Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Rodolfo Walsh > Tras sus pasos...










HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (ANCLA)

 Generar una versión PDF de: (ANCLA)

ANCLA
Una experiencia de comunicación clandestina orientada por Rodolfo Walsh
Por Natalia Vinelli
Publicado digitalmente: 27 de julio de 2004

Hubo un tiempo, no hace mucho, por más que la desmemoria que lo arrastra todo quisiera enterrarlo en el olvido, en que la palabra fue acorralada, la lectura ardía clandestina en los patios traseros de las viviendas y en las calles brazos jóvenes se debatían contra la muerte. Y muchas veces, más de las que nos imaginamos ahora, eran cercenados por esta. Aturdía el repicar de los tambores y ese particular sonidos de las botas golpeando contra el piso. Sin embargo, de todo ello había que seguir hablando, contarle al mundo y también a los que en los infinitos rincones de la Patria seguían resistiendo. Por eso nació ANCLA, pero por eso también un puñado de periodistas liderados por un “Capitán” lleno de sabiduría y corajes suficiente como para desafiar al monstruo en su propia madriguera, se propusieron dar constancia de la otra historia. La de los campos de exterminio para imponer una economía despiadada, la de los sacerdotes que bendecían la masacre y los hombres de prensa que escribían lo que les dictaban, la de los empresarios que señalaban a quienes se rebelaban. ANCLA era la noticia sin maquillajes. La que surgía del boca en boca generoso, o de las fisuras del propio verdugo, y en muchas ocasiones logró paralizar alguna estrategia de aniquilamiento, o por lo menos ponerla al descubierto fronteras afuera. Y con ello fortalecer la denuncia contra el agresor.

ANCLA era el espíritu mismo de una profesión que antes y después, ahora mismo, otros se encargan de bastardear con sus mentiras y cobardías. De esto habla este libro. Con pasión y compromiso. Sin esa felonía denominada objetividad. Y sobre todo, con agradecimiento a quien fue creador de semejante desafío, ese hombre que aún caído no dejó de repiquetear los oídos de sus asesinos con el tableteo de su más poderosa arma: la inteligencia. Periodista, escritor, pero sobre todo militante revolucionario montonero, Rodolfo Walsh hizo posible que la palabra siguiera viviendo. Y está en nosotros evitar que otra vez la vuelvan a acorralar.

Carlos Aznarez

. Tras sus pasos...
. . Rodolfo Walsh y la producción periodística clandestina
. . Rodolfo Walsh y la prensa clandestina
. . Rodolfo Walsh, vivo
. . Rodolfo Walsh en Cuba
. Ir a la sección: Tras sus pasos...

Investigaciones Rodolfo Walsh