Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Ideas > Memoria









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (Malvinas: Del “Belgrano” al “Sheffield” (V  y última nota))

 Generar una versión PDF de: (Malvinas: Del “Belgrano” al “Sheffield” (V  y última nota))

Para pensar la patria
Malvinas: Del “Belgrano” al “Sheffield” (V y última nota)
Por Enrique Oliva
Publicado digitalmente: 23 de mayo de 2005

Londres, Jueves 6 De Mayo de 1982

Cuando todos los medios aparecieron hoy hablando de las posibilidades de un arreglo en el seno de las Naciones Unidas, al que Buenos Aires había dado su consentimiento, esta tarde Margaret Thatcher lo rechazó porque no incluía la condición previa del retiro de las tropas argentinas.

La "solución", para la primer ministro continúa siendo la evacuación incondicional y la renuncia al reclamo de soberanía. Entonces bajo esas bases, ¿qué queda para negociar?. ¡El perdonarles la vida a los "invasores"!

Maggie sigue confiando en una aplastante superioridad con la ayuda de Estados Unidos "en los planos diplomáticos y militar", comenzando por la obtención de una tregua.

Algunos estrategas tratan de hacer entender a Margaret Thatcher que la flota no tendría defensas adecuadas contra aviones como el "Súper-Etendard" y misiles como el "Exocet" con que Argentina puede dañarla, "con la mortal complicidad de la guerra electrónica".

El ministro de defensa John Nott, dice The Times en primera página, junto a un título sobre posibles negociaciones de paz, "sugiere un alto en las acciones". The Guardian piensa que la "flota podría retroceder para evitar un ataque con misiles". Y propone su estacionamiento a más de 200 millas. ¡Otra picardía infantil! Es decir, se trata de parar el fuego hasta que lleguen de Estados Unidos, más armas con mayor poder de muerte, mientras la flota británica esperaría segura fuera de las 200 milllas.

Para alcanzar la paz "en las mejores condiciones de fuerza" como lo dijeron la primer ministro y su canciller Pym, el ministro Nott se entrevistó en Bélgica con el secretario de defensa yanqui Caspar Weinberger, llevándole una nueva lista de pedidos de armamentos. La oportunidad no fue muy propicia. El norteamericano estaba en la sede de la OTAN tratando de serenar ánimos ante las acciones realizadas por los británicos. Disgustó que, con motivo de la toma de las Georgias dijeran que el operativo había sido "un entrenamiento contemplado en los planes de la OTAN".

Insólitamente y ante las risotadas de sus colegas, la parlamentaria europea por el Reino Unido, Barbara Castle, presentó ayer en Estrasburgo una moción para votar un impuesto continental para ayudar a la flota en el Atlántico Sur, aplicable a todos los ingresos superiores a 20.000 libras anuales.

Esta noche se conoció aquí un escueto comunicado oficial anunciando que dan por desaparecidos a otros dos aviones "Harrier". Mientras, la Bolsa bajó 5 puntos, cuando ayer había descendido 8,8.

Una última información nocturna del Ministerio de Defensa dice que las bajas del "Sheffield" llegan a 87, entre ellas 30 desaparecidos, pero sin dar la cantidad de heridos.

Margaret Thatcher al referirse esta tarde en los Comunes a su determinación de seguir la guerra, se manifestó contrariada con los medios de difusión británicos, por no informar bien sobre las Fuerzas Armadas. Esto asombró, pues los diarios parecen boletines guerreros, como la radio y la TV, salvo pequeños deslices aislados.

Esta noche, la primera información de los comicios municipales de hoy, dada por The Economist, afirma que el partido conservador de Margaret Thatcher pierde del 6 al 7% de sus electores.

Leve repunte de las palomas ante los halcones

El parlamentario conservador Richard Alexander, acusó hoy de traición a su colega Tony Benn por insistir sobre el retiro de la flota y pidió su procesamiento como tal al procurador general sir Michael Havers.

Los portuarios, por su parte, mantienen su proyecto de huelga para evitar que se los obligue a trabajar por una guerra que condenan, como todos los sindicatos ingleses.

Hasta los marinos del "Invencible" parecen sensibilizados. Así lo dice el periodista embarcado del Guardian, Gareth Parry, en nota escrita después del hundimiento del "Belgrano" y luego del "Sheffield".

"Esas muertes -dice- de marinos como todos ellos, cambió el ambiente en el portaaviones", recordando que antes, refiriéndose a los argentinos, decía: "Matémoslos y que se hundan todos".

En los Comunes y otros sitios de la ciudad se incrementan día a día las manifestaciones pacifistas que relacionan el conflicto Malvinas con el peligro de una guerra generalizada y atómica.

El ex belicista Daily Mirror, dio otro paso hacia el pacifismo. Su editorial de hoy marca la misma línea que la víspera. Reconoce el valor de los argentinos, titulando "la matanza debe terminar". Y agrega: "No se servirá a ningún propósito si se siguen mandando más hombres a morir. Nuestros amigos, tanto en Europa como en América no creen que este conflicto requiera más sacrificios. Y tienen razón. La preocupación de Gran Bretaña debería estar más en el futuro de los isleños que en la propiedad de las islas. Si un arreglo se puede lograr, entregando las islas a la administración de la UN, habrá que acogerlo".

Asimismo, el Daily Mirror trae en primera página dos títulos con fotos de Maggie con cara de preocupada, y dice: "Saliendo de Downign Street 10, donde la semana pasada decía: "¡Regocijaos! ¡Regocijaos!", la señora Thatcher muestra las huellas de los desesperados días de mayo. El otro título es: "Por el amor de Dios, ¿nuestros hombres deben vivir o morir?".

"Frío acero para Johnny Gaucho"

Para levantar el ánimo guerrero inglés, o para que los corresponsales trasmitamos terror a la Argentina, se agita el tema de los gurkas.

La televisión los muestra afilando sus kukris, unos raros cuchillos, y dice: "Frío acero para Johnny Gaucho". Ante los periodistas hicieron grotescas demostraciones de cómo van a clavar sus puñales en los argies. Los gurkas, los mercenarios alquilados a orientales capangas, se cuentan entre los hombres a embarcarse en el "Queen Elizabeth". Hoy los diarios dicen que la empresa propietaria (en la que tiene acciones la Reina), cobró por adelantado seis millones de libras, a razón de un millón por semana.

Los belicistas desaforados

"No deben morir en vano", sostienen uniformemente los belicistas. Se destacan entre ellos el Daily Star y el Daily Express. El primero dice en enormes letras: "¡Dispara tus cañones, Maggie!". Y en editorial expresa: "Ellos (los del "Sheffield") cayeron peleando por nuestro país, la libertad y la democracia... Hay políticos que quisieran vender la Gran Bretaña al Río de la Plata, mostrando su cara al vil dictador...".

El Daily Star clamó "por la unidad interna. Esto es lo que el pueblo británico espera de sus políticos. Es lo que se merecen los hombres del ’Sheffield’".

Daily Express titula su editorial así: "La paloma de la paz y el halcón de la guerra". Sostiene como el canciller Pym que "debe negociarse desde condiciones de fuerza". De lo contrario, "tendríamos que escondernos en una doble humillación".

Pero el ministro de defensa John Nott arremete contra el periodismo, aunque tuvo que disculparse por "inconvenientes técnicos", no cumplió la promesa de dar las fotos sobre los efectos de los bombardeos en la pista de las Malvinas. También es cierto que los trabajadores cinematográficos oficiales se negaron a procesarle 27 películas de su Ministerio sobre temas guerreros.

Estos no quieren trabajar horas extras y reclaman la reposición de compañeros despedidos. Nott denuncia que "con ese boicot se ayuda a Argentina a ganar la guerra de la publicidad".

Asimismo, Nott hizo anular unos avisos para atraer reclutas para la marina, porque el eslogan ahora es inconveniente. El llamado era un desafío: "Siempre tiramos a nuestros técnicos a lo más profundo. Entonces esperamos que sepan nadar". Estas palabras tenían otra intención, pero con el hundimiento del "Sheffield"...

Al belicista The Star se le escapa una perla. Su corresponsal en Buenos Aires, David Graves, estima que "expertos militares dicen que la flota (británica), no está en condiciones de lanzar una invasión".

Una preocupación de Ronald Reagan

Al comienzo de las acciones británicas en las Georgias, aquí se difundió una caricatura en que aparecía Galtieri pensando en el hundimiento de la marina británica, Margaret Thatcher con el hundimiento de la marina argentina, y Ronald Reagan en el hundimiento de Alexander Haig.

El presidente norteamericano, para calmar el descontento en Latinoamérica mandó una carta increíble a todos los jefes de estado, tratando de demostrar que él "desea lo mejor para Argentina" (?), Gran Bretaña y la paz. Es que en Washington ya se habla de pedir la exclusión de Estados Unidos de la OEA.

El Financial Times publica hoy una nota enviada por su corresponsal en Buenos Aires, Jimmy Burns, titulada: "Washington acusado de traición". Allí se transcriben párrafos de una carta del canciller Costa Méndez dirigida a Alexander Haig: "El pueblo argentino -dice- no olvidará jamás que en una de sus horas más trágicas de su historia, Estados Unidos colaboró con nuestro agresor".

En el mismo diario, Anatole Kaletsky escribe desde Washington en igual sentido y cita al New York Times cuando dice que "esta no es una guerrita simpática". Asimismo, da preocupaciones de las compañías estadounidenses petroleras que operan en el Atlántico, "donde había puesto sus esperanzas en la explotación de grandes yacimientos", concesiones que creen perderán.

Acostumbrados a menospreciar a los argentinos, en Londres confían en una nueva mediación de Haig, quien "quiere ser nuevamente enviado de paz".

En tanto que Haig haga de mediador, los halcones sostienen aquí que debe neutralizarse a la aviación argentina atacándola en tierra. Pero Ross Benson, enviado a Buenos Aires del Daily Express, cuenta hoy que la fuerza aérea argentina trasladó a los temidos "Súper Etendard" a bases secretas.

La guerra electrónica moderna

La forma como el "Sheffield" fue hundido, explicada en forma pormenorizada por la prensa, espantó a muchos ingleses, cosa que critica Maggie.

El Financial Times titula en primera página que "nuestros navíos carecen de defensa contra el misil ’Exocet’. El 17 de abril este mismo diario había publicado un largo artículo sobre "Primer test para la marina moderna", suponiendo que Gran Bretaña y sus aliados probarían allí sus armas más sofisticadas. En aquellos momentos se hablaba de ’picnic’.

Ahora The Guardian dice que "la carnicería de la guerra moderna estremece al mundo civilizado", cosa que no se dijo del "Belgrano", primera víctima de la historia de los submarinos atómicos.

"La única solución contra los ’Exocet’ es pedirle a los franceses que no le vendan más a los argentinos", decía hoy un experto a periodistas británicos. Hasta sus fabricantes se quedaron perplejos, agregó, de la eficacia de este misil. Se los llama "tira y olvídate", pues es cuestión de registrar en el radar la imagen enemiga, a más de 20 millas, y apretar un botón. Todo lo demás lo hace el misil. A la velocidad del sonido busca el objetivo, y si llega a pasarse, retorna hasta dar con él.

Un poco tarde se recuerda aquí que la industria electrónica británica está atrasada, que las leyes impositivas impiden su desarrollo limitándole las ganancias e impidiendo mayores inversiones en investigaciones. Pero el Tío Sam viene en su auxilio.

Para colmo de ridículos, hoy se bromea con el sistema de computadoras de la RAF, que está descompuesto, y su personal verá atrasado el pago de sueldos por lo menos una semana, incluidos los que están combatiendo en el Atlántico.

Investigación sobre el "Sheffield"

El Ministerio de Defensa ordenó investigar las circunstancias en que fue hundido el "Sheffield". Un corresponsal embarcado en el "Invencible", escribe hoy que al saberse la suerte del "Sheffield", el portaviones temió un ataque con misiles y comenzó a dar violentos sigzagueos que tiró a marinos al piso.

El capitán del "Sheffield", James Salt, de 42 años, que no fue el último en abandonar la nave, habla aterrorizado del "infierno blanco y caliente" que se produjo y cuenta detalles de horror para él y sus 268 tripulantes. También se reflejó la angustia de su esposa, curiosamente llamada Penélope, que lo espera en "su casa enorme y rodeada de jardines, con vista al mar, en el club de yates de Bierdham, en Sussex".
Quizás le haya servido de consuelo a Salt la experiencia familiar, pues su padre fue comandante del "Triad", hundido en la última guerra en 1941 en el Mediterráneo, quien también se salvó para contarlo.

Ahora otra generación conoce el infierno. "El príncipe Andrés sobrevoló como copiloto de helicóptero al "Sheffield" en llamas y vio el horror de la guerra", dicen los diarios.

PRENSA INGLESA DE LA FECHA

La nueva situación imperante en Inglaterra desde el hundimiento del "Sheffield", fue muy bien reflejada en Le Monde de París, con apreciaciones acertadas el resto de Europa y gran parte del mundo, aunque esos criterios no se repiten en medios de difusión de la Gran Bretaña ni en círculos gubernamentales. Dedicando los principales espacios en primera, un título resume acertadamente el momento: "Londres: de la euforia (refiriéndose al hundimiento del "Belgrano") a la consternación" (por el caso "Sheffield"). Y agrega: "La atmósfera cambió bruscamente en la capital británica".

Este diario dedica los principales títulos de primera y de otras páginas del interior al tema "Malouines".

Los subtítulos también son elocuentes: "La pérdida del "Sheffield" provoca una seria crisis en Londres" -"Moscú levanta el tono y Washington se inquieta" -"Los Nueve (Comunidad Europea) atenúan su apoyo a Gran Bretaña". Asimismo, el corresponsal de Le Monde en la Argentina Jacques Després, titula su cable de ayer: "Buenos Aires, de la indignación a la serenidad".

También Le Monde trae otra información aquí no difundida, con declaraciones de ayer de Luis Farías, presidente de la Cámara de Diputados azteca, titulando con sus propias palabras. "México -dice- Un serio golpe a la política latinoamericana de Washington. Estados Unidos cometió una falta contra América Latina".

Algunas notas, aunque sin mucha vehemencia, están dedicadas a criticar el bloqueo de informaciones dispuesto por el ministro de defensa John Nott, quien en la tarde del jueves 4, cuando tenía noticias del hundimiento, no dijo nada en los Comunes, dejando que un brevísimo comunicado fuera leído en la BBC, dando la novedad a las 21,30. En esa oportunidad se dijo que se podría lamentar la muerte de unos 30 tripulantes, cifra que luego superaba los 70 y hoy son 87, sin decir una palabra de los heridos.

El ministro John Nott es también criticado por sus expresiones contra el periodismo. Cree que no son lo suficientemente "patriotas" para apoyar a la Gran Bretaña. En particular, tanto él como la propia señora Thatcher, formuló un injustificado disgusto por el comportamiento de la BCC en ese sentido.

El "súper destructor misilístico" de 4.100 toneladas. El hecho provoca "millares" de llamadas al "teléfono de la muerte" y los familiares de tripulantes se hacen presentes en Portsmouth, en la base del barco hundido. Hay testimonios dramáticos del sufrimiento que genera el no conocer la suerte corrida por seres queridos, cuando las demoras hacen pensar en la temida palabra "desaparecido", equivalente a muerte. El ministro de defensa John Nott pidió a los periodistas que se abstengan de hacer entrevistas a los deudos por el efecto emocional que provoca en la población. No obstante, hasta hoy sólo se publicaron las fotos de tres marinos dados por muertos. En todos los mástiles del país, la bandera está a media asta y la registran notas gráficas de los diarios.

El capitán del "Sheffield", James Salt, está en todos los periódicos detallándose sus declaraciones terroríficas de los momentos pasados antes y durante el hundimiento. Hay numerosos croquis del barco, sus armas y dependencias, como también dibujos imaginativos de cómo fue el final de la nave, para ni una sola foto.

El "Super Etendard" comparte en segundo plano el papel de vedette en las noticias junto al "Exocet". Se destaca tanto el poder mortífero del misil, que provoca un nada disimulado orgullo en los franceses y su industria militar, quienes ponderan las ventajas que en materia de electrónica poseen frente a los ingleses, pues no tienen nada para defenderse de tal arma.

Otro cliché de la jornada en primera son las fotos idénticas del teniente Nicholas Taylor, piloto de un "Harrier", que al ser derribado atacando posiciones argentinas en Goose Green se convirtió en el primer muerto británico caído en acción en este conflicto. También se encuentra la foto de su padre, Harry Taylor, con declaraciones que por idénticas deben haberse hecho en una única conferencia o distribuidas por el Ministerio de Defensa: "Estoy orgulloso de tener un hijo que quiso morir por su patria". ¿Qué patria!

Varios diarios hablan de las preocupaciones de las empresas petroleras que ya hicieron inversiones para explorar en el Atlántico Sur. Otros medios extrañan la falta de apoyo al conflicto por parte de los sindicatos británicos, abiertamente opuestos a la guerra.

Ante el clima belicista y manifiestamente intencionado e intimidatorio que se pretendió crear con la publicación de unos soldados gurkas mostrando sus particulares cuchillos llamados kukris, un comentarista se preguntó: "servirán para neutralizar el ’Exocet’".

Otro tema destacado de casi todos los diarios de hoy es la posibilidad de un acuerdo de cese el fuego en Malvinas, de acuerdo a noticias venidas de Washington y las Naciones Unidas, en base a una propuesta del presidente del Perú Dr. Fernando Belaúnde Terry, no obstante lo anticipado anoche por Margaret Thatcher en el sentido de no suscribirla por no contemplar la previa retirada de las islas de las tropas argentinas.

Otros títulos en la prensa inglesa

The Daily Telegraph: con títulos de primera, trae largas notas que se prolongan en páginas interiores, dicen: "Haig en conversaciones con embajador inglés" (en Washington) - "Haig en intensas conversaciones" (también proveniente la noticia de la capital norteamericana) - "Urgente necesidad por solucionar crisis". Un cable de Kenneth Clarke, corresponsal en Buenos Aires, informa que un portavoz militar declaró que el "Exocet AM 39" que hundió al "Sheffield" fue disparado desde una distancia de 35 kilómetros, aunque en verdad fue a 37 kilómetros. Otra noticia de la capital argentina informa que, de los 1.042 tripulantes del "Belgrano", habían 800 sobrevivientes. Una información procedente de París, dice que la empresa francesa Dassault "habría" suspendido la entrega de 14 aviones "Super Etendard" ya comprados por la Argentina. El editorial, guerrero y con intenciones intimidatorias se titula: "Las Fuerzas Especiales primero". Una novedad proviene de Bruselas, donde se encuentra reunida la OTAN a nivel ministros de defensa, a la que asiste el secretario norteamericano Caspar Weinberger. Este expresó, con respecto a la colaboración con Londres, que no había sufrido "ningún deterioro el apoyo aliado a Gran Bretaña".

The Sun trae ataques a los laboristas y en especial al representante del ala izquierda de ese sector de los Comunes, el batallador Tony Benn, a quien trata sin mezquinar adjetivos ofensivos. Como este político se lamentó por la muerte de los marinos del "Belgrano" (cuando The Sun se burlaba de ellos), sentimientos que reiteró el legislador con los caídos en el "Sheffield", el diario lo trata de patético por atribuirse "el monopolio de la compasión por la muerte de marinos británicos y argentinos". Con similar ferocidad, se ataca también al moderado líder del laborismo Michael Foot.

The Times dice que: "Nott sugiere una pausa en la lucha". Proponiendo una tregua, suscitó comentarios risibles en los periodistas.

Una carta de lectores denuncia la presencia de espías en los Comunes que, para evitarlos, se sugiere hacer secretas las sesiones. ¿Será por los periodistas argentinos?

Daily Mail trae su principal título a tres líneas en primera diciendo "Búsqueda de una paz con honor", expresiones impensables antes del hundimiento del "Sheffield" cuando se hablaba sólo de "rendición incondicional".

En el marco de una "guerra total", sin descuidar el más mínimo detalle, desde la primer ministro hasta los miembros conservadores de los Comunes, se siguen criticando las formas en que la BBC trata el tema Malvinas y, como no es lo suficientemente belicista para el gusto oficial, se insiste en la palabra traición. En especial se la acusa, como lo dijo el miembro de los Comunes John Page de "estar ligada a favor de Argentina". Al fin hoy, el Daily Mail, dedica nueve líneas de una sola columna a publicar una réplica de sir Ian Trethowan, director del complejo comunicacional oficial (teóricamente autónomo) expresando que "el pueblo británico desea se le diga la verdad y esta verdad puede ser dicha aún cuando sea desagradable".

Daily Express el diario autotitulado "La voz de Gran Bretaña", junto a las noticias de hoy similares a todos los medios, en la primera página trae un editorial que llamó la atención y fue repetido por diversos medios radiales y televisivos: "Nuestros hombres no deben morir en vano". Otro título dice:
"Primeros pasos hacia la paz", pero en las ocho páginas que dedica al conflicto de Malvinas, su belicismo no decae. Este es uno de los medios sensacionalistas que claman por el bombardeo inglés a la aviación argentina en tierra.

Daily Star, otro medio escandaloso que dedica once páginas al conflicto, repite en primera en grandes letras, la frase "ellos no deben morir en vano", un título que parece calcado del Daily Express. Y publica una curiosa encuesta propia en apoyo a la guerra total, diciendo que es "el veredicto de la nación". No obstante, debe reconocer "la ajustada chance tory en las elecciones locales". En página 2 un título singular, recordando a la señora Thatcher las supuestas encuestas belicosas: "Escucha a la gente Maggie". Y una expresión más que nos recuerda una famosa frase, de hace años, por Leandro Alem: "Nos podremos doblar, pero no nos van a quebrar". Otro artículo dedicado a estimular el belicismo de la primer ministro: "Haz lo que debes hacer": "Bombardea de una buena vez esas bases (las de la aviación argentina en tierra) y salva nuestros barcos".

The Guardian dice: "Nott presiona a la NATO por apoyo político". "En la guerra de comunicados, EE.UU. se inclina a confiar en Londres".

Un título en tapa del Financial Times, solo dice: lleva "’Exocet’ infalibles". "Hurd (Douglas, ministro de estado del Foreign Office) deplora que los irlandeses en la Comunidad deseen anular las sanciones" contra Argentina.

Daily Mirror trae en primera, en gran título, una especie de ruego religioso: "Por el amor de Dios, ¿nuestros hombres están vivos o muertos?". Y como subtítulo: "agonía de familiares esperando noticias".

En varias páginas internas tiene notas sobre "la nación de luto"... "la amenaza de nuestros muchachos es el océano"... y el "misil asesino".

La nota más llamativa de la tapa del Herald Tribune es una que no ha merecido ninguna importancia en otros medios. En título segundo en importancia, dice: "Argentina acusa a Estados Unidos y Gran Bretaña de unirse en una ’alianza colonial’".

. Memoria
. . A 40 años de la ocupación total de Palestina
. . La derrota estratégica del pueblo argentino
. . La derrota y sus lecciones
. . Uturuncos: Murió el Comandante Faber
. . Lisandro De la Torre: Crónica de un suicidio patriótico
. Ir a la sección: Memoria

Investigaciones Rodolfo Walsh