Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar
 
El Equipo
Rodolfo Walsh
Investigaciones
Dossiers
Ideas
Claves
Directorio
Opiniones
Agencia ’ANCLA’
Otros Medios
abc1 Digital
Aportá lo tuyo!!! Tu ayuda es bienvenida...
TELESUR: Nuestro Norte es el Sur...
DIARIOS
La Nación
Clarín
La Prensa
La Razón
La Voz del Interior
Los Andes de Mendoza
Pagina/12
PROGRAMA
Spip
 
  ...tras la huella de los que entregaron la Nación...
 
Noticias breves
Ir a Noticias Breves
La Matanza: obras del Ejército abastecerán de agua a 65 mil vecinos
 

La Plata, 31 ago (DiarioHoy.net) - Más de 30 pozos semisurgentes perforados por el Ejército en ese partido bonaerense abastecerán de agua potable cerca de 65 mil vecinos cuando se completen las obras

El avance de las tareas en Gregorio de Laferrere, Rafael Castillo, González Catán, Virrey del Pino y Ciudad Evita fue constatado durante una recorrida de los jefes del Comando de Ingenieros y el Batallón de Ingenieros 601, la unidad a cargo de las obras.

El Ejército interviene en el plan de 32 perforaciones y en la obra civil, en diversas fases de ejecución, junto al Ministerio de Planeamiento Federal, que lo hace por medio del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa).

Las obras se llevan a cabo en cooperación con la Municipalidad de La Matanza, que encargó el tendido de las redes de distribución a desocupados, incluidos piqueteros, del partido bonaerense más extenso y con más población, en buena parte carenciada.

"La participación del Ejército es muy importante para nosotros porque fueron los que iniciaron las perforaciones y los primeros en darnos la calidad del agua", dijo el coordinador municipal del Proyecto Agua más Trabajo, Alejandro Fabio Sosa.

El funcionario consideró "fantástico que hoy el Ejército argentino esté de vuelta junto a su pueblo" y elogió "la decisión del presidente (Néstor) Kirchner junto al general (Roberto) Bendini de poner a la estructura del Ejército a hacer obras como ésta, al servicio de la comunidad".

"Todos nos estamos recomponiendo con nuestro pueblo, porque hubo durante años un Estado ausente en todos sus niveles, nacional, provincial, municipal, así que es una recomposición de todo el mundo acá", dijo Sosa.

El funcionario confirmó además que en el tendido de las redes desde los pozos a las viviendas "trabajan miembros de las organizaciones sociales, hayan estado o no en los cortes de ruta de los piqueteros, porque acá el problema es de todos".

El abastecimiento llega a barriadas donde los vecinos tomaban el agua de napas contaminadas o de algunas canillas públicas.

El convenio Ejército-Enohsa contempla una capacidad de bombeo de 50.000 litros/hora por pozo, para abastecer a unas 2.000 personas o 500 familias.

El municipio estima que cada módulo (pozo) abastece a unas 20 manzanas y a una media de 2.500 personas, explicó Sosa.

Las obras coomprenden tres etapas: pozos de exploración, pozos de explotación y obras civiles complementarias, cada una de las cuales se hizo evidente durante la visita a varias localidades en las que el trabajo se hallaba en diversas etapas de ejecución.

La recorrida de varias horas abarcó zonas de pobreza extrema a urbanizaciones consolidadas, asentamientos o áreas de quintas y chacras: todos los rostros de un partido con una superficie de 325 kilómetros cuadrados y más de 1,25 millones de habitantes.

En el barrio El Fortín, en el cruce de Ruta 3 y avenida Federico Russo, el módulo I está ya en explotación igual que otros 17 pozos en distintos puntos de La Matanza, la mayoría en Castillo y Laferrere.

En el barrio La Juanita, un equipo del Ejército trabajaba en el aseguramiento del pozo. Para evitar desmorononamientos, se preparaban para inyectar en las paredes arenosas un polímero de aspecto gelatinoso que, cumplida esa función, se autodegrada.

Sólo después iban a poder bajar los tubos de PBC de alta resistencia y 14 pulgadas de diámetro, cementarlos y aislarlos de las napas freáticas. Esta fase del trabajo se pudo observar en otro pozo, en el barrio Santa Rita.

La toma de agua del acuífero Puelche se realiza a una profundidad media de 70 metros, después de una perforación similar pero de menor diámetro que permite establecer el perfil geológico del lugar y la calidad del agua (además de servir, con el pozo ya en explotación, monitorear si esa calidad se mantiene).

En el módulo II del barrio 8 de Octubre, próximo a la estación de Rafael Castillo, los perforistas bajaban la bomba sumergible (de características acordes con cada pozo) y la manga de elevación Rylbrun, adecuada para soportar la torsión del bombeo.

A su vez, en El Fortín II seis militares completaban la obra civil (cámaras subterráneas, pilares, gabinetes, instalación eléctrica, equipamiento electromecánico, tanque de hioclorito, clorinador, etc.), a un paso de la puesta en explotación.

En el barrio San Enrique, otro equipo instalaba la bomba y el caudalímetro antes de colocar el tablero que gobernará el pozo (marcha, frenado, falla de bomba, frenado de emergencia, etc.).

Los grupos del Batallón de Ingenieros 601 trabajan en La Matanza con sus equipos de perforación y grúas de los años ´70, aunque muy bien mantenidos.

"Esto es apoyo a la comunidad pero también un adiestramiento en tareas que forman parte de la misión de la unidad para una hipótesis de guerra, asegurar el abastecimiento de agua potable a las tropas", explicó el coronel Gustavo Vidal, jefe del Batallón.

El oficial destacó la relación con los pobladores, no sólo por el reconocimiento en la inauguración de cada módulo sino por la convivencia con los perforistas militares que acampan día y noche junto a los pozos. "Nos convertimos en unos vecinos más", apuntó.

El jefe del Comando de Ingenieros, coronel Raúl Poggi, valoró la experiencia como "muy gratificante" y agregó: "No tenemos que olvidarnos que el Ejército se nutre de su pueblo".

El jefe militar añadió que en La Matanza trabajan "codo a codo con el municipio, como lo hacemos en emergencias en todo el ámbito nacional, en este caso para satisfacer una necesidad básica tan esencial como es el agua".

"Esto es lo que significa para mí utilizar todos los medios del Estado en forma inteligente, siempre en el marco legal y respondiendo a las directivas del comandante en jefe de las Fuerzas Armadas y del jefe del Estado Mayor", concluyó Poggi.


Investigaciones Rodolfo Walsh