litoral, representado por Urquiza que abandona sin combatir en la nunca concretada batalla de Pavón (1861).

Derrocado el peronismo por una confluencia de fuerzas conservadoras y con el amplio apoyo de la clase media irritada por algunas torpezas groseras del peronismo y cegada de ver las facetas positivas por su alienación a la ideología del bloque dominante, se volvió a la Constitución de 1853, con el agregado del artículo 14 bis, la proclama subversiva transcripta. Fue un injerto ornamental que se escribió, pero que prácticamente casi nada se aplicó. Pero aún en su aspecto decorativo, los sectores dominantes aceptaron que se inscribiera en el texto jurídico supremo, alguna propuesta tan alejada de sus intereses como la participación de los obreros en las ganancias de las empresas.

De la segunda derrota, la de 1976, surgirían los que fijarían la agenda de los noventa, como testaferros del establishment: los gurúes económicos. Es interesante transcribir la opinión de uno de ellos, Roberto Cachanovsky, sobre el artículo 14 bis, la proclama subversiva, para dimensionar la magnitud del retroceso. No olvidemos que el 14 bis surge de un gobierno tan “ populista” como el del 16 de septiembre de 1955.

El nefasto 14 BIS por Roberto Cachanovsky

La trascripción es resumida. Su lectura total, una sobredosis letal, puede producir daños irremediables. La posibilidad fundada que nuestros antepasados, los monos, nos hagan un juicio por difamación.

“Los falsos “derechos”consagrados en el texto de la Constitución Nacional a partir de la inclusión del artículo 14 bis allanan el camino para que los gobernantes se conviertan en monarcas despóticos que saquean impositivamente a los ciudadanos para comprar votos y perpetuarse en el poder. Cuando uno relee la Constitución Nacional y llega al artículo 14 bis, no puede menos que concluir cuanta mentira y populismo contiene ese nefasto artículo. Y digo nefasto porque sus redactores se encargan de establecer una serie de “derechos” que no son tales y, además, no dejan claro quienes tienen las obligaciones de otorgar esos derechos. Porque una cosa es decir que todos tenemos derecho a expresar libremente nuestras ideas y otra muy distinta es afirmar, como afirmaron los redactores del artículo en cuestión, que el Estado asegurará el “derecho a una vivienda digna”

Veamos algunos de los falsos derechos que sostiene este artículo: “el trabajo gozará de retribución justa, igual remuneración por igual tarea y estabilidad en el empleo público”. ....A quién escribió y aprobó estos dislates, la pregunta que cabe formularle es ¿Qué es una retribución justa? ¿Quién define que es un salario justo? Quienes escribieron esta burrada, no saben que el salario no lo fija la empresa sino los consumidores que establecen el precio máximo que están dispuestos a pagar por un determinado artículo y que ese precio máximo que pagará el consumidor determinará los costos en los que pueden incurrir el empresario, incluido el salario........ El 14 bis dice que el Estado otorgará el acceso a una vivienda digna. Pregunta para el que escribió este otro dislate: dado que el Estado no tiene recursos propios, sino que los mismos los obtiene de los contribuyentes, es decir de otros habitantes, ¿Por qué Juan, Pedro, o José tienen la obligación de pagarle la casa a Néstor, Cristina o Eduardo? ¿ Cuál es el fundamento para establecerle semejante carga al contribuyente? Si a Juan, Pedro o José nadie le regaló su casa ¿Por que ellos tienen la obligación de regalársela a Néstor, Cristina o Eduardo?

Como el artículo 14 bis es el populismo en su máxima pureza, dado que crea falsos derechos, genera una situación de robo generalizado.

El botín de ese robo generalizado lo administra el burócrata de turno, que es el que decidirá quiénes tienen los “derechos” y quiénes tienen la “obligación” de proveer los recursos para financiar esos “ derechos”. Con lo cual el 14 bis, más que otorgar derechos, viola los derechos de aquellos que tendrán que pagar las políticas populistas según el capricho del político de turno. Lo cual nos lleva a la triste conclusión de que el nefasto 14 bis pavimenta el camino para las tiranías más feroces, dado que amparándose en una falsa legalidad, el gobernante de turno se encuentra libre de saquear impositivamente a quién le plazca, para adular a las masas y comprar los votos necesarios para mantenerse en el poder.

El 14 bis crea las condiciones para que surja una especie de monarca despótico modelo siglo XX.

Podemos decir que el 14 bis no es otra cosa que poner por escrito las causas de la decadencia argentina, porque al legalizar el robo produce un estado de enfrentamiento entre los distintos sectores de la sociedad.

La Constitución de 1853 buscaba establecer el orden y los derechos de propiedad para impulsar el progreso y el bienestar de la población.

El 14 bis vino a destruir el espíritu alberdiano de la Constitución, creando las condiciones para la decadencia y el clientelismo político” (Extraído de http://www.economiaparatodos.com.ar)

Revisionismo Histórico en la Línea Cachanovsky

El texto medular de delirio etílico que acabo de transcribir me permite reinterpretar los últimos cincuenta años de historia argentina. El golpe del 16 de septiembre de 1955 se realizó para restablecer en nivel de participación inédito de los trabajadores anterior a 1943, por lo que los populistas y demagogos Aramburu y Rojas sancionaron el satánico artículo 14 bis. Todas las contiendas militares posteriores y los planteos a Frondizi fueron por la aplicación o no del artículo 14 bis. Illia habría sido derrotado y el peronismo proscripto porque se negaban a reconocer el 14 bis. La dictadura criminal hizo desaparecer gente y extermino a la guerrilla y sectores medios y populares porque enarbolaban la consigna histórica: “artículo 14 bis o muerte”. La democracia fue conseguida porque Alfonsín se comprometió a no aplicar el origen de nuestra decadencia: el artículo 14 bis, anticristo jurídico. Los ingleses, siempre preocupados por la felicidad de los habitantes de su ex colonia, establecieron en el acta de rendición de Malvinas que quedaba terminantemente prohibido la aplicación del artículo 14 bis. La hiperinflación tuvo su origen en el nefasto artículo 14 bis. Las dos presidencias de Menem fueron exitosas porque en diez años nadie se acordó del artículo 14 bis. La declinación irreversible comenzó cuando Chacho Álvarez renunció porque no le dejaban aplicar el maquiavélico artículo. La fuga de divisas del 2001 y el estallido de la convertibilidad se debió a los rumores de que trogloditas prehistóricos avanzaban con la consigna: “Todo el poder al artículo 14 bis”. La devaluación se produjo porque un parroquiano en la Quiaca mentó que alguien le había dicho que se venía el 14 bis. En las elecciones del 27 de abril el peronismo y el radicalismo fueron divididos en tres fracciones cada uno por la disputa acerca de la aplicación o no del artículo 14 bis. Menem se bajó del ballotage, no por las encuestas desfavorables como se sostenía hasta ahora, sino porque temía que le impusieran la aplicación del artículo 14 bis.

Y Kirchner es un peligro que nos conduce a ser una nueva Cuba porque después de haber transformado una colonia de vacaciones como fue la ESMA, en museo, su objetivo siguiente es aplicar el artículo 14 bis.

Ahora está todo claro. Gracias Roberto Cachanovsky ( seudónimo de Roberto te Cacha) para reducir las complejidades de la historia. De tu aporte a la destrucción del estado, a la economía abierta irracional, a la demolición industrial, a la extinción del empleo, a la concentración de la economía, a la entronización del estado como una deidad, a la pobreza, a la indigencia, y a tantos otros maremotos, ni una sola palabra. Soy incorregible. Como me olvidé que toda la culpa la tiene el artículo 14 bis que nunca se aplicó. Indudablemente es mefistofélico. Sin aplicarse originó estos cataclismos. Por suerte fuimos prudentes y lo dejamos como adorno constitucional.

Roberto Cachanovsky sería capaz de privarle, por un criterio de reducción de gastos, la leche a los chicos de una guardería, aunque fuera la única comida, y suprimiría el salario por una cuestión de equidad.

Esto sería meramente una humorada si no fuera que los Cachanovsky en sus distintas versiones y matices impusieron con intensidad buena parte de la agenda de los últimos treinta años, y con distinto grado de incidencia desde el 55.

Esperemos su próximo detritus. Es posible que nos enteremos que Adam Smith era marxista y George W. Bush un blando incorregible. El 14 bis, aceptémoslo, es una proclama subversiva.

24-02-2005


© Hugo Presman
. Opiniones
. . Sobre Hamas y la islamizacion del Mundo Árabe
. . La Tiranía Mundial
. . Espíritus demoníacos
. . Un mundo inmundo
. . No alcanzó ni con dos líneas de cuatro
. Ir a la sección: Opiniones

Investigaciones Rodolfo Walsh