Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar
 
El Equipo
Rodolfo Walsh
Investigaciones
Dossiers
Ideas
Claves
Directorio
Opiniones
Agencia ’ANCLA’
Otros Medios
abc1 Digital
Aportá lo tuyo!!! Tu ayuda es bienvenida...
TELESUR: Nuestro Norte es el Sur...
DIARIOS
La Nación
Clarín
La Prensa
La Razón
La Voz del Interior
Los Andes de Mendoza
Pagina/12
PROGRAMA
Spip
 
  ...tras la huella de los que entregaron la Nación...
 
Noticias breves
Ir a Noticias Breves
Acuerdo de paz entre el Gobierno paquistaní y los rebeldes pro talibanes
 

Paris, 5 set (Le Monde) - Las autoridades paquistaníes anunciaron, el martes 5 de septiembre, la conclusión de uno “acuerdo de paz” firmado con los militantes islamistas pro talibanes de la zona tribal paquistaní fronteriza de Afganistán, destinada a poner un término a más de dos años de desordenes.

JPEG - 10.5 KB
En abril de 2004, aproximaciones ya habí­an tenido lugar entre el Gobierno y los rebeldes. Aquí­, el jefe tribal Maulvi Abbas ofrece una edición del Corán al general Safdar Hussein.

“Es un éxito enorme, es muy bueno para la paz en la región ", se felicitó Qazi Ejaz Ahmed, el portavoz del Gobierno paquistaní en Peshawar, la gran ciudad del noroeste de Pakistán del que depende la zona tribal autónoma.

Un medio millar de miembros de las tribus locales asistió a la firma de este acuerdo, en Miranshah, la principal localidad del distrito de Nord-Waziristan, donde el ejército paquistaní ha llevado intensos combates, este año, en el marco de la lucha antiterrorista.

Desarme o expulsión de los activistas extranjeros

Los militantes islamistas habían decretado un alto el fuego en el mes de junio pero varias semanas de negociaciones llevadas por asambleas tradicionales – jirgas – fueron necesarias para llegar a este acuerdo, que implica, además de a la administración local y a los representantes de los militantes islamistas, a responsables religiosos y a jefes de tribus locales.

Según el mollah Nek Zaman, un cargo electo local que participó en los debates, el acuerdo prevee, en particular, que los militantes cesen sus ataques contra las fuerzas paquistaníes y a las autoridades civiles. Implica también el desarme o la expulsión del Nord-Waziristan de los militantes extranjeros. Los rebeldes basados en Waziristan habían pedido el permiso para viajar libremente a Afganistán con el fin de sostener la “guerra santa” de los talibanes, pero se rechazó esta petición. “Fuera para el comercio, a nadie se autorizará a viajar a Afganistán para a cabo llevar ataques”, confirmó Nek Zaman.

Puerta de salida honorable

Como contrapartida, el Gobierno ha aceptado pagar indemnizaciones a los miembros de las tribus víctimas de las operaciones militares de estos últimos meses. Se liberarán a las personas detenidas durante estas operaciones militares, y se devolverán los bienes confiscados, incluidas las armas. Las fuerzas paquistaníes aceptaron también levantar algunos de sus bloqueos y no llevar a cabo más operaciones militares, en particular, ataques aéreos, sin la previa consulta a las autoridades tribales locales.

Para algunos analistas, la celebración de este acuerdo constituye una puerta de salida honorable para el Gobierno paquistaní, después del fracaso de su estrategia militar. Consideran por otra parte que será difícil que el Gobierno paquistaní supervise su aplicación.

El anuncio de la celebración del acuerdo se produce la víspera de una visita a Afganistán del Presidente paquistaní, el general Pervez Musharraf, constantemente acusado por Kabul de no hacer lo bastante para impedir las incursiones de militantes pro talibanes a través de la porosa frontera de la zona tribal.


Investigaciones Rodolfo Walsh