Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Claves









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Reforma de las Naciones Unidas: La Farsa)

 Generar una versión PDF de: (Reforma de las Naciones Unidas: La Farsa)

Traducción de artículo del ’New York Times’ (EEUU) y comentario IRW
Reforma de las Naciones Unidas: La Farsa
Por El Equipo
Publicado digitalmente: 17 de mayo de 2005

Comentario IRW
Traducción del artículo del ’New York Times’

Equipo de Investigaciones 'Rodolfo Walsh'Comentario IRW

El siguiente artículo no requiere demasiados comentarios, pero evidencia la conflictiva situación en la que se encuentra Argentina frente a las futuras posibles reformas del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas
La actitud "principista" que ha sustentado la Argentina con respecto al Consejo de Seguridad se podría definir como "ingenua", al defender (genéricamente) la democratización del Consejo mediante la abolición del derecho a veto y la extinción de la condición de miembros permanentes. Y es ingenua en la medida que le atribuye a las Naciones Unidas un rol distinto al que, en la práctica, realmente tienen, que es el de "institucionalizar" el poder global de las naciones más poderosas por encima de las más débiles.
Así, la diplomacia argentina se encuentra ante la disyuntiva de apoyar a un país de Latinoamérica (Brasil) en contra de sus "principios democráticos" - generando un desequilibrio de poder en la región - o impedir la incorporación de nuevos miembros permanentes al Consejo de Seguridad y exigir que se derogue dicha denominación a las cinco naciones que hoy la detentan, conjuntamente con el poder de veto.
Esta última propuesta, aparentemente la más justa, es la que más beneficiaría a los actuales miembros permanentes (EEUU y compañía...) por su inviabilidad, siendo que un apoyo a Brasil (y demás naciones aspirantes) implicaría ceder en posturas "de principios", aún cuando ese cambio de actitud se vea como una contribución indirecta al fortalecimiento de la Comunidad Sudamericana de Naciones.
Nótese que, al final del artículo, el autor se sincera y nos confiesa que, mas allá de toda apariencia, todo este proceso no pasa de una farsa y que, en definitiva, la decisión de las 128 naciones necesarias para reformar el Consejo de Seguridad en la práctica estarían supeditadas a la voluntad del senado de EEUU que, si decide "cajonearla", la transformaría en papel pintado.
El Equipo

Mientras que las naciones hacen lobby para ingresar al Consejo de Seguridad, EEUU se resiste a darles el poder de veto

New York Times
por Joel Brinkel
Publicado: 15 de mayo de 2005

WASHINGTON, 14 de mayo - Los Estados Unidos han advertido a cuatro naciones que están desarrollando una campaña en forma conjunta para acceder a los asientos permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que no apoyarán su causa a menos que acepten no solicitar el poder de veto que detentan los actuales cinco miembros permanentes del Consejo, dijeron diplomáticos y funcionarios de la administración.

A las cuatro naciones - Brasil, India, Alemania y Japón - les desagradó esa posición. "El Consejo de Seguridad no es como un avión, con asientos de primera clase, business y económica," dijo Ryozo Kato, embajador de Japón en los Estados Unidos.

No obstante los cuatro están llevando adelante una ambiciosa campaña mundial haciendo lobby. Japón ha convocado a más de 100 embajadores y jefes de misión de sus embajadas alrededor del mundo a una reunión general la semana próxima en Tokio donde el Ministro de Asuntos Exteriores, Nobutaka Machimura, los presionará para hacer lobby frente a los gobiernos anfitriones a su favor. Wolfgang Ischinger, el embajador alemán en Washington, dijo: "Estoy seguro que estamos haciendo la misma cosa, hay certeza de que cada uno de nosotros sabe como podemos llevar esto adelante." Ronaldo Sardenberg, el embajador brasileño a los Naciones Unidas, dijo: "Todo nuestro cuerpo diplomático esta movilizado para esto."

Sardenberg expresó que su país propondría que a las cuatro naciones se les otorgue el poder de veto que no podrían utilizar por 15 años. En 2020, dijo, los Naciones Unidas podían llevar a cabo una conferencia para decidir si se levanta la interdicción en el uso del poder de veto. Los cuatro necesitan la ayuda de 128 naciones, dos tercios de los 191 miembros de las naciones Unidas, para enmendar la carta de las Naciones Unidas. La propuesta esta programada para ser votada durante la reunión de septiembre de la Asamblea General.

Además de los cuatro países que han unido sus esfuerzos, tres naciones africanas - Egipto, Nigeria y Suráfrica - están conduciendo vigorosas campañas individuales para obtener alguno de los seis nuevos asientos permanentes propuestos en Marzo por el Secretario General Kofi Annan. El objetivo de la modificación es hacer que el consejo refleje el equilibrio actual de poder global mejor que ahora con los cinco miembros permanentes originales - Gran Bretaña, China, Francia, Rusia y los Estados Unidos - y 10 miembros elegidos por el término de dos años.

La propuesta de Annan ampliaría el Consejo de 15 a 24 miembros, con los seis nuevos miembros permanentes sin poder de veto, y tres nuevos lugares para los miembros que rotan cada dos años.

Como parte de la campaña de las cuatro naciones, los presidentes, primeros ministros, Ministros de Asuntos Exteriores y otros altos funcionarios están viajando por el mundo, visitando naciones y las regiones lejanas fuera de sus órbitas naturales - a veces pareciendo hacer negocios.

Una delegación brasileña, pidiendo apoyo durante una visita a Sudán en febrero, dijo al Ministro de Asuntos Exteriores Mustafa Osman Ismail que Brasil se opone a la imposición de penas por parte de las Naciones Unidas a su país, donde los Estados Unidos dicen que un genocidio se está llevando a cabo.

Un importante enviado japonés estuvo en Etiopía el mes pasado. Joschka Fisher, Ministro de Asuntos Exteriores alemán, visitó América Central en noviembre y Timor Este en febrero. Un diplomático hindú de primera línea acaba de volver de Suramérica.

En Yemen en marzo, Gerhard Schröder, el canciller alemán, ofreció apoyo para la postulación de Yemen como de miembro en la Organización del Mundial del Comercio. Ali Abdullah Saleh, el presidente de Yemen, dijo que apoya la campaña de Alemania por un asiento en el Consejo de Seguridad.

Una razón por la que estos líderes pueden estar haciendo campaña en el otro lado del mundo es que, en este esfuerzo, ninguna nación puede contar con sus vecinos. Argentina y México se oponen Brasil. Japón está haciendo frente a la seria oposición de Corea del Norte y del sur así como China, donde decenas de millares de manifestantes participaron en airadas demostraciones anti japonesas el mes pasado.

Italia se opone a Alemania, mientras que Pakistán está intentando bloquear a la India. Y esos dos países en la oposición, junto con Corea del sur, están liderando un contra-lobby empujando una propuesta que no concedería nuevos asientos permanentes a nadie.

No obstante, las cuatro naciones han encontrado amigos distantes. Guinea y Ucrania han ofrecido ayuda a Brasil. Vietnam y China aparentan apoyar Alemania.

Hasta ahora, por algunas estimaciones, el grupo ha obtenido el apoyo de unas 100 naciones - por lo que embajadores y otros analistas dicen que el número es leve. Shyam Saran, el Ministro de Asuntos Exteriores hindú, planea visitar Washington la semana próxima, en parte para hacer lobby a favor de apoyo, delante de la visita del primer ministro Manmohan Singh en julio.

La opinión de los Estados Unidos con respecto al esfuerzo del grupo sigue siendo incierta, llevando a algunos diplomáticos a suponer que Washington puede actualmente oponerse a la expansión del Consejo de Seguridad porque diluiría el poder Americano.

Abonando esa visión, Shirin Tahir-Kheli, un consejero especial de la Secretaria del Estado Condoleezza Rice para la reforma de las Naciones Unidas, dijo a la Asamblea General el mes pasado que los Estados Unidos "quisieran avanzar sobre la base de un amplio consenso." Pero no proponer nada en las Naciones Unidas acerca de tal consenso se puede leer como una fórmula para la inacción.

La única declaración clara venida de Washington es la advertencia acerca del poder de veto. Los funcionarios de la administración dijeron que se oponen a darle a nuevos miembros el poder de veto en la preocupación de que ello puede paralizar al Consejo de Seguridad.

El embajador Ischinger de Alemania dijo que le habían informado la demanda Americana y agregó: "Mi país quisiera tener el mismo status; eso sería preferible. Pero si debe haber un status diferente, ciertamente lo analizaríamos."

En la cuestión más amplia del apoyo de Estados Unidos, Rice ha enviado señales contradictorias. Por un lado, durante una visita a Tokio en Marzo ella dijo que "los Estados Unidos apoyan en forma inequívoca un asiento permanente para Japón en el Consejo de seguridad de Naciones Unidas". Pero cuando fue consultada acerca de los asientos para la India y Brasil durante sus visitas, ofreció declaraciones casi idénticas en su sentido evasivo.

"Observaremos el desarrollo de la reforma del Consejo de Seguridad, pero ella no debe darse aislada de una amplia reforma de la ONU porque quisiéramos que esa institución sea tan fuerte como sea posible, y uno no va a conseguir que sea tan fuerte como sea posible una institución a menos que uno refuerce todas sus las partes", dijo en Brasilia el mes pasado.

La capacidad de la administración Bush de bloquear a las cuatro naciones es indirecta. Si 128 miembros de la Asamblea votan para permitir que se incorporen al Consejo de Seguridad, los miembros del Consejo deben aceptar esa decisión. Pero luego deben someter la carta revisada a sus gobiernos para su ratificación. La administración Bush podría simplemente retener el tratamiento en el Senado, significando que no tendría efecto.

. Claves
. . El embrollo del TLC
. . Estados Unidos abre nueva base militar en Colombia
. . Colombia: Otro pupitrazo del gobierno en el Senado para aprobar el TLC
. . Campaña de Reporteros Sin Frontera contra Venezuela
. . Estados Unidos y su marcha sobre Moscú
. Ir a la sección: Claves

Investigaciones Rodolfo Walsh