Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar
 
El Equipo
Rodolfo Walsh
Investigaciones
Dossiers
Ideas
Claves
Directorio
Opiniones
Agencia ’ANCLA’
Otros Medios
abc1 Digital
Aportá lo tuyo!!! Tu ayuda es bienvenida...
TELESUR: Nuestro Norte es el Sur...
DIARIOS
La Nación
Clarín
La Prensa
La Razón
La Voz del Interior
Los Andes de Mendoza
Pagina/12
PROGRAMA
Spip
 
  ...tras la huella de los que entregaron la Nación...
 
Noticias breves
Ir a Noticias Breves
Para Bush, la seguridad del «mundo civilizado» depende de la victoria en Irak
 

Paris, 2 set (Le Monde, por Corine Lesnes, corresponsal en Washington) - egún un sondeo realizado hace dos semanas por el Pew Research Center, el terrorismo es el tema del cual los norteamericanos tienen el menos deseo de proponerse hablar durante la campaña de las elecciones legislativas.

A medida que se acerca el plazo de noviembre, es sin embargo, sobre este tema, que una salvaje batalla se desató entre la administración Bush y los demócratas: el terrorismo, la guerra en Irak, Irán y el Líbano, sin distinción de temas en el discurso del Presidente americano, un combate estratégico del “mundo civilizado” contra “los sucesores de los nazis, de los fascistas, de los comunistas y otros totalitarios del siglo XX ".

Para George Bush, el combate actual no es sino un conflicto militar. Se trata de la “lucha ideológica decisiva del siglo XXI ". De aquí al 19 de septiembre, fecha de su discurso en la ONU, Bush tiene la intención de aprovecharse del aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001 para mantener una serie de discursos sobre el terrorismo. Se esfuerza en convencer a la opinión pública que no hay otra política. Se trata también de re motivar a los candidatos republicanos, en un momento en que muchos evitan los afiches de campaña donde se los veía a los pies del avión presidencial Air Force One.

Bush celebró, el jueves 31 de agosto, un primer discurso en Salt Lake City delante de los antiguos combatientes de la American Legion. Si bien no concedió ningún cambio de foco, las palabras evolucionaron. No es ya más cuestión de “progreso " en Irak - el desarrollo de la batalla de Bagdad adoptada desde hace dos meses es con justicia “alentadora” -, sino de un combate donde lo que está en juego va más allá de la antigua Mesopotamia.

Vilipendiado sobre su gestión de la guerra, Bush intenta inscribir Irak en la lucha antiterrorista sobre la cual los sondeos le otorgan aún de una determinada credibilidad. “La seguridad del mundo civilizado depende de la victoria en la guerra contra el terrorismo, ha dicho. Ésta depende de la victoria en Irak. De donde los Estados Unidos no se irán antes de haber alcanzado la victoria ".

El discurso fue precedido de un ataque del Ministro de la defensa, Donald Rumsfeld, contra los partidarios de una retirada, comparándolos a los defensores del “ apaciguamiento” frente a Hitler. Los demócratas se levantaron contra estas insinuaciones. “Si Rumsfeld se atiene tanto a las comparaciones con la segunda Guerra Mundial, debería explicar porqué nuestros soldados combaten en Irak durante más tiempo que el que fue necesario a nuestras tropas para vencer a los nazis ", desafió Nancy Pelosi, responsable demócrata en la Cámara de Representantes.

Según un sondeo publicado el 23 de agosto por el Nueva York Times, un 51% de los encuestados piensan que la guerra en Irak es un fenómeno distinto de la guerra antiterrorista, un porcentaje en aumento de 10 puntos en dos meses.

Corine Lesnes
http://www.lemonde.fr/web/article/0,1-0@2-3222,36-808578@51-802140,0.html
Artículo parecido en la edición de 02.09.06


Investigaciones Rodolfo Walsh