Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar
 
El Equipo
Rodolfo Walsh
Investigaciones
Dossiers
Ideas
Claves
Directorio
Opiniones
Agencia ’ANCLA’
Otros Medios
abc1 Digital
Aportá lo tuyo!!! Tu ayuda es bienvenida...
TELESUR: Nuestro Norte es el Sur...
DIARIOS
La Nación
Clarín
La Prensa
La Razón
La Voz del Interior
Los Andes de Mendoza
Pagina/12
PROGRAMA
Spip
 
  ...tras la huella de los que entregaron la Nación...
 
Noticias breves
Ir a Noticias Breves
Misiles rusos "Chiquitín" le impiden a Israel obtener victoria en el Líbano
 

Moscú, 10 ago (VEDOMOSTI / RIA Novosti) - Israel ha acusado a Rusia de que el armamento ruso vendido a Siria fuera a parar a manos de Hezbollah. En Moscú afirman que Siria se comprometió a no vender armamento sin la autorización de Rusia y consideran que las declaraciones de Israel no corresponden a la realidad. Las fotos del armamento capturado en el Líbano por las tropas israelíes, en opinión de expertos, no dan fundamentos para afirmar que Hezbollah disponga de armamento moderno ruso.

Ayer, durante el encuentro sostenido con el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmaier, el ministro de Defensa de Israel, Amir Peretz, manifestó que el Ejército israelí está combatiendo "contra comandos iraníes dotados de complejo armamento moderno, incluidos los misiles antiblindados rusos que, según nos prometieron, no caerían en manos de Hezbollah. Vedomosti solicitó al Ministerio de Defensa de Israel que comentara esta declaración del titular suyo, pero la respuesta fue negativa.

Anteriormente, el ministro de Seguridad de Israel, Avi Dihter, manifestó que en el sur del Líbano contra el material blindado israelí se empleaban lanzagranadas RPG-29 Vampir, vendidos por Rusia a Siria. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel mostró más precaución al comentar el problema de armamento ruso de que supuestamente dispone Hezbollah. "Esta información está siendo comprobada", expresó a Vedomosti una fuente en la cancillería israelí.

En Rusia califican de infundadas las sospechas de Israel. Según comentó Cirilo Gadzatsev, director del Servicio Federal para la cooperación técnico-militar, realmente, a finales de los años 90, lanzagranadas Vampir fueron suministrados a Siria. Pero cualquier contrato de suministro de armas que se celebra con Rusia contiene la cláusula que prohíbe el traspaso del armamento a terceros sin el consentimiento del vendedor. Ya que Siria no presentó la respectiva solicitud, "seguimos partiendo de que el armamento suministrado a Siria no fue traspasado a nadie", dice Gadzatsev.

En las fotos de las armas de Hezbollah incautadas por el Ejército israelí un ex oficial de la Dirección General de Transporte Blindado del Ministerio de Defensa de Rusia reconoció armamento no sólo de diseño soviético sino también occidental, por ejemplo, el misil antiblindado norteamericano TOW fabricado en Irán. Entre el armamento antiblindado teledirigido de diseño soviético predominan los misiles Maliutka (Chiquitín) desarrollados todavía en 1960. Miles de estos misiles fueron vendidos a países árabes a finales de los años 60 y también se producían en China, Europa del Este e Irán. Esta arma se empleaba "todavía contra los padres de los actuales soldados israelíes que combaten en el Líbano", dice EL historiador militar Alexei Isaev. Según él, es poco serio atribuir a los Maliutka los reveses sufridas por las tropas israelíes en el Líbano.

En opinión de Ruslán Pujov, director del Centro de Análisis de Estrategias y Tecnologías, el armamento antiblindado ruso relativamente moderno, por ejemplo los mismos lanzagranadas Vampir podían haber entrado en Oriente Próximo a comienzos de los años 90, época de desintegración del Ejército Soviético. Al propio tiempo, el mandatario ruso Vladimir Putin, según afirma Pujov, en reiteradas ocasiones bloqueó la suscripción de contratos de suministro de armas a Siria. Los actuales dirigentes de Rusia difícilmente hubieran permitido que armas realmente peligrosas cayeran en manos de los enemigos de Israel.

En 1998-1999, a Siria le fueron suministrados misiles antiblindados teledirigidos Kornet-E (por importe de $65 millones) y Metis-M (por importe de $73 millones). Además, en 1998 fue cerrado el contrato de suministro a este país de varios centenares de lanzagranadas antiblindados RPG-29 Vampir por importe de varios millones de dólares. Los suministros de los misiles táctico-operativos Iskander-E con alcance de 280 kilómetros y de misiles antiaéreos portátiles Igla-S, pese a las solicitudes presentadas por Siria, en el período de 2003-2005 fueron bloqueados por el presidente Vladimir Putin a petición del entonces primer ministro de Israel, Ariel Sharon. Al propio tiempo, Rusia no renunció a vender a Siria los sistemas antiaéreos Strelets (Arcabucero) y Pantsir (Coraza), alegando a que este armamento no podía ser empleado por terroristas.


Investigaciones Rodolfo Walsh