Página Principal
Página Principal Mapa del Sitio Resumen del Sitio Contactanos Suscribite a nuestro boletín informativo Página Principal
Buscar
 
El Equipo
Rodolfo Walsh
Investigaciones
Dossiers
Ideas
Claves
Directorio
Opiniones
Agencia ’ANCLA’
Otros Medios
abc1 Digital
Aportá lo tuyo!!! Tu ayuda es bienvenida...
TELESUR: Nuestro Norte es el Sur...
DIARIOS
La Nación
Clarín
La Prensa
La Razón
La Voz del Interior
Los Andes de Mendoza
Pagina/12
PROGRAMA
Spip
 
  ...tras la huella de los que entregaron la Nación...
 
Noticias breves
Ir a Noticias Breves
Paro opositor genera polarización en Bolivia
 

La Paz, 7 set (PL) - La polarización acentuada por un paro regional opositor tiende a acrecentarse hoy en Bolivia, tras fracasar los intentos de impedir el avance de la Asamblea Constituyente por parte de fuerzas conservadoras que organizan la huelga para mañana.

Dicha huelga no impidió que la Asamblea prosiguiera el proceso de aprobación de su reglamento, cuyo índice de temas del texto fue aprobado por 141 votos a favor, seis en contra y ocho abstenciones.

La Asamblea, cuya sede es la sureña ciudad de Sucre, tiene pendiente un debate sobre los artículos del texto, que establece que la Carta Magna será aprobada en última instancia por dos tercios de votos y, de no alcanzar esta mayoría, se someta a un referendo.

Con el fin de evitar el empantanamiento o el bloqueo de la Constituyente por cuenta de la minoría, el reglamento plantea que cada artículo de la nueva Constitución será aprobado por mayoría absoluta, es decir por la mitad más uno de los asambleístas.

Ante la aprobación del índice, el jefe de la bancada del principal grupo opositor, Poder Democrático Social (Podemos), Rubén Darío Cuéllar, acusó a gritos de ilegalidad a la decisión mayoritaria e insistió en la exigencia de que todas las decisiones de la Constituyente deben aprobarse por dos tercios.

Ese reclamo es invocado por los comités cívicos de los departamentos de Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando, para el paro de mañana, parte de una conspiración derechista para hacer fracasar a la Asamblea, según el gobierno.

La presidenta de la Asamblea, Silvia Lazarte, emplazó a Cuéllar a reflexionar y evitar un tumulto como el provocado por Podemos la semana pasada, en el cual el jefe de la bancada del MAS, Román Loayza, sufrió una caída que lo dejó en estado de gravedad.

Aunque los disturbios no se repitieron, los representantes de Podemos insistieron ayer en sus actitudes hostiles a la mayoría y abandonaron otra vez la sala, sin participar en la votación.

Mientras la Asamblea sesionaba, grupos de sindicalistas, campesinos y otros sectores llegados a Sucre para ejercer vigilancia popular sobre la Asamblea, se congregaron frente a la sede del foro y corearon lemas de defensa de la reunión y de rechazo a la derecha.

De otro lado, la Central Obrera Boliviana (COB) celebró una asamblea nacional en la que rechazó el paro por ser una medida oligárquica para dividir al país, y respaldó a la Constituyente frente a lo que considera una provocación oligárquica y divisionista.

La Confereración Sindical Campesina adoptó similar posición y advirtió que los trabajadores responderán a eventuales agresiones de grupos de choque preparados por los partidos tradicionales y las organizaciones regionales para respaldar la protesta.

El vicepresidente, Alvaro García, llamó a "garantizar la alianza de los trabajadores, indígenas y campesinos, pero también de las clases medias, como garantía para aislar y derrotar a los sectores ultraconservadores, retrógradas, separatistas y golpistas".

Pidió recoger las lecciones de la historia y recordó que el rebelde anticolonialista indígena Túpac Katari fue derrotado por perder su alianza con los mestizos y que el gobierno centro-izquierdista de Hernán Siles Zuazo (1982-85) fracasó no sólo por la acción de la derecha, sino también por la división.


Investigaciones Rodolfo Walsh