Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar
 
El Equipo
Rodolfo Walsh
Investigaciones
Dossiers
Ideas
Claves
Directorio
Opiniones
Agencia ’ANCLA’
Otros Medios
abc1 Digital
Aportá lo tuyo!!! Tu ayuda es bienvenida...
TELESUR: Nuestro Norte es el Sur...
DIARIOS
La Nación
Clarín
La Prensa
La Razón
La Voz del Interior
Los Andes de Mendoza
Pagina/12
PROGRAMA
Spip
 
  ...tras la huella de los que entregaron la Nación...
 
Noticias breves
Ir a Noticias Breves
Procesaron a ocho represores uruguayos por asesinatos en la Argentina
 

Buenos Aires, 31 ago (Agencia Walsh) - Ocho represores uruguayos fueron procesados por la Justicia del vecino país tras encontrarlos responsable de la desaparición de al menos tres personas cometida en la Argentina durante los gobiernos dictatoriales de la década del 70. La fiscal Mirtha Guianze imputó de los delitos de violaciones a los derechos humanos a los ex militares José Gavazzo, Gilberto Vázquez, Jorge Silveira, Ricardo Arab, Juan Antonio Rodríguez Buratti, Ernesto Rama y los ex policías Ricardo Medina y Pedro Sande.

Buenos Aires, 30 de agosto de 2006 (Agencia Walsh). Una fiscal solicitó por primera vez en Uruguay el procesamiento de ocho ex militares y policías por violaciones a los derechos humanos cometidos durante la dictadura que gobernó el país entre 1973 y 1985.

La fiscal Mirtha Guianze pidió el procesamiento por los delitos de privación de libertad y asociación para delinquir de los ex militares José Gavazzo, Gilberto Vázquez, Jorge Silveira, Ricardo Arab, Juan Antonio Rodríguez Buratti, Ernesto Rama y los ex policías Ricardo Medina y Pedro Sande, con motivo de la investigación de la desaparición de tres uruguayos en la Argentina.

El juez Luis Charles, que investiga las desapariciones de los uruguayos Washington Barrios, Adalberto Soba y Alberto Mechoso, que habrían pasado por el centro de detención bonaerense Automotores Orletti, deberá resolver la semana próxima si procesa a los imputados, luego de escuchar a la defensa. Los delitos de los que la fiscal acusa a los ocho ex efectivos de la dictadura conllevan una pena de hasta 12 años.

Soba y Mechoso, del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP), desaparecieron en Buenos Aires el 26 de setiembre de 1976. Barrios, militante tupamaro, desapareció en la ciudad argentina de Córdoba en setiembre de 1974.

Las tres desapariciones fueron excluidas por el gobierno uruguayo de la Ley de Caducidad, que evitó juzgar las violaciones de los derechos humanos cometidas en Uruguay durante la dictadura, aunque excluyó los delitos con móviles económicos.

Charles también investiga un vuelo clandestino de octubre de 1976 que habría traído desde Argentina a prisioneros políticos luego desaparecidos. Este caso se unificó con la causa de Soba, Mechoso y Barrios.

Gavazzo, Vázquez, Silveira, Arab, Rama y Medina se encuentran en prisión preventiva en el marco de un pedido de extradición desde Argentina por su presunta participación en el Plan Cóndor, que coordinó la represeión entre las dictaduras de la región en los años 70.

El juez Juan Carlos Fernández Lecchini debe fallar sobre esos pedidos de extradición presentados por los jueces argentinos Guillermo Montenegro y Daniel Rafecas.

Además, fueron detenidos esta semana el ex capitan Luis Maurente y el ex suboficial Ernesto Soca, tras un pedido de captura con fines de extradición de Rafecas, en el marco de una investigación sobre la desaparición de 43 personas, en su mayoría uruguayos, que estuvieron detenidas en Autormotores Orletti.

Pedro Sande, en tanto, se encuentra preso por un delito común de peculado, mientras que la fiscal pidió la detención de Rodríguez Buratti.

Vázquez reconoció ante la justicia que el Plan Cóndor "consistía en pasarse información de un gobierno a otro de la región, producto de la lucha antisubversiva. Yo no participé de la parte operativa, de las ejecuciones, sino que me encargaba de lo intelectual, era el ideólogo".

Gavazzo, por su parte, admitió ante Charles haber sido "oficial de enlace" en Automotores Orletti, y que su tarea consistía en "intercambiar información y listas de personas".

Analistas estiman que los militares retirados uruguayos optaron por hablar ante la justicia local para ser procesados en Uruguay, evitando o demorando así su envío a los tribunales argentinos en caso de un fallo en ese sentido.

En efecto, de concretarse el procesamiento, el juez que atiende las solicitudes de extradición deberá evaluar si se trata de las mismos casos por los que se los procesa en Uruguay, y de ser así desestimaría los pedidos. De lo contrario, la extradición se produciría luego del juicio y el cumplimiento de la condena en Uruguay.


Investigaciones Rodolfo Walsh