Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar en el Sitio:  
www.rodolfowalsh.org > Dossiers > DD. HH.









HERRAMIENTAS

 Versión para imprimir de: (El demandante Bussi)

 Generar una versión PDF de: (El demandante Bussi)

El demandante Bussi
Por José Luis Zamora
Publicado digitalmente: 10 de junio de 2005
Una demanda por “daños y perjuicios” efectuada por el represor Antonio Bussi por la suma de cien mil pesos al periodista y escritor Tomás Eloy Martínez,es un llamado de atenciòn hacia la toda sociedad sobre la descarada impunidad con que todavìa se manejan, libremente, estos genocidas de la pasada dictadura militar.

A raíz de la pretendida demanda por «“daños y perjuicios”» efectuada por el represor Antonio Bussi por la suma de cien mil pesos al periodista y escritor Tomás Eloy Martínez, al referirse este último hacia su persona con el calificativo de «“tirano”» en una de sus notas, es menester recordar quién es no sólo el «“tirano”» sino el «“genocida”» militar de la última dictadura militar en la Argentina: general Antonio Domingo Bussi. Fue Jefe de la 5ta Brigada el Ejército argentino, con sede en San Miguel de Tucumán, Jefe de la subzona 32, Gobernador de Tucumán entre diciembre de 1975 y diciembre de 1977, Jefe del Tercer Cuerpo de Ejército desde febrero de 1980. Fusiló personalmente a la ciudadana de origen español Ana Cristina Corral, de 16 años de edad. Dice la primera parte del sumario citado al pié, en la descripción de los hechos: “La perpetración de los delitos de Genocidio, terrorismo, Torturas y otros que se investigan en el presente Sumario, comenzaron en la Subzona militar 32 de la República Argentina, correspondiente a las Provincias de Tucumán (área 321), Salta (área 322) y Jujuy (área 323), y dependiente del Tercer Cuerpo del Ejercito con sede en Córdoba, con anterioridad al golpe militar de marzo de 1.976. El mando de la Subzona 32 correspondía al Comandante en jefe de la 5ª Brigada de Infantería del Ejercito, cargo desempeñado sucesivamente por los generales VILAS, de enero 1975 a Diciembre 1975; BUSSI, de Diciembre de 1975 a Diciembre de 1.977; y MARTELLA, desde Diciembre de 1977. Bajo el nombre de “"Operativo Independencia"” y dentro del plan criminal preestablecido por determinados elementos de las fuerzas armadas argentinas para “"aniquilar a todo aquel de ideas contrarias a la ideología occidental y cristiana"”, en Enero de 1.975 se desató en Tucumán la criminal actividad genocida que tendría su punto culminante durante el mandato como Gobernador de facto de la Provincia de Tucumán del General Antonio Domingo BUSSI, esto es entre Diciembre de 1.975 y Diciembre de 1.977. Las tareas de “"inteligencia"”, eufemismo que oculta las tareas más salvajes y criminales de represión, se desarrollaron desde los Destacamentos de Inteligencia nº 142, con sede en San Miguel de Tucumán, y nº 143, con sede en Salta. En la Subzona 32 funcionaron durante el mandato del general BUSSI como Comandante en Jefe de la 5ª Brigada del Ejercito, no menos de 17 Centros Clandestinos de Detención (C.C.D.): 14 de ellos correspondían a la provincia de Tucumán (área 321), y 3 a la provincia de Jujuy (área 323). De los 17 CCD mencionados, solo uno funcionó en dependencias del Ejercito, el situado en la Compañía de Arsenales nº 5 de San Miguel de Tucumán (Arsenal Miguel de Azcuenaga); seis lo hicieron en instalaciones policiales; dos en unidades penales; y ocho en lugares no oficiales. Seis de ellos en la zona de operaciones del "Operativo Independencia". Los CCD mencionados funcionaron entre 1.974 y Agosto de 1.978, fecha de cierre del de más extensa duración, la Jefatura de Policía de Tucumán.

ANA CRISTINA CORRAL: Secuestrada el día 8 de Junio de 1.976 en su domicilio en San Miguel de Tucumán, por personal del Ejército. Tenia 16 años de edad y era estudiante de secundaria. El secuestro fue presenciado por testigos. Trasladada al CCD de la Jefatura de Policía de Tucumán, fue interrogada y torturada en dicho centro, donde permaneció al menos hasta agosto de 1.976. Posteriormente fue trasladada al CCD sito en el Arsenal Miguel de Azcuénaga, dependiente del Ejército. En dicho centro fue nuevamente torturada y vejada, así como obligada a trabajar hasta su asesinato mediante fusilamiento ejecutado personalmente por Antonio Domingo BUSSI.LAS EJECUCIONES: Existe un testimonio sobre la ejecución de la adolescente Ana Cristina CORRAL, testimonio prestado por el Ex Gendarme Omar Torres, destinado en el Arsenal Miguel de Azcuenaga en Septiembre de 1.976 y Marzo y Abril de 1.977, periodo en el que se realizó la ejecución de la adolescente Corral. Según el citado testimonio, el General Antonio Domingo BUSSI llegaba de noche a El Arsenal, cuando se iba a fusilar, operación que se realizaba cada 15 días aproximadamente. La metodología consistía en atar a los detenidos con cable, vendarles los ojos y ponerlos de rodillas al borde de un pozo previamente excavado y mirando a dicho pozo. Cinco o seis metros atrás de los detenidos se hacia una custodia, entre la que se encontraba el gendarme Omar Torres. BUSSI llegaba en uniforme de campaña y con el casco debajo del brazo cuando ya estaban los detenidos arrodillados frente al pozo. Solía hacerse acompañar de oficiales de alta graduación tanto del Ejercito como de Gendarmería o Policía. BUSSI no pronunciaba arenga alguna, simplemente daba la orden de disparar realizando él mismo el primer tiro en la nunca de un detenido.” • El mencionado testigo declara que el propio BUSSI ajustició a la adolescente Ana María CORRAL, estando también presentes en dicho fusilamiento el teniente coronel Mario Albino ZIMMERMAN, el comisario inspector Roberto Heriberto ALBORNOZ, el teniente primero, después capitán, GONZÁLEZ NAYA y el teniente coronel Antonio ARRECHEA. Hay más. Bussi, este excelso y valiente militar de la patria, lo que se dice una joyita, un diamante en “bruto”, (traducido: uno de los más feroces represores de la dictadura) es también responsable junto a Arturo González Naya, ex jefe del Departamento de Investigaciones de la policía de Tucumán, Marcos Hidalgo, ex inspector general de la policía tucumana, el policía Juan Sirnio, el militar Luis Oviedo, del secuestro, torturas, muerte y desaparición del físico e investigador científico, egresado de la Universidad Nacional de Tucumán, militante en Guardia de Hierro, una organización peronista de centro, era senador provincial, se llamaba Guillermo “Chonga” Vargas Aignasse. Quien luego de haber estado detenido a partir del 24 de marzo de 1976, primeramente en dependencias policiales y luego en la cárcel de Villa Urquiza en Tucumán, el 6 de abril en un simulacro de fuga cuando era trasladado, fue hecho desaparecer. Otra versión dice que salió libre, mas, inmediatamente, un comando paramilitar lo secuestró. Bussi, gobernador de facto (ejerciendo como un tirano el poder) se arrogaba ser dueño de la vida y de la muerte en esa provincia. Bussi, es el mismo general premiado por el representante del Papa, monseñor Pio Laghi, quien en un viaje a Tucumán en junio de 1976, en pleno operativo Independencia, les hizo llegar por su intermedio sus calurosas felicitaciones al general Acdel Vilas y a él ““porque están defendiendo los principios de Dios, Patria y Familia””. Además los exhortó a tener «“«valor y subordinación, lealtad, serenidad”» al mismo tiempo que invocaba al Altísimo para que «“haya paz y orden en esta tierra de Dios y la Virgen”»». Y para terminar con este general retirado de la Nación que ahora pide desesperadamente por el Pacto de San José de Costa Rica, porque no sean derogadas las leyes de la vergüenza, porque se respete la Constitución que el mismo no supo reconocer ante sus víctimas, y a quien sólo le resta esperar, más tarde que temprano, como único camino y futuro la cárcel, transcribiré textualmente una parte de una excelente nota efectuada por el maestro Osvaldo Bayer, del 29 de mayo de 1999, dice así: «“Describir al general Bussi es muy difícil, no alcanzan las palabras. Bastaría enumerar todas las acusaciones comprobadas para formarse un cuadro de un monstruo que ni siquiera sería apto para vivir en la jaula de un museo de la imaginación maligna. Secuestrador, fusilador, torturador, con cuenta privada en Suiza. Que se puso a llorar delante de todos los periodistas cuando le preguntaron dónde y de quién obtuvo ese dinero y por qué lo tiene en Suiza. Detengámonos aquí. El general moqueando como un pobre diablo, en su despacho de gobernador de Tucumán. Imagen detenida. El episodio fue primera página de los diarios. El tucumano Isaías Nougués le recordó en una carta pública que el señor general de la Nación Domingo Bussi, cuando la madre del desaparecido joven Alsogaray le fue a pedir por su hijo con lágrimas en los ojos, Bussi, le gritó a la afligida mujer “ahora no me venga a llorar aquí”. Valiente el bruto de jinetas. ¿Vale la pena seguir después de esto? No, para que agregar que Bussi fue quien patrocinó una acción tan degradante que merecería el repudio para siempre de toda la gente de bien: juntó a ciegos, tullidos, gangrenosos, pordioseros y otros seres víctimas de la vida y los arrojó en selvas llenos de alimañas. Aquí paro. No puedo seguir”» Por más que el soldado de la patria se queje, por intermedio de su hijo, «“el senador”», en notas enviadas al diario La Nación, como la que se publicó el 15 de enero de 2004, en la cual hace una encendida defensa de los valores morales de su padre, el mote de «“el pequeño tirano”» a Bussi, como pudimos apreciar, le queda chico. En eso se debería estar de acuerdo con «“el senador”» Bussi hijo. Tomás Eloy Martínez se equivocó. En realidad el mote que le corresponde a su padre es, simplemente, uno que es el más apropiado de todos los que hasta ahora se han utilizado: Alimaña.

Josè Luis Zamora - DNI 10.185.284

Notas: Clarín. 27-05-05 Sumario 19/97 L - instrumentado en el Juzgado Central de Instrucción n° 5 de la Audiencia Nacional española. Los Hechos. Id.2. Clarín - 15-10-03 -La Nación - 15-10-03 Clarín editorial 16-10-03. Diarios del 15-06-76. - Nota: “Orden y seguridad - Osvaldo Bayer. Pág/12 - El realismo perverso - Osvaldo Bayer - 29-05-99- La Nación - carta de lectores - 15-01-2004 -

. DD. HH.
. . Gritos sepultados entre cuatro paredes
. . Licencia para matar
. . La justicia del garrote
. . Sorpresas... sigue dando la "familia" castrense.
. . Colaboraciones empresarias en Argentina y Brasil con dictaduras militares.
. Ir a la sección: DD. HH.

Investigaciones Rodolfo Walsh