Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar
 
El Equipo
Rodolfo Walsh
Investigaciones
Dossiers
Ideas
Claves
Directorio
Opiniones
Agencia ’ANCLA’
Otros Medios
abc1 Digital
Aportá lo tuyo!!! Tu ayuda es bienvenida...
TELESUR: Nuestro Norte es el Sur...
DIARIOS
La Nación
Clarín
La Prensa
La Razón
La Voz del Interior
Los Andes de Mendoza
Pagina/12
PROGRAMA
Spip
 
  ...tras la huella de los que entregaron la Nación...
 
Noticias breves
Ir a Noticias Breves
Brasil, Argentina y la India rechazaron el proyecto de reforma del FMI
 

Washington, 5 set (EFE).- Brasil, Argentina y la India votaron contra el proyecto de reforma del FMI pues consideraron que esta iniciativa puede disminuir, en vez de aumentar, sus respectivos poderes de decisión en la entidad, dijo Ariel Buira, secretario del G24.

Los tres países dijeron no al proyecto apoyado por el director-gerente del FMI, Rodrigo Rato, durante la votación realizada en el Consejo Ejecutivo de la organización el último jueves.

Además, 33 países se abstuvieron, entre ellos Egipto, Arabia Saudita, Malasia e Irán. El Fondo Monetario Internacional (FMI) no divulgó oficialmente los votos dados.

Según Buira, en los procedimientos del directorio, en el cual están representados los 184 países-miembro de la institución, "abstenerse es algo muy poco común y votar contra es algo extraordinario". A pesar del rechazo de los tres países, el Consejo Ejecutivo aprobó un programa de reforma que prevee un aumento inmediato del número de votos para Méjico, Turquía, China y Corea del Sur, además de una revisión posterior de la fórmula que divide el poder dentro de la organización.

"No es que los países en desarrollo no quieran la reforma, es que ésto es un engaño", declaró el mejicano Buira, que coordina el trabajo del G24, grupo al cual pertenecen Argentina, Brasil e India, así como otros países en desarrollo.

"Para que el Fondo recupere la credibilidad perdida y sea creíble, modificaciones profundas deben acontecer y no apenas cambios cosméticos", agregó. Las tres naciones se opusieron al proyecto porque, según Buira, las propuestas presentadas para la revisión de la fórmula podrían perjudicar muchos países que ya son poco representados en los órganos de decisión de la entidad.

Por otro lado, en un encuentro con un pequeño grupo de periodistas realizado hoy, Rato destacó que el proyecto de reforma recibió "más de 90%" de votos.

"Creo que hay un apoyo muy grande para esto y no apenas por parte de las Economías desarrolladas, pues 90% de los votos son votos sustanciales", dijo el director-gerente de la organización.

En conjunto, Unión Europea, Estados Unidos y Japón cuentan con más de 55% de los votos.

En su intervención, Rato resumió algunas de las ideas analizadas para modificar la fórmula.

Él explicó que algunos países con Economías grandes - Estados Unidos en especial - quieren que el Producto Interno Bruto (PIB) tenga más peso. Naciones con Economías menores, pero muy dinámicas desean que el grado de abertura del país, que es una variable muy importante en la fórmula actual, tenga un peso mayor.

Entre tanto, Buira afirmó que estos parámetros mantienen "un curso muy fuerte contra los países en desarrollo".

El G24 se opone a que medidas de abertura sean utilizadas en la nueva ecuación del Fondo, pues benefician principalmente países europeos pequeños como Bélgica o Luxemburgo, cuyo volumen de importaciones y exportaciones como porcentajes de su PIB es muy alto.

Estas naciones ya tienen una representación excesiva en el fondo, en relación al peso de sus Economías en el mundo.

Por otro lado, los países en desarrollo piden hace años, a través del G24, que la fórmula que atribuye los votos a cada país se fundamente en el PIB medido como paridad de poder de compra y no basado en la tasa de cambio de mercado, como el FMI hace actualmente.

La diferencia entre un cálculo del PIB y otro puede parecer un detalle técnico, pero los resultados son palpables.

El PIB es la suma de los precios de todos los bienes y servicios producidos en un país durante un año. Por ejemplo, la venta de una taza de café en Washington aumenta en US$ 2,40 el PIB de EEUU.

En San Pablo, una taza de café en un establecimiento similar cuesta RS$ 2, que al cambio equivale a un dólar, pero eso no significa que por causa de la venta de la misma taza EEUU sean más ricos que Brasil. De hecho, es probable que el café brasilero sea mejor.

El PIB medido como paridad de poder de compra elimina este efecto engañoso de las diferencias de precios. Según este conjunto de datos, el PIB de Brasil fue de US$ 1,556 trillones en el último año, mientras que calculado en base a la tasa de cambio sólo alcanzó US$ 618 mil millones.

Cuanto más PIB, más poder en el FMI.


Investigaciones Rodolfo Walsh